VIAJE CON PASTAS, MOTA Y ALCOHOL

¡Queremos rock!: Encantado, Luis Bernardo Nava, escucha a Alex Lora con la versión qrobusera de su “Terminal del ADO”, interpretada en la nueva y deficiente línea de transporte local. FOTO: REDES

COLUMNA PLAZA DE ARMAS

El montaje del QROBÚS, mota, pastas y alcohol

Empanizado: Sabino

  • Se suelta el pelo Luis Bernardo Nava
  • Misma estrategia de Marcos Aguilar
  • Licencia para matar en Querétaro
  • Premio de Transparencia a Capital

POR: SERGIO ARTURO VENEGAS RAMÍREZ

¡Queremos rock!: Encantado, Luis Bernardo Nava, escucha a Alex Lora con la versión qrobusera de su “Terminal del ADO”, interpretada en la nueva y deficiente línea de transporte local. FOTO: REDES

¡Que viajesote!

unos días de haber lanzado el sistema de transporte metropolitano en la capital queretana y ante las críticas de los usuarios por el caos generado ante la implementación del llamado Qrobus, el responsable del programa (y aspirante a la alcaldía de Querétaro) Luis Bernardo Nava, contactó al rockero Alex Lora y a su banda para que se subieran a uno de los nuevos camiones y montarán un “inesperado” y “sorpresivo”  show.

Salieron caminando del Sanborn’s de Constituyentes, en Querétaro, rodeados por fotógrafos, reporteros y espontáneos, ante la mirada de automovilistas atrapados en el caos vial.

En pleno Constituyentes y Vizcaínas (Estación Carretas) , abordaron uno de los autobuses y partieron con una veintena de “usuarios”. Esto, después de varios intentos de pasar el torniquete que no reconocía las tarjetas de prepago entregadas por asistentes de Nava.

Ya en el viaje de unos cuantos kilómetros, el autor del Niño sin Amor, preguntó cómo se llamaba el camión:

-Qrobús, respondió solícito el panista.

Y Lora se arrancó con su clásica canción “Terminal del ADO”.

Sentado, guitarra en mano y lentes oscuros con formas sicodélicas, ya entonados (es un decir) Alex Lora y Luis Bernardo modificaron la letra para promocionar el nuevo transporte:

-“Estoy esperando mi camión en el terminal del Qrobus… Quiero que me lleve muy lejos, muy leeeeejos de aquí (nada de que “a la chingada de aquí)…”.

Luis Bernardo, panista de prosapia, aplaudía y coreaba. Se veía excitado, emocionado, pensando en el crecimiento automático de su popularidad, de cara al proceso interno del PAN, que hoy va perdiendo.

Y pues como para este tipo de políticos más vale un voto que la ideología, doctrina y ética, se soltó el cabello y coreó con Lora:

-“No me consuela ni la mota ni las pastas ni el alcohol…”.

Ni modo, con tal de quedar bien, el Jefe de la Oficina Gubernamental de Francisco Domínguez Servién hizo apología del consumo de drogas. Populismo total.

Ya encarrerados, Lora exigía: Que se oigan esas pinches palmas.

Y los pasajeros, Nava incluido, celebraban las puntadas del rockero que lo mismo le canta a la Selección, al gobierno, a los migrantes, a Fox y a Peña, que a la Virgen o las drogas.

-“Ahhh, yeeee. Yeaa, yeeeeeee”.

Éxtasis.

Una decena de fotógrafos y reporteros captaron la “espontánea” aparición de Lora que, ahora dicen los voceros del gobierno, no cobró. Resulta que Luis Bernardo supo que estaría firmando autógrafos en Sanborn´s y lo buscó para echarse un palomazo. Bueeeno.

El miniconcierto para promover el sistema de transporte, duro –diría Sabina- lo que duran dos peces de hielo en un güisqui ond the Rocks, y el veinte se acabó llegando a la Estación San Francisquito.

-“No me consuelan las drogas ni las pastas ni el alcohol”, seguían cantando los pasajeros en el viaje patrocinado por Luis Bernado Nava con destino a Centro Cívico.

En la estrategia a todas luces mediática, Luis Bernardo y Lora se dieron un baño de pueblo que duró cinco minutos.

Al final, guitarra en mano, el cantante y el funcionario se despidieron de la gente, abordaron las camionetonas que los esperaban frente a la Estación San Francisquito  y se fueron.

Se retiraron, como dice la Terminal del ADO, “muy lejos y a la ‘fregada’ de aquí”.

Así es la desesperación en la política… y el rock.

PD: Este miércoles volvió la cruda y no precisamente por las pastas y el alcohol. Es porque los problemas en rutas, horarios y acceso a las estaciones, siguen igual o pero.

¡Y que viva el rock and roooooll!

-ÓIDO EN EL 1810-

Iguales.

Cuando la crisis por las obras del centro histórico de Querétaro, que incluyeron cierre de calles, desalojo de personas y daño al patrimonio de la Humanidad, el alcalde Marcos Aguilar regaló (con dinero del pueblo) dos conciertos de Café Tacvba.

Pan y circo para que la gente de olvidara del pésimo papel de la autoridad. No sirvió. Los conciertos se llenaros, Tacvba criticó al gobierno y la gente sigue mentando madres.

Igual que con el Qrobús y Alex Lora.

-¡PREEEPAREN!-

Licencia para matar.

Cada que se cometen delitos de alto impacto, particularmente ejecuciones o robos con violencia, la Fiscalía del Estado ha asumido la estrategia de etiquetar a víctimas o victimarios como “vecinos” del estado tal, con antecedentes penales y que generalmente iban de paso o recién habían llegado a vivir a estas tierras.

Intentando así, dar la imagen de que los crímenes son por motivos ajenos a Querétaro y por tanto no nos afectan.

Cuidado, porque al querer evader con estas acciones su responsabilidad, las autoridades crean también la percepción de que mientras esto suceda entre fuereños, no hay problema ni nos afecta. Pasen pues, señores criminales.  Esta es su casa. Pero no hagan tiradero.

Porca miseria.

-¡AAAPUNTEN!-

Bipolarismo.

Coincido con Jorge Luis Palacios de la Vega: Dos comités de Morena en Querétaro dicen el bueno, dos sindicatos de académicos en la UAQ también y dos colegios de abogados litiagantes (del de Calixto se renueva hoy). Algo está pasando.

Como dijo aquél…

¿Quién me ha robado mi cerdo?

-¡FUEGO!-

¿Van a creer?

Premio a la Innovación en ¡Transparencia! 2017 recibió el alcalde vendedor Marcos Aguilar Vega de parte del Instituto Nacional de ¡Transparecia!, Acceso a la Información y Protección a Datos Personales.

¡Porca Miseria!

Personajes: Nuestro compañero Álvaro Rico, miembro del jurado del Salón de la Fama del Futbol, con el búlgaro Hristo Stoichkov (bota de oro en el mundial 1994) en la fiesta de inducción de la Séptima Elección, en Pachuca, Hidalgo. FOTO: ESPECIAL
Pueblo bicicletero: Así ve Raúl Mendoza -y nosotros también- al alcalde vendedor Marcos Aguilar Vega con su ciclovía que ha empeorado la movilidad (¿?) de los queretanos. Negocios son negocios. ¿A poco no?. FOTO: ESPECIAL

Comentarios

Comentarios