Que no hay detenidos políticos dice Pancho

FOTO: ARCHIVO
FOTO: DANIEL PEÑA

Luego de que el pasado lunes, el activista social Jerónimo Sánchez Sáenz fue arrestado por el delito de motín agravado, luego de que la Fiscalía General del Estado de Querétaro implementara una orden de aprehensión emitida por un juez penal, el gobernador Francisco Domínguez Servién aseguró que en Querétaro, no hay detenidos políticos.

Lo anterior lo respondió el Gobernador al preguntar su opinión al respecto de la declaración de activistas, en particular del sacerdote y activista Alejandro Solalinde, quien asegura que dicha detención constituye un acto de represión política.

“Ustedes acuérdense que la fiscalía es autónoma y lo que sé, es que la Fiscalía lo detuvo por motín y si lo hicieron deben tener ahí las pruebas porque en Querétaro no hay detenidos políticos”.

Lo mismo reconoció el Gobernador, que la Fiscalía General del Estado fue la encargada del proceso de investigación del maestro quien fue detenido, de acuerdo con esta dependencia, por el delito de motín y pese a la autonomía de la Fiscalía, el estado pediría se investigue cualquier delito de motín ya que no se permitirá que se vaya en contra de la ley, sea quien sea.

“Cuando nos damos cuenta que hay motín aunque sea la autonomía de la Fiscalía, nosotros mismos pedimos que se averigüe e investigue, y sí, no vamos a permitir que nadie haga un motín, eso es contra la ley”.

Si bien, cabe señalar que fue el pasado lunes que  los maestros Sergio Gerónimo Sánchez Sáenz y Carlos Aldana, fueron detenidos acusados de motín agravado y resistencia de particulares; ambos profesores son conocidos por su actividad política e incluso, Sánchez Sáenz fue detenido en 1998 por presuntamente atacar el autobús en el que viajaba el ex presidente Ernesto Zedillo.

La detención sucedió en las propias oficinas de la Fiscalía General de la entidad, cuando Sánchez Sáenz se presentó a ver el caso de otra persona.

En el pasado, Geros, como se le conoce, fue encarcelado por sus actividades políticas, cuando era parte del Frente Independiente de Organizaciones Zapatistas (FIOZ), vinculado al EZLN.

En aquel entonces, lo condenaron a 14 años de prisión, pero en obtuvo su libertad en 2003.
Compañeros de Sánchez Sáenz y Carlos Aldana hicieron un pronunciamiento en el que señalan que fue por órdenes del estado de Querétaro, Francisco Domínguez Servién, quien focalizándose contra los movimientos sindicales y sociales de manera autoritaria, ejecuta otro caso más de represión y por motivaciones políticas.

POR: DANIEL PEÑA

Comentarios

Comentarios