No usaron recursos de Unesco

POR: REYNA PAZ AVENDAÑO / CRÓNICA

Xochimilco, Querétaro y Zacatecas son las Ciudades Patrimonio reconocidas por la Unesco que no ejercieron en 2016 los 15 millones de pesos que anualmente el Gobierno Federal les asigna a cada una para conservar su denominación internacional. Los motivos: cambios de administración o porque los Gobiernos locales no entregaron proyectos, es por eso que la Comisión Especial para el Patrimonio Cultural de México de la Cámara de Diputados busca recuperar esos 45 millones de pesos para que se apliquen.

“Hubo una liberación de recursos en 2016 que no se aplicaron porque a las ciudades les faltaban algunos proyectos, entonces lo que vamos a hacer es ir al Fondo Nacional para la Cultura y las Artes (Fonca) para que las ciudades patrimonio puedan ejecutarlos”, comentó a Crónica la diputada Rosalinda Muñoz Sánchez, y explicó que hasta el año pasado esos 15 millones de pesos se ejecutaban bajo lineamientos establecidos por el Fonca, pero a partir de 2017, se administrarán mediante el INAH.

-¿Por qué no se entregaron esos 45 millones de pesos?

-En este ejercicio 2017, lo que se trató de hacer por petición del Ejecutivo es que las ciudades patrimonio conservaran su mismo techo presupuestal: 15 millones de pesos para cada ciudad, pero la situación es que en 2016 el Fonca era el encargado de dar los lineamientos y el seguimiento a los proyectos que entregaba cada ciudad patrimonio, pero por alguna circunstancia en Querétaro, Zacatecas y Xochimilco, sus proyectos se quedaron en stand by.

“Lo que vamos a hacer es retomar sus propuestas para ver si existe la oportunidad de que puedan aplicar sus 15 millones de pesos, de lo contrario se perderán”, destaca la diputada priista.

Ese dinero retenido se etiquetó a través del Presupuesto de Egresos de la Federación y de acuerdo con Muñoz Sánchez es un recurso que debe invertirse en la mejora, preservación y conservación del atractivo cultural que hizo que la Unesco fijara la denominación ciudad patrimonio, por ejemplo, a las chinampas en Xochimilco o a las construcciones de cantera rosa y la traza colonial del Centro Histórico de Zacatecas.

-¿Esos 45 millones de pesos no se han gastado?

-No se aplicó el dinero ni lo recibieron las ciudades patrimonio, porque el procedimiento era que una vez que lo validara el Fonca, éstos se aplicaran. El dinero sigue ahí y sin utilizarse.

-¿Cómo se recupera ese dinero?

-Tenemos que hablar con los municipios. Estamos prácticamente en marzo, a tres meses después de la terminación del ejercicio fiscal… sé que a nivel de presidencia municipal, la gestión de recursos es muy difícil para dejarlos perder, en el caso de Zacatecas hubo cambio de gobierno y no se aplicó el dinero, pero desafortunadamente cuando hay un cambio de color, estos proyectos se ven como algo partidista. Pero estamos tratando de recuperar ese dinero para que las ciudades se embellezcan.

Este año, indica, los Gobiernos locales ya entregaron proyectos para aplicar los 15 millones de pesos correspondientes a 2017, los cuales, en su mayoría tiene que ver con restauración de monumentos históricos, razón por la que el Fonca dejará de tener injerencia y ahora, el INAH se encargará de evaluar y corregir los proyectos.

“El INAH a través de su dirección de patrimonio cultural será la encargada de evaluar esos proyectos y consideró que es lo más adecuado porque todo trabajo relacionado a ciudades patrimonio tiene que ver con el INAH porque implica conservación y restauración de monumentos. Entonces si los gobiernos locales van desde el inicio de la mano del INAH, no tendrán ningún contratiempo en la entrega de recursos como sucedió con el Fonca”.

Obras no culturales

Con la inclusión del INAH, asegura Muñoz Sánchez, se revisará que los recursos se destinen a obras relacionadas con el patrimonio y no con obras de otra índole.

“Cuando una ciudad es declarada ciudad patrimonio, es por un determinado punto, entonces queremos partir de que dentro del plan de trabajo que entregue cada ciudad patrimonio, ese punto sea el motivo de restauración para que tenga una mayor visita y después se empiece a restaurar los alrededores de ese punto”.

Por ejemplo, si una ciudad patrimonio fue declarada por determinado templo, primero se debe restaurar el templo y después las banquetas, “porque desgraciadamente los alcaldes reparan primero lo más vistoso: las calles, banquetas, estacionamientos y dejan al último el tema de por qué esa ciudad es patrimonial”.

-¿Qué pasa con las ciudades que tienen dos registros pero se consideran una sola ciudad, como Xochimilco y el Centro Histórico de la Ciudad de México?

-Se divide el recurso. Xochimilco recibe 7.5 y la Ciudad de México, los otros 7.5 millones de pesos, lo mismo pasa con Guanajuato y San Miguel de Allende.

“Pero en Xochimilco se denominó ciudad patrimonio por las chinampas, pero los alcaldes anteriores presentaron proyectos para adoquinamiento de las calles y nada para las chinampas. Xochimilco ha tenido muchos problemas porque los recursos los destinan a otras cosas que no son las chinampas, entonces se les han retenido sus recursos”.

-¿Es posible separar el registro de estas ciudades?

-Sería lo ideal porque fueron denominadas por distintas razones, por ejemplo Tlacotalpan que es un pueblo chico, recibe 15 millones y Xochimilco que es más grande recibe 7.5, entonces a petición de todas las ciudades, se acordó que vamos a solicitar (ante Unesco) que se haga una división y se consideren como municipios diferentes.

Comentarios

Comentarios