SI NO ME NOMINAN ME VOY, AMAGA JESÚS RODRÍGUEZ

Se va: Más de cuatro décadas contemplan la militancia de Jesús Roodríguez en el PRI. Ayer, advirtió que de no ser nominado al Senado, buscará al margen del partido la gubernatura. FOTO: FERNANDO VENEGAS RAMÍREZ
Se va: Más de cuatro décadas contemplan la militancia de Jesús Roodríguez en el PRI. Ayer, advirtió que de no ser nominado al Senado, buscará al margen del partido la gubernatura. FOTO: FERNANDO VENEGAS RAMÍREZ

Sin nada que perder, Jesús Rodríguez Hernández llegó al Comité Estatal del PRI a incendiar la sesión de registros para los precandidatos Senado de la República. Acompañado de un Notario como su sparring, le dio esquinazo al diputado Federal   Hugo Cabrera Ruiz en el orden de los registros y se plantó frente a los miembros del Órgano Auxiliar  de la Comisión Nacional de Procesos Internos y comenzó a cuestionarles “¿Cómo te llamas?, ¿Quien está a cargo? ¿Te sabes la convocatoria?”. Hasta ese momento todo eran risas y bromas con el aspirante. De un momento a otro, comenzaron las caras largas cuando Jesús Rodríguez llamó traidores a los miembros de la actual dirigencia al tiempo que culpaba a José Calzada por las derrotas que ha registrado el tricolor en los últimos procesos electorales. No dejó títere con cabeza. Desde el precandidato a la Presidencia de la República José Antonio Meade, pasando por el presidente nacional del PRI Enrique Ochoa Reza, el Senador Enrique Burgos y hasta los funcionarios locales, a todos les repartió su dosis de culpa en lo que definió como una crisis partidista que ha infectado las entrañas de la militancia priista.

Luego del ríspido encuentro con los jóvenes que integraban el Órgano Auxiliar a quienes les entregó sus fotografías en forma de llavero para que “No las pierdan”, Jesús Rodríguez tomó el micrófono para consignar que su partido, ha contribuido al desprestigio de la actividad política. Refirió que en los últimos años “Aventureros de la actividad pública y de la política en particular, han propiciado en un número no menor de ocasiones a ese desprestigio”. Desde el edificio que afirmó haber construido en épocas de bacas flacas, aseguró acudir al Comité con “buena fe” para cumplir con la convocatoria emitida por el PRI, Instituto al que aseguró  haberle servido eficazmente  en diferentes tiempos y cargos.

Para Jesús Rodríguez, el síntoma más claro de la crisis que enfrenta el Partido Revolucionario Institucional, es el hecho de que hayan “Tenido que aceptar” a un simpatizante en la figura de José Antonio Meade como abanderado para buscar  la Presidencia de la República “Esa es la mejor forma de explicar la crisis que tenemos en el partido”. Añadió que la militancia tricolor está inconforme con su dirigencia. En lo local y en lo nacional. Dijo que el malestar se ha trasladado hacia la sociedad en general. En cada línea de su discurso,  presumió que su larga trayectoria acredita su capacidad y merecimientos  como militante.

Ante los desconcertados funcionarios del PRI, el también ex diputado Federal acotó que si bien la gran tarea del partido se centra en ganar la Presidencia de la República, los votos se sacan en las comunidades en donde los promotores  van a las casillas, están fastidiados con el PRI. Sentenció que si no se toman las decisiones correctas, se pasará factura en la próxima jornada .

Añadió que el partido en Querétaro, pasa por uno de sus momentos más delicados en el que sus integrantes han perdido la mística de servicio “Aquí en Querétaro, las encuestas nos colocan en un segundo lugar. Pero muy pegado al tercero. Los grandes actores. Los promotores del voto, los cuadros del partido, estarán muy pendientes de la nominación. Todos tenemos derecho y es legítimo tener aspiraciones”. Y fue ahí cuando soltó la amenaza; Si la Comisión Nacional de Procesos Internos le otorgaba la nominación para buscar el Senado, Jesús Rodríguez no buscaría otro cargo de elección “No habría distracciones ni proyectos intermedios” pero si no era el elegido, formaría un grupo al margen del partido para buscar la gubernatura.

El recuento de agravios comenzó. Dijo en primer término que para el proceso donde fue ungido José Calzada como abanderado, él renunció a sus aspiraciones en pro de la unidad partidista. Consignó que en el 2012, volvió a ceder su lugar en la pelea por el Senado de la República para que la buscara Enrique Burgos “Una nominación preliminar que me habían dado para el Senado de la República, tuvo que esperar. Lo hice con disciplina partidista. Consciente del momento. Sumándome al trabajo para que ganara tanto José Calzada como Enrique Burgos. Lamentablemente, en este segundo caso no lo logramos. Fue parte de las malas decisiones que tomamos como partido. Del Comité Ejecutivo Nacional de hacer alianzas en unas partes y en otras no. Confundieron a la población y por eso no se tuvo el triunfo con el licenciado Enrique Burgos García”.

Al lamentar que José Calzada no haya entendido que su rol como jefe político del PRI en Querétaro ha terminado, Jesús Rodríguez acusó que fue vetado por el ex gobernador para impulsar a “Otro buen amigo”,  Roberto Loyola a la gubernatura “Los resultados ya los sabemos. Lamentablemente ni hubo estructura ni unidad. Fueron malas decisiones. No la de él a quien le tengo afecto y respecto. En las demás cuestiones hubo una imposición como lo estamos viendo en este momento en Querétaro”. Consignó que Juan José Ruiz, está siguiendo el mismo camino a la hora de definir la posiciones en Querétaro “Ya lo vivieron, lo sufrieron y siguen haciendo lo mismo”.

Eran si acaso   70 personas las que acompañaron a Jesús Rodríguez Hernández a su registro. Pero el calor que generó con sus consignas hacia la figuras del PRI en Querétaro, hicieron que se sintiera como si estuviera lleno “Espero que el partido tome la mejor decisión. No vaya a caer en la tentación de que todo son encuestas y redes sociales. Ese el camino de la derrota. Busquemos capacidad, trayectoria, resultados y merecimientos.

Si eso hace el partido, seguramente seré nominado. Si no me dan la oportunidad, desde ahorita les digo. Amigas y amigos, vamos a formar una corriente dentro del estado de Querétaro para buscar la gubernatura del estado”.

Por último, dijo que no se identifica con esa política pragmática y carente de identidad. La que busca el poder a como de lugar. Aseguró tener sus convicciones firmes desde hace más de 40 años. Acusó que las dirigencias recientes del PRI les han traicionado “No trabajan para hacer realidad la ideología. Se apartan de los programas de acción. Simulan el cumplimiento de los estatutos y hacen lo posible por cumplir la ley electoral. En eso nos tienen a todos los partidos y no solo al nuestro”. Advirtió que si los queretanos mandan no al segundo sino al tercer lugar al PRI, será el principio de la balcanización  del tricolor “Si el PRI queda en tercer lugar, estará ratificada la traición de la dirigencia nacional y estatal con todo lo que significa de traición a la militancia y a Querétaro. En este momento, las comisiones estarán a salvo. Pero no los compromisos. ¡He dicho!”.

POR: FERNANDO VENEGAS RAMÍREZ

Comentarios

Comentarios