Wilbert Torre

SERENDIPIA

Los desiertos de Sonora

La forma de acercarse de Paty Godoy (Sonora, 1982) a la literatura de Roberto Bolaño es un viaje distinto y una forma diferente de leer Los detectives salvajes y de leer a Bolaño.

A través de su historia personal, Godoy hace su propia lectura y no precisamente con un libro físico: sigue las andanzas del escritor y se sorprende cuando supo que nunca piso su tierra y que casi todo lo escribió con la imaginación.

Casi, porque aquí entra en juego otro protagonista usualmente desconocido detrás del célebre libro de Bolaño: el Atlas de Sonora, obra del profesor Julio Montané y una fuente central de inspiración para Bolaño en su retrato de los desiertos de esta parte del mundo.

En 2010 Paty Godoy se preparaba para viajar a Barcelona mientras terminaba de leer el último capítulo de Los detectives salvajes. Es la parte que Bolaño dedica a los desiertos de Sonora. Sus personajes viajan a las montañas ocres y Bolaño hace un registro extraordinario y verosimil sobre esta geografía.

“Me sorprendió mucho saber que Bolaño no conoció Sonora y me quedé con la inquietud de por qué había elegido estos desiertos para sus personajes. De ahí viene el desarrollo de este proyecto sobre la obra de Bolaño, en distintas plataformas”, dice Godoy, directora del documental interactivo.

Se trata de un proyecto cultural y editorial transmedia internacional 360 grados, que consta de un libro-revista editado en España en formato digital y en papel próximamente en México, y un documental interactivo, Los desiertos de Sonora, que se estrenará en la Ciudad de México. Otra parte del proyecto es una exposición audiovisual interactiva, en 2019.

Lo llamaron transmedia porque es una historia que se despliega en diferentes plataformas. En el caso de Los desiertos de Sonora es un libro en el que un grupo de escritores ensayan alrededor de la idea de los desiertos en la obra de Bolaño.

El libro es una compilación de ensayo y crítica literaria y tiene fotografías del artista sonorense Miguel Fernández de Castro, con una mirada especial sobre el desierto. En el texto participan Jorge Carrión, Sergio González Rodríguez –conoció el proyecto y lo emocionaba mucho–, Oscar Martínez, Diego Osorno, Bruno Montané, Rodrigo Fresán, Rivera Garza y Juan Villoro.

El libro fue presentado el año pasado y es el turno del documental interactivo, un viaje que Godoy narra en primera persona porque es originaria de los desiertos de sonora.

“Era un viaje de regreso a mi tierra acompañada por los Detectives Salvajes y por ese Atlas de don Julio Montané que llegó a Bolaño y fue una parte íntima del proceso de escritura. El Atlas fue una ventana para ampliar el espacio literario que Bolaño creaba alrededor de sonora y los desiertos”, dice Godoy.

En el documental, Godoy juega con la música norteña y los sonidos del desierto, del mar y de los animales.

“Es un viaje literario y sentimental en el que utilizo referencias del libro y también está presente el Atlas y su papel en la obra de Bolaño como un objeto valioso. El Atlas está presente a través de un amplio compendio de dibujos e información geográfica de Sonora que se publicó hace años aquí por el gobierno del Estado”

Al Atlas de Montané se imprimió en el gobierno de Manlio Fabio Beltrones para obsequiarlo como un regalo especial. El Atlás se quedó perdido y una de las intenciones de Godoy es rescatar el valor del libro.

La directora Paty Godoy presentará su documental Los desiertos de Sonora el próximo 5 de julio en el Centro Cultural España del Centro Histórico. Una navegación guiada llevará a los asistentes a sumergirse en una experiencia interactiva y un viaje por los paisajes de Sonora y sus desiertos.

Comentarios

Comentarios