Trabaja IMSS con los familiares de diabéticos

FOTO: IMSS
FOTO: IMSS

Trabaja el Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS) con pacientes diabéticos y sus familiares con pláticas informativas prevenir cualquier complicación como el pie diabético, la neuropatía, la retinopatía o la nefropatía, por mencionar algunos.

A través del programa DiabetIMSS, que está formado por las especialidades de Medicina Familia, Estomatología, Nutrición, Psicología y Enfermería, es como el organismo de salud trabaja con aquellos que también son parte importante de la enfermedad: la familia, pues juegan un rol importante en el tratamiento de los pacientes.

En palabras de la doctora Elvina Trinidad Calvillo Tinoco, médico encargada del módulo en la Unidad de Medicina Familia (UMF) Número 13 donde son atendidos más de 500 personas, DiabetIMSS es una estrategia educativa dirigida a pacientes con el padecimiento y sus familiares con la que se busca, además de los cuidados generales, realizar planes alimenticios que prevengan problemas y mantengan estables a los pacientes.

Mencionó que desde el inicio de la enfermedad los familiares son invitados a las pláticas de orientación, sin embargo, muchas veces no asisten por cuestiones de tiempo, dejando al paciente solo y con ello provocando que la estrategia no impacte de la manera planteada, siendo el más afectado el paciente porque no se le proveen de los cuidados debidos.

A pesar de ello, los resultados que se están teniendo son positivos, pues se ha logrado que los pacientes logren un cambio radical en sus vidas y con ello un mejor control de la enfermedad durante el primer año de esta orientación.

Para poder formar parte de este programa integral de orientación y cuidados, se debe recibir una valoración del Médico Familiar, quien determinará si es candidato a recibir el apoyo. Para ello el paciente no debe tener alguna complicación por la enfermedad, tener la disposición de trabajar, contar con una red de apoyo de familiares que le asistan en las sesiones. No importa la edad del paciente ni el tiempo que tenga con la enfermedad.

POR: VÍCTOR POLENCIANO

Comentarios

Comentarios