Subirán a Cabildo nuevo reglamento taurino

Con el nuevo reglamento, plazas como la de Juriquilla se convertirán en sedes de primera categoría al renovar su enfermería, aseveró Francisco Xavier Alcocer Sánchez. FOTO: FERNANDO VENEGAS RAMÍREZ
Con el nuevo reglamento, plazas como la de Juriquilla se convertirán en sedes de primera categoría al renovar su enfermería, aseveró Francisco Xavier Alcocer Sánchez. FOTO: FERNANDO VENEGAS RAMÍREZ

FIESTA BRAVA

Asegura Francisco Javier Alcocer Sánchez que el juez Manuel Garrido Patrón no se toma ni siquiera la molestia de supervisar a los toros previo a cada corrida

 

FERNANDO VENEGAS RAMÍREZ

Con el fin de fortalecer la fiesta brava y obligar tanto a los empresarios como a los ganaderos a que se cumplan regulaciones fundamentales como el peso y la presentación de los astados, el Partido Revolucionario Institucional en el Cabildo de la capital subirá una propuesta con un nuevo reglamento.

Así lo adelantó a PLAZA DE ARMAS el regidor Francisco Xavier Alcocer Sánchez, quien acusó que la fallida encerrona que se dio el pasado 20 de enero en la Plaza Santa María, entre Joselito Adame y Andrés Roca Rey, es apenas una muestra de la urgencia que se tiene en reglamentar las corridas de toros.

Acusó que no debería haber jueces de Plaza como Manuel Garrido Patrón , dijo, ni se toma la molestia de supervisar los toros previo a la lidia y por ello, debieron devolver a uno de los animales, afectando así a los matadores y el espectáculo general.

“Se está trabajando en comisiones y esperemos que en máximo dos meses lo tengamos. Nos hemos venido reuniendo con todos los grupos involucrados en la fiesta brava de Querétaro para lograr acuerdos y que todos coincidan en las condiciones de este nuevo reglamento”.

Alcocer Sánchez acusó que el reglamento vigente data de 1985, y dijo que fue estructurado por personas que no sabían ni estaban relacionadas con la fiesta brava, por lo que hicieron una mala copia del reglamento que se tiene en la Ciudad de México.

Aseveró que la nueva normatividad deberá cumplir con los mismos estándares que se aplican en países como España y otras partes del mundo. Destacó que plazas como la de Juriquilla se convertirán en sedes de primera categoría al renovar su enfermería.

“Tendrá que contar con los corrales necesarios , con las reservas que debe tener una plaza de primera y con los kilos, que es la parte más importante”.

Se exigirá también que se incremente el peso de los toros en 20 kilogramos, además de la creación de la Comisión Taurina para que sea el órgano rector.

“Entre otras cosas, de hacer la propuesta de los jueces de plaza y no venga pasando lo que ocurrió en la penúltima corrida en la Santa María, donde mandan jueces de plaza que no tienen el más mínimo conocimiento de la fiesta y de cómo ser un juez de plaza”.

Aseveró Manuel Garrido Patrón el único mérito que tuvo para ocupar el lugar del juez, es el ser hermano de un exgobernador.

Dentro del esquema del nuevo reglamento, se han delimitado las funciones de las autoridades al interior de la plaza para evitar que jueces como Garrido Patrón, “que ni siquiera sabe cuál es su función”, afecten el espectáculo.

Dijo que se prevén sanciones fuertes para quienes incumplan con las nuevas normas que van de lo económico y hasta el veto para torear por determinados periodos.

El coordinador de los regidores priistas en el estado afirmó que quienes le dieron forma a la norma actual, solo se limitaron a hacer todo “más pequeño”.

Aseveró que mientras en la Ciudad de México se estipula que una plaza de primera categoría debe tener un aforo mínimo de 45 mil espectadores, “en Querétaro pusieron como límite 9 mil 100, porque solo existía la Santa María. Habiendo ya otras plazas como la de Juriquilla, se tuvo que adaptar en ese sentido al ser una plaza de segunda y no tenía que cumplir con los requisitos. Se modificaron los tiempos de lidia. Aquí todo lo fueron haciendo en chiquito. Incluso el tamaño de la puya”.

Por último, Alcocer Sánchez aplaudió la determinación del Congreso para desechar la iniciativa que promovió el panista Eric, quien pretendía que los menores de edad no pudieran presenciar las corridas de toros.

“Cada padre y madre de familia tenemos el derecho de decidir a dónde llevar a nuestros hijos y la forma de educarlos. Estamos convencidos de que no se genera ningún tipo de violencia para los niños”.

Destacó que más allá de la corrida misma, la industria del toro en Querétaro es uno de los principales motores económicos, al contar con más de 30 ganaderías de las más importantes a nivel nacional e internacional, además de que se llenan los hoteles y negocios el fin de semana del encierro.

Cabe señalar que, de acuerdo con el reglamento vigente, el peso mínimo de un toro para poder salir al ruedo es de 430 kilos. De aprobarse la nueva normatividad, el nuevo mínimo sería de 450 kilos.

Comentarios

Comentarios