SERGIO A. VENEGAS ALARCÓN / LOS GOBERNADORES DE QUERÉTARO Y LA SEGURIDAD

TABLERO

  • Aprueban diputados escolta trans-sexenal
  • Reprueba Chucho Méndez voto de morenos
  • Domínguez, el gobernador con más guaruras
  • Hoy le entregará la Conago a Mendoza Davis

Perpetuidad.

Y ahora resulta que en el paraíso de la seguridad los principales del gobierno se andan asegurando, valga la redundancia, de tener protección pagada por el pueblo para cuando dejen los cargos, según se deriva de la iniciativa del grupo legislativo del PAN, aprobada el martes con sus votos, ¡dos de Morena! y los individuales del PES, Verde y Querétaro Independiente.

Es histórico.

Tanto que hasta marcó el regreso del Partido Revolucionario a la oposición con tres en contra y una ausencia, tras años de entrega total, y paralelamente la confirmación del alineamiento de dos morenos apoyadores de la propuesta y un tercero que se abstuvo.

Vale la pena analizar este nuevo episodio en la vida política de la entidad, por los mensajes enviados y las consecuencias posibles rumbo a la sucesión, independientemente de si el gobernador Francisco Domínguez Servién estaba o no enterado -jejeje- como dijo.

La Ley Guaruras de Querétaro se da cuando a nivel nacional Andrés Manuel López Obrador desaparece a la Guardia Nacional -hasta entonces comandada por nuestro amigo el general Inocente Prado López- porque al presidente lo cuida la gente y le quita pensiones y escoltas a los ex mandatarios, como ofreció en campaña.

Aquí al revés. El gobernador, lo quiera o no, ya tiene la aprobación de guardaespaldas a perpetuidad, lo mismo que el fiscal, los secretarios del ramo de seguridad y hasta mandos intermedios que lo consideren necesario, a menos que el Ejecutivo decida vetar esta ley o la oposición logre revocarla vía la Suprema Corte de Justicia, por inconstitucional.

Pero, a ver.¿No que éramos un estado seguro? ¿No que aquí no opera la delincuencia organizada?¿No que tenemos al mejor gobernador del mundo mundial?

¿Qué va a decir el misterioso señor Kors, sobre todo hoy que Francisco Domínguez Servién  le entrega la presidencia de la Conago en La Paz al mandatario estatal de Baja California Sur, Carlos Mendoza Davis, aquél de “te mamaste los dientes”?

Que alguien me explique.

Porque eso de que Miguel Ángel Torres Olguín (Michel para sus cuates) y Agustín Dorantes Lámbarri hayan promovido una iniciativa tan extraña sin el conocimiento de su jefe no me hace sentido, a menos de que ellos y los señores Juan Marcos y Juan Martín Granados Torres ya se manden solos.

Y agréguele la gestión de los susodichos para llegar a los 16 votos con Jorge Herrera Martínez del Verde Ecologista, Ricardo Caballero González de Encuentro Social, Connie Herrera Martínez de Querétaro Independiente y, el colmo, tres aliados del Movimiento Regeneración Nacional: Fabiola Larrondo Montes y Laura Patricia Polo Herrera que votaron a favor y Mauricio Ruiz Oláes con una significativa abstención, que es también una definición, aunque ahora no le pidió Antonio Zapata Guerrero que se fuera al baño, a cambio de una viaje todo pagado al Cancún.

Nada es gratis.

Y en política, lo que parece es.

Histórica reunión: Noradino Rubio, Juan C. Gorráez, Octavio S. Mondragón, Eduardo Luque, Mariano Palacios Alcocer, Manuel González Cosío, Ramón Rodríguez Familiar, Juventino Castro, Antonio Calzada Urquiza y Rafael Camacho Guzmán, diez hombres que gobernaron a Querétaro sin alardes de seguridad. Mariano Palacios hoy es el decano y único sobreviviente de esta imagen. FOTO: ARCHIVO

-EL HISTORIETARIO-

El miedo.

Volviendo al tema de las escoltas, no se comprende el equipazo de protección del poderoso mandatario estatal en un lugar tranquilo y provinciano como el nuestro. Este columnista ha conocido y entrevistado a los últimos 17 gobernadores, de Ramón Rodríguez Familiar a Francisco Domínguez Servién (la mitad de ellos en el poder) y nunca había visto a uno tan custodiado.

A Juventino Castro Sánchez (1967-1973) se le encontraba comprando estambres, completamente solo, en la tienda Woolworth (hoy la nueva Del Sol), sin siquiera su escudero Pancho Bandera.

Lo sucedió Antonio Calzada Urquiza (1973-79) que sí tuvo a su lado a los temidos hermanos Orozco, de triste memoria y Rafael Camacho Guzmán (1979-85) se defendía solo.

Mariano Palacios Alcocer  (1985-91) y Enrique Burgos García (1991-1997)  nunca necesitaron escoltas.

Ignacio Loyola Vera (1997-2003), Francisco Garrido Patrón (2003-2009) y José Calzada Rovirosa (2009-2015) el último que entró por la puerta principal de Palacio, tenían unos cuantos ayudantes. Lo sustituyó por una semanas Jorge López Portillo para entregar el gobierno y apenas tuvo tiempo de colgar su retrato en la galería.

Antecedente: Ignacio Loyola Vera tuvo su bautizo de fuego el 5 de febrero de 1998 con el ataque al autobús de la comitiva presidencial y un accidente en moto, casi al cierre de su administración en donde se habló de un supuesto atentado, de ahí aquella propuesta de darle seguridad al término del sexenio, pero no se aprobó. Ahora es diferente. Será que Querétaro ya cambió.

Tricolor: Enrique Burgos García, gobernador de Querétaro 1991 a 97, nunca ha necesitado guardaespaldas y se reconoce como uno de los más apreciados. FOTO: LUIS RENÉ VENEGAS

Francisco Domínguez Servién, el de la piel sensible, está rodeado siempre de guardaespaldas y suele entrar, en camioneta blindada, por el estacionamiento de la calle de Pasteur y luego camina por un pasadizo exclusivo y secreto que llega hasta su escritorio.

Así comenzó y seguramente terminará su gobierno. ¿Recuerdan el uno de mayo de 2016?  Fue el primero y último desfile obrero al que asistió, luego de que los trabajadores le lanzaron cachuchas y camisetas y salió huyendo con todo su gabinetazo y la dirigencia de la CTM de J. Cruz Araujo, además de numerosos policías.

De allá para acá las cosas han cambiado y no para bien, a pesar de la propaganda oficial, sobre todo en el incremento de los delitos, como puede observarse en una revisión de los datos del Sistema Nacional de Seguridad Pública. Lesiones, homicidios, feminicidios, secuestros, extorsiones y robos a casa habitación, comercios y vehículos han crecido sustancialmente, en lo que se conoce como calentamiento de plaza, derivado por la disputa entre los cárteles que se dice no operan en Querétaro, a pesar de los ejecutados, incendio de restaurantes, narcomantas, explosiones en ductos, etc. Tal vez por eso la Ley Guaruras que todos niegan pero ya fue aprobada y publicada en la Gaceta Legislativa.

Y nomás para recuperar la memoria, cabe recordar la famosa grabación divulgada en 2015, antes de las elecciones, de la supuesta conversación entre Francisco Domínguez Servién y Carlos Mendoza Davis, entonces candidatos del PAN a gobernadores de Querétaro y Baja California Sur.

En el audio supuestamente se escucha a alguien identificado como Domínguez decir que una persona “se compromete con seis (kilos) mensuales”, a lo que una voz atribuida a Mendoza Davis responde: “¿De aquí a cuándo?”.

–Al día de la elección, o sea, seis en cinco meses. Seis por mes.

–¿Tres kilos?

–Ajá.

–¿Y hasta ahí?

–No, no, no. Seis kilos por mes.

–¿Seis kilos por mes?

–Sí.

–No mames, cabrón. ¿Seis? ¿Qué te compromete después?

–Pues… pues a pagar chingón, ¿no? Ahí te digo cuánto, algo más o menos, pero él mismo te va a decir qué, cuándo y dónde.

En la misma grabación se oye a Mendoza decirle a Domínguez: Que regalo chingón me dejaste, te mamaste los dientes.

Hoy Domínguez entrega la presidencia de la Conago a Mendoza Davis. Otro regalo.

La política es así.

Azules: Carlos Mendoza Davis y Francisco Domínguez, senadores electos como gobernadores de Baja California Sur y Querétaro en 2015., protagonizan hoy el relevo en la Conago. FOTO: ESPECIAL

-LA FRASE DE LA SEMANA-

Libres.

“Muy mal”: Jesús Méndez Aguilar, dirigente estatal de Morena a propósito de los dos votos y la abstención de sus diputados el martes negro en la Legislatura del Estado para favorecer la aprobación de la Ley Guaruras.

Nada es gratis.

-JUGADA FINAL-

Pagan chingón.

A los 16 diputados que votaron “para armonizar” la legislación local con la nacional (¿?) y también se mamaron los dientes, un vergonzoso y abyecto ¡JAQUE MATE!

Comentarios

Comentarios