SERGIO A. VENEGAS RAMÍREZ / AUTOPARTES Y CONSTRUCCIÓN LISTOS PARA VOLVER

PLAZA DE ARMAS

  • El gobernador detiene arranque de sectores
  • Santa Rosa, tierra sin ley: ¿Y los Granados?
  • Muy positivo el programa “Échame la mano”
  • Nuevos capítulos en la Novela de Pegueros

 

Y la vida va: Sabino

No va.

Finalmente, el gobierno de Querétaro dio un paso atrás en sus intenciones de reactivar ciertos sectores productivos el próximo lunes, como sí lo harán desafortunadamente otras zonas del país.

Desde hace unos días se anunció que los restaurantes no reabrirán el 1 de junio, como algunos pensaban y ayer, el propio Francisco Domínguez informó en un mensaje a los queretanos, que lo primero será generar una estrategia de entrenamiento social y luego se verá el regreso a las actividades productivas.

Y aunque en el papel suena muy bien, veo muy complicado que estas medidas puedan llevarse a buen puerto. ¿Porqué? Bueno, dice el gobernador que la puesta en marcha de una “estrategia de entrenamiento social en la que Querétaro es pionero a nivel nacional (como siempre, jeje) y mediante la cual se acompañará el regreso a las actividades esenciales bajo estrictos protocolos de salubridad y guías de actuación debidamente acreditadas ante autoridades federales y estatales”.

¿En qué consiste?

Bueno, según Domínguez Servién, se requiere de un eficiente entrenamiento social que incluye cinco pasos fundamentales: identificar los riesgos, diseñar tu propia estrategia, cambiar hábitos y modificar espacios, ensayar antes de salir y seguir instrucciones.

Anunció que para tal efecto se pondrá en marcha una vocería dedicada a brindar a la ciudadanía  instrucciones y acompañamiento puntual, lo cual “nos ayudará a ganar habilidades que nos pondrán un paso adelante para regresar a la nueva normalidad, aprendiendo a vivir con el virus entre nosotros, sin contagiarnos”.

Mencionó el gobernador que Querétarp lleva varios días con tendencia al color naranja y puede seguir avanzando hasta llegar al rojo, si no se toman las medidas necesarias.

Advirtió que en ese punto se tendría que detener cualquier preparativo para regresar a la nueva normalidad, y los trabajos y acciones se enfocarían entonces hacia el objetivo de detener el contagio.

Y mientras por un lado acusa a médicos y enfermeras del Hospital del Niño y la Mujer de ser ellos mismos responsables de infectarse de COVID-19, da la señal de alarma: “Estamos al borde de un gran riesgo. A pesar del esfuerzo realizado por el personal de salud, a pesar de la responsabilidad de un gran número de familias queretanas; si dejamos de atender las medidas sanitarias, si nos relajamos como sociedad, llegará el momento en que no contaremos con camas y respiradores disponibles en los hospitales”.

Apuntó que en ese supuesto, el estado no tendría la capacidad de ofrecer atención médica a todos los contagiados que lo requieran.

“Por eso hoy dirijo este llamado a unificarnos en un propósito como estado: emprender acciones para que esta amenaza no se convierta en una crisis. Aún podemos salvar vidas y evitar que nuestro sistema de salud se desborde. Aún podemos evitar una crisis que frene nuestros planes para lograr reactivar la economía”, sostuvo.

“No voy a poner en riesgo el esfuerzo y los logros alcanzados por miles de queretanas y queretanos que actuaron responsablemente. Seguiré tomando todas las decisiones que sean necesarias, partiendo de las recomendaciones del Comité Técnico en salud, evaluando una y otra vez la curva de contagios y nuestro comportamiento como sociedad”, aseguró.

Y finalmente su tema, el de los empresarios y de Estados Unidos que presiona para que se reactive la producción automotriz y aeroespacial:

Indico que en Querétaro son cerca de 100 mil trabajadores los que laboran en esas cuatro industrias, por lo que su reactivación gradual generará fuertes presiones de movilidad y aún mayores para el sistema de salud estatal.

Por tanto, “la preparación para el retorno gradual de ninguna manera debe significar bajar la guardia, sino todo lo contrario: se mantendrán los filtros sanitarios atendidos por el personal de la Secretaría de Salud y auxiliados por los cuerpos de Protección Civil, Policía Municipal y Policía Estatal en las principales vías de la entidad”.

“Regresar depende de todos; regresar depende de enfocarnos en nuestra voluntad de vivir; regresar depende de nuestra capacidad de organizarnos. Entendamos que nuestro esfuerzo en el presente, es nuestra libertad en el futuro”, exhortó.

Es decir, los sectores no esenciales, deberán aplicar ese entrenamiento social del que habló de pasadita el gobernador Domínguez, en tanto los 100 mil trabajadores de los ramos automotriz y de la construcción, volverán a partir de los próximos días a trabajar.

Primero lo primero.

Hay niveles.

Hospital INSABI: Está listo el Hospital de la Santa Cruz para  apoyar en la atención de enfermos de Coronavirus cuando las otras instalaciones  se saturen y las autoridades lo dispongan. FOTO: FRANCI OH!

-OÍDO EN EL 1810-

Zona de guerra.

Santa Rosa Jáuregui libra una batalla entre bandas del narcotráfico al que la autoridad no le ha querido entrar.

La semana pasada fue asesinado un hombre y su hijo quedó gravemente herido.

El domingo abandonaron un Jetta en una de las calles más céntricas con un cuerpo en la cajuela.

Peleas callejeras, picados y uno que otro baleado, son el pan de cada día.

¿Y los Granados?

-¡PREEEPAREN!-

En acción.

Más de 25 mil víveres acopiados en el primer mes hablan del éxito de la campaña “Échame la mano” promovida desde la Secretaría de Bienestar y abanderada por el director regional de programas para el desarrollo en la región 5 que abarca San Juan del Río, Tequisquiapan, Ezequiel Montes y Pedro Escobedo.

Más de 25 mil víveres acopiados en el primer mes.

Alimentos no perecederos, verduras, medicamentos y ropa, cientos de kilos de ayuda.

Se han acercado alrededor de 7 mil familias a solicitar alguno de estos apoyos a los 150 centros integradores habilitados como centros de acopio. Para la segunda fase cualquier casa es centro de acopio

Es decir la dinámica es que la gente pegue su letrero y ahí les llevan lo que han recibido en los centros de acopio. Pero más allá de eso se ha querido destacar que el vecino de cuenta y se acerque a ayudar.

Es significativo también que los llamados servidores de la nación participantes  no llevan chalecos oficiales ni nada que los identifique como gente del gobierno para que no se piense que lucran con la necesidad.

Así se hace.

-¡AAAPUNTEN!-

Novela Pegueros.

Hay nuevos capítulos sobre el ex secretario de Gobierno del Ayuntamiento.

Deben reunir 4 millones 300 mil pesos en busca de un “acuerdo reparatorio” para sacar de la cárcel a Manuel Velázquez Pegueros, el antes poderoso brazo derecho del ex alcalde vendedor.

Y, bueno, se supone que eso es de risa, comparado con las cifras estratosféricas manejadas en las privatizaciones del desaparecidito Marcos Aguilar Vega.

Hay mar de fondo.

Y peces gordos.

-¡FUEGO!-

Vulnerables.

Aunque se ha querido minimizar el problema se los contagiados del sector salud en Querétaro, este Armero se encuentra en condiciones de informarle que además de los 10 médicos que dieron positivo a Covid-19,  hay 90 (¡noventa!) enfermeras de comisión por licencia de enfermedad, lo que eso signifique. En su protesta de este miércoles las trabajadoras del Hospital de Especialidades del Niño y la Mujer exigieron las renuncias de sus jefes y acusaron a la dirigente sindical Silvia Rivera de no defenderlas.

¡Porca miseria!

 

Comentarios

Comentarios