Desespera a queretanos el tráfico de Constituyentes

Por el momento, las obras se realizan frente a la Universidad Cuauhtémoc, y lo que prepocupa es el carril para el transporte público FOTO: VÍCTOR POLENCIANO
Por el momento, las obras se realizan frente a la Universidad Cuauhtémoc, y lo que prepocupa es el carril para el transporte público
FOTO: VÍCTOR POLENCIANO

Preocupa a ciudadanos y automovilistas la logística con la que va a operar el transporte público del carril confinado en Constituyentes en su entronque con el Camino Real de Carretas, lugar donde estará el retorno de el Eje Constitución de 1917.

Si bien los 26.4 kilómetros totales de la vialidad que está siendo intervenida desahogarán una buena parte del tráfico en la arteria vial, no queda claro para una gran mayoría de personas cómo será el sistema que se utilizará para permitir la vuelta de los autobuses y cómo se evitará el embotellamiento en la zona que ya de por sí es complicada.

“Si a veces nos hacemos hasta 40 minutos en salir o entrar aquí en horas pico, ahora con esta reducción y los camiones y todo eso, cuánto más vamos a tardar en pasar. Yo creo que más que resolver, va a complicar las cosas”, señaló Arturo Hernández, quien diariamente baja a la zona Centro por Avenida Constituyentes para ir a su trabajo.

El carril confinado va por la parte central de la avenida, es decir, pegado al camellón de separación, sin embargo, pasando Bernardo Quintana en el primer retorno para regresar a Constituyentes está trazada la curva de concreto hidráulico para que pasen las nuevas unidades, hasta llegar a lo que sería el primer troncal a la altura de la Universidad
Cuauhtémoc.

“Imagínese si con las obras ya hay tráfico, sobre todo después de las 6:00 de la tarde, como se va a poner después que ya esté funcionando. Ojalá que sepan resolverlo bien para que luzca el Metrobus”, dijo Ana Gloria Tejeda, quien vive en la zona habitacional de El Marqués.

Cabe señalar que hace cerca de tres meses, vecinos de El Mirador y Milenio III principalmente denunciaron el cuello de botella que se hace en la avenida que conecta con Querétaro, que provoca un tráfico de más 3 kilómetros donde los autos tardan hasta 40 minutos para salir del caos vehicular.

 

Víctor Polenciano

Comentarios

Comentarios