Sergio Iván Arellano Ramos

COLUMNA INVITADA

Candidaturas Independientes, ¿Resultados palpables?

Desde tiempos inimaginables, los grandes pensadores como Platon, Aristoteles y Sócrates ligados unos a otros, tenían la fructífera idea acerca de la distribución equitativa de la justicia, mediante la participación ciudadana, un pueblo sin autoridad, sin bases y reglas, hacen que todo sea un caos de pies a cabeza, hoy en día la necesidad de tener un representante que tome decisiones y por tanto, que diriga al estado por un camino próspero y sin malicia, es esencial . Ahora nos viene a la mente el término “candidatura independiente” el cual nos faculta a nosotros como ciudadanos mexicanos, para poder ejercer nuestro derecho de votar y ser votado; se nos asegura la libertad de poder hacer algo extra por nuestro país desde un punto de vista ciudadano, un ciudadano “consciente”.  A lo que me refiero respecto al término “consciente” es, de acuerdo a la lógica,  tratar de ejemplificar a un ciudadano que sabe e interactua con los problemas  que existen en el estado desde el núcleo, desde el trabajador hasta el empresario, aportan puntos de vista válidos.

Solo la sociedad misma sabe lo que hace falta, lo que hay que mejorar, lo que hay que innovar, lo que hay que corregir, entre otras cosas que indiscutiblemente pueden ayudar a la consolidación de un régimen dispuesto a un cambio sin lugar a paternalismos. Las ventajas de este nuevo sistema es evitar las trabas políticas, las cuales desafortunadamente resultan una piedra más para la expresión de los ciudadanos. Así mismo es debido exigir los mismos parámetros para un cargo de elección popular, tanto para el político, como para el representante de la sociedad apartidista, ya que se han demostrado incongruencias en favor de los partidos políticos, lo que resulta realmente injusto. El Instituto Nacional Electoral como presunto responsable de atender estos asuntos de paridad, junto con el Congreso de la Unión como órgano creador de leyes, en el entendido de que todos somos iguales ante las mismas, deben formular una plataforma de políticas públicas con un fondo elocuente, de lo contrario, surgen ciertas situaciones:  Derroches, sueldos exagerados, enormes prestaciones, grandes cantidades de colaboradores, servicios adicionales tales como: choferes y camionetas de un valor comercial alto, disponibles en todo momento; envidiables aguinaldos y bonos, también forman parte de la lista,  en fin … ¿Quien pondrá un alto?

Evitar prácticas monopólicas del poder y crear política sana, son los temas del día de hoy. Activistas se han sumado al respeto de las garantías individuales, se debe permitir una amplitud de participación a candidatos de la vía independiente; Jorge Castañeda, Denisse Dresser, Hector Aguilar Camín, Manuel Clouthier, entre otros destacados actores de la vida pública nacional, han creado una iniciativa la cual beneficia un juego igualitario. Sin duda alguna es para recalcar que estamos en una época de cambios en donde cualquiera de nosotros puede hacer la diferencia y finalmente alcanzar esa meta que todos queremos, un México mejor. En palabras de Porfirio Diaz: “Los mexicanos son incapaces de gobernarse a sí mismos democráticamente, necesitan de un padre benevolente que los guíe y que con condescendencia aplique en su generalidad, toda ley”. ¿Concuerda, estimado lector?

Comentarios

Comentarios