TRUMP CONTRAATACA: COHEN MIENTE

El presidente de EE UU niega su implicación en el caso de financiación ilícita, nacido a raíz del acuerdo con mujeres para callar sobre las relaciones sexuales con el republicano.
El presidente de EE UU niega su implicación en el caso de financiación ilícita, nacido a raíz del acuerdo con mujeres para callar sobre las relaciones sexuales con el republicano.
“¡Si alguien está buscando un buen abogado, sugiero que no contrate los servicios de Michael Cohen!”. El presidente de EEUU, Donald Trump, ha amanecido en Twitter con un contraataque hacia quien fuera uno de sus más estrechos colaboradores, su abogado Michael Cohen que el martes se declaró culpable de los cargos de fraude bancario, fraude fiscal y violaciones a la ley de financiación de campañas políticas.
Por el camino, Cohen ha implicado a Trump, que según él le ordenó cometer un delito y comprar el silencio de dos mujeres, que dijeron que habían mantenido relaciones con el presidente, antes de las elecciones presidenciales de 2016. El abogado reconoció haber gestionado antes de las elecciones dos pagos, de 150.000 y de 130.000 dólares, a mujeres que aseguraban haber mantenido relaciones con el entonces candidato republicano a la Presidencia.
El letrado asegura que actuó “bajo dirección del candidato” y “con el objetivo principal de influir en las elecciones”, de forma que implica explícitamente a Trump en estos delitos. Aunque los documentos judiciales no identifican a las mujeres, todos los detalles coinciden con los casos de la ex modelo de Playboy Karen McDougal y de la actriz porno Stormy Daniels. Su declaración de culpabilidad no implica, sin embargo, que Cohen vaya a cooperar con las autoridades, ni que tenga que aportar información al consejo que examina las posibles injerencias de Rusia en la campaña de 2016.
En caso de que, finalmente, Cohen aceptara cooperar en la investigación contra el presidente, el fiscal encargado del caso de las injerencias rusas Robert Mueller, ex director del FBI, podría concederle una reducción de la condena.
“Me siento fatal por Paul Manafort y su maravillosa familia”, ha continuado tuiteando Trump, en referencia a su ex jefe de campaña, que ha sido declarado culpable de ocho cargos de fraude fiscal y bancario. “‘La Justicia’ ha tomado un caso de evasión fiscal de hace 12 años, entre otras cosas, ha aplicado una tremenda presión sobre él y, a diferencia de Michael Cohen, él [Manafort] renunció a ‘romperse’: inventar historias para obtener un ‘acuerdo’. ¡Todo mi respeto hacia un hombre tan valiente!”.
“Un gran número de cargos, diez, ni siquiera han podido ser probados en el caso de Paul Manafort”, ha continuado en una sucesión de tuits el presidente de EEUU, que ha calificado el asunto de “caza de brujas”. Pero la cosa no ha quedado ahí, y sus acusaciones se han extendido a su antecesor en el cargo: “Michael Cohen se ha declarado culpable de dos cargos de violación de la financiación de campaña que no son delito. ¡El presidente Obama realizó una gran violación de la financiación en su campaña, y se arregló rapidamente!”.
Sin embargo, tanto Cohen como los fiscales estuvieron de acuerdo en que sí era un delito, según informa Reuters, ante la acusación de Trump de la que no aporta ninguna evidencia. En este sentido, la campaña de Obama de 2008 pagó una multa de 375.000 dólares en 2013 al infringir normas electorales por contribuciones hechas 20 días antes de los comicios, que debieron ser informadas dentro de las 48 horas. Mientras que las contribuciones ilegales de Cohen a la campaña incluyeron pagos secretos que hizo en nombre de Trump durante la campaña de 2016 a dos mujeres que afirmaron haber tenido relaciones extramatrimoniales con el candidato republicano, informa AFP.
Cohen no aceptaría el indulto presidencial
En una ronda de entrevistas televisivas un día después del revuelo por el acuerdo, el abogado de Cohen, Lanny Davis, ha asegurado que su cliente no aceptaría un indulto presidencial, informa Reuters. “No quiere nada de Donald Trump”, ha subrayado el letrado, que asegura que el otrora estrecho colaborador del presidente no quiere tomar parte en lo que considera “un abuso del poder de clemencia”. Cohen, además, habría puesto en duda la capacidad de Trump para el puesto y su lealtad hacia EEUU.
Cohen ha sido durante muchos años la persona encargada de solucionar los problemas de Donald Trump. Su lealtad, ahora rota, era tal
que llegó a afirmar que “recibiría una bala” por el presidente.
ELMUNDO.ES

Comentarios

Comentarios