SANTIAGO NIETO Y LA “CASA LIMPIA”

El Doctor Santiago Nieto habló sin tapujos lo mismo del diezmo priísta que de los moches panistas ante representantes de todos los partidos. FOTO: FERNANDO VENEGAS RAMÍREZ

Sergio Arturo Venegas Ramírez

El estacionamiento de la Universidad Marista era insuficiente para los asistentes a la conferencia del queretano distinguido y los estudiantes que diariamente asisten en auto a clases: 400 cajones ocupados y la gente sigue llegando.

—Oiga, yo tengo examen, comenta una joven al policía que por goteo deja pasar vehículos.

— Lo siento, responde seco.

Son las 17:00 horas y el Zar Antilavado está por llegar.

Viene por tierra desde el zócalo de la Ciudad de México. Salió del edificio de la Corte a las 14:00, tras acompañar a su paisano, Arturo Zaldívar en su informe como presidente del Poder Judicial.

En este Querétaro barroco no sorprende lo variado y mezclado del auditorio.

Las diputadas locales de Morena y del PES, Paloma Arce y Elsa Méndez, respectivamente.

Izquierda y ultraderecha. Ambas escuchan al jefe de la Unidad de Inteligencia Financiera, Santiago Nieto, hablar de los casos Odebrecht y Lozoya.

También, por allá, la petista Mireya Fernández escucha al ponente platicar del huachicol y el cártel Santa Rosa de Lima.

El presidium es compartido por Santiago con catedráticos y directivos maristas. Destaca Jaime Nieto Ramírez, ex alcalde de San Juan del Río y padre del ponente:

—Descansé cuando Santiago dejó la FEPADE. Y ya ves ahora, comenta a un amigo.

Diezmos, moches, lenguajes priístas y panistas son diseccionados por Santiago Nieto, que acelera la lectura de su discurso.

Va colgado para la presentación de un libro, programada a las 18:00 horas. Faltan 20 minutos y sigue hablando.

No dará tiempo para entrevistas, dice uno de sus colaboradores.

Cada quien su chamba. Los reporteros lo miden y esperan a la salida. Concluye la conferencia del funcionario federal, titulada La Casa Limpia.

Y a correr, porque Santiago Nieto salió por otra puerta.

Gajes del oficio.

Comentarios

Comentarios