Se pierde la norma de no comer carne en Cuaresma

De acuerdo con los comerciantes, los queretanos cada vez ignoran más la norma de no consumir carne roja los Viernes de Cuaresma FOTO: ARCHIVO PDA
De acuerdo con los comerciantes, los queretanos cada vez ignoran más la norma de no consumir carne roja los Viernes de Cuaresma
FOTO: ARCHIVO PDA

Pasó el primer viernes de Cuaresma, temporada en la que, de acuerdo con la tradición católica, los viernes no se come carne roja, lo que ayuda a que los vendedores de carnes blancas, en especial pescados y mariscos, suban sus ventas.

Sin embargo, cada año esta práctica se ha ido perdiendo, por lo que los comerciantes temen que desaparezca la oportunidad de subir sus ingresos, señalaron algunos comerciantes de los Mercados La Cruz y Escobedo, en un sondeo realizado por PLAZA DE ARMAS El Periódico de Querétaro.

Hoy, comenta don Raúl Moreno, propietario de local de mariscos crudos en La Cruz, no solo tienen que preocuparse por la tradición perdida, sino porque en esta temporada los precios de pescados y mariscos tienden a subir.

“Tenemos una lista de precios desde hace 3 o 4 años. Ahorita lo que más ha aumentado es el salmón, porque se cotiza en dólares, lo que se traduce en un 15 o 20 por ciento. Nosotros, la Cuaresma la ocupamos para cuidar a nuestros clientes, no para perderlos, y no solo es la tradición perdida de no comer carne los viernes, sino también los precios lo que nos puede afectar en que nos consuman el pescado”.

Don Raúl explicó que para consentir a los clientes tiene una variedad de productos para que los clientes elija entre “pescados y mársicos a buen precio y con el mismo contenido nutricional”, comentó.

“Sabemos que no todos pueden pagar un pescado caro, y por eso tenemos pescados, como la mojarra, gurrubata y lisa, y varios más, pero la gente siempre prefiere las variedades sin espinas, por eso también tenemos filete de huachinango, en 200 pesos, y de cazón, en 160. El pulpo cocido vale como 220, el crudo entre 70 y 80 pesos, dependiendo el tamaño; mientras que el camarón ronda en los 220 pesos también el kilo”.

Para otros comerciantes, como doña Laura Martínez, propietaria de una pequeña fonda de máriscos en el Mercado Escobedo, el incremento por la demanda este año va entre los 10 y 20 pesos por kilo, lo que consideran que todavía son precios accesibles, por lo que invitaron a las personas a consumir los productos marinos, que no solo ayudan a cumplir con lo que manda la tradición, sino que son saludables.

“Pues yo que compro mi mercancía para mi negocio, sí subió entre 10 y 20 pesos, algunos hasta 25 pesos, pero tratamos de mantener los precios al cliente; es cierto que ya no es lo mismo que otros años, la gente ya no le importa mucho y come carne los viernes de Cuaresma y si baja un poco eso nuestras ventas, porque es la temporada donde más vendemos y los invitamos a que sigan la tradición, que coman mársicos y pescado y que hay buenos precios”.

Operativos de vigilancia en Cuaresma

En tanto, la Procuraduría Federal del Consumidor (Profeco) en Querétaro alertó sobre los operativos de vigilancia constante en mercados, tiendas de autoservicio y minoristas, para evitar abusos en la venta de pescados y mariscos durante el periodo de cuaresma.

Se ha informado que se aplicarán multas económicas que van desde los 634 pesos y que podrían llegar hasta los 2 millones de pesos en contra de los negocios o particulares que sean detectados elevando el precio de estos productos del mar.

La Profeco en Querétaro adelantó que se pretende vigilar minuciosamente durante la temporada de Cuaresma, por lo que la Procuraduría desarrollará acciones de verificación enfocadas a los comercializadores de productos marinos que se ubican en los principales centros de abasto y distribución de pescados y mariscos frescos, envasados y preparados.

Destacó además que también se supervisaran los establecimientos en los que se realiza la venta de pollo y legumbres, mercados públicos, tiendas de autoservicio y tiendas de conveniencia, entre otros, con la finalidad de cuidar el bolsillo de los consumidores durante el periodo de la Cuaresma y la Semana Santa.

De acuerdo con un estudio realizado por la Profeco, durante el periodo de Cuaresma y la Semana Santa, el 78 por ciento de los mexicanos no consume carne; el 47 por ciento prefiere consumir pescados o mariscos; un 25 por ciento carne de pollo y el restante verduras, leguminosas y carne de soya entre otros productos.

Seseq inició operativo

Por su parte, desde el pasado miércoles 1 de marzo, la Secretaría de Salud, a través de la Dirección de Protección contra Riesgos Sanitarios y la Dirección de Servicios de Salud, implementó el Operativo Cuaresma, que consiste en la realización de verificaciones en los establecimientos que comercialicen alimentos, sobre todo en aquellos productos del mar, así lo informó el titular de la dependencia, Alfredo Gobera Farro.

“Así como vendrán calores intensos, vendrán las enfermedades gastrointestinales, diarreicas, que desafortunadamente suceden por la mala conservación de los alimentos; justamente por eso estamos de manera preventiva cuidando que no exista ninguna falta de atención en algún establecimiento, mercado, marisquería, pero tenemos especial atención en todo lo que tiene que ver con consumo humano porque en esta temporada aumentan las enfermedades”.

 

Daniel Peña

 

Comentarios

Comentarios