SALVADOR GONZÁLEZ / VAYA FIN DE SEMANA…

JUEGO PROFUNDO

Fin de semana complicadito para nuestra querida Liga MX. En solo tres días quedaron tremendamente evidenciados los aspectos más malos, tristes, egoístas, indiferentes y barriobajeros que tiene nuestro futbol. Y bueno, en más de alguna ocasión hemos tenido semanas pésimas, pero no recuerdo alguna semana donde tantos aspectos hayan quedado desnudados y, sobre todo, que esos aspectos abarcaran a todos: federación, directivos, jugadores y aficionados. Esta semana todos fueron salpicados.

Dobles contratos, deudas, impagos a jugadores, amenazas y algunas cucharadas soperas de cinismo y desvergüenza, son los ingredientes principales con los que el chef Fidel Kuri ha cocinado al peor equipo de la historia del futbol mexicano. Todo esto, claro, con la debida anuencia de la Federación Mexicana de Futbol; donde incluso a pesar de las múltiples y comprobadas canalladas de Kuri, el principal dirigente de la FMF, Bonilla sale a defenderlo afirmando categóricamente: “siempre ha cumplido lo que promete, es un hombre de palabra,”; imagínense con que nos encontraríamos si no lo fuera… hablar del terrible récord de derrotas del equipo veracruzano ya es ocioso. Por el bien de los jugadores, de sus familias, de la afición y por el futbol, de verdad espero que esa racha termine cuanto antes.

Y esto, nos lleva a un escenario donde los jugadores se ven en la necesidad de manifestar su inconformidad con la amenaza de no presentarse a jugar, hasta que su situación sea regularizada y de nuevo, de manera inmediata la FMF, protegiendo sus intereses y solapando al “hombre de palabra”, anuncia que, en caso de no presentarse, los jugadores quedarían desafiliados. Con tal “apoyo” de la FMF, de manera meramente simbólica, los jugadores del Veracruz anuncian que a manera de protesta no jugaran durante 3 minutos en el partido contra Tigres… Y bueno, ya sabemos lo que paso: cero empatías y mucho oportunismo. Definitivamente, la grandeza en un equipo deportivo no se mida únicamente en base a títulos. A veces la vida nos pone la oportunidad de trascender, la vida nos pone pequeñas y sutiles oportunidades de dar un paso y acercarnos a la grandeza y Tigres la dejo ir. Los temas de impagos y malos manejos son ajenos al equipo de Monterrey, pero por solo 180 segundos pudieron abrazar a su compañero de profesión y enviar un mensaje a todo el mundo, pero no, con dos goles alevosos compraron su boleto para ser uno de los equipos detestables en el mundo del futbol y del fair play. Su mote les quedo grande, no fueron Tigres… fueron unos simples gatos.

Y después, con el secreto a voces de que la directiva del América amenazó con multar y/o castigar a sus jugadores en caso de hacer alguna muestra de apoyo a la protesta del Veracruz, solo nos demuestra que las buenas intenciones y unión, son solo de dientes para afuera y para la fotografía. Nuevamente cero empatías: mientras yo esté bien, que los demás se chinguen…

Y si faltaba algo más, la cereza del pastel: La violencia en San Luis Potosí. Dos barras de fanáticos inadaptados con evidente resentimiento social han mancillado al futbol. Sus acciones deben marcar un antes y un después en nuestra liga. No importa quien empezó la pelea, importa lo que debe pasar después de esto. Por ser local, la directiva de San Luis debe cargar con la mayor parte de responsabilidad y de las consecuencias, además tienen un historial numeroso de acciones barriobajeras y provocadoras hacia otros equipos en las cuales, afortunadamente no ha habido consecuencias mayores. Y a su vez, la porra del equipo queretano, ya se ha dado a conocer en múltiples plazas y siempre por casos como estos. Sin dudar, ambas barras deben ser expulsadas del mundo del balón, sus miembros, sus gritos y su parafernalia apestan a violencia. Están tan desadaptados que incluso, ante la mínima critica en redes sociales sobre su comportamiento, te atacan y te insultan. Esto ya no tiene que ver con los colores de un equipo, esto tiene que ver con un estado social y mental muy preocupante.

Un buen amigo menciono: “si nosotros, como aficionados, con un simple celular, podemos identificar a esos aficionados violentos, ¿porque las directivas y autoridades no?” … ¿Temor? ¿Indiferencia?… ¿negocio?… sea cual sea el motivo, nuevamente la FMF y las directivas tienen la gran oportunidad de trascender poniendo un castigo radical. Y se puede, la muestra la puso sin hacer mucho ruido la directiva de los Dorados de Culiacán, donde con coherencia y de acuerdo con sus valores, el equipo termino de manera unilateral el contrato con el portero argentino Gaspar Servio después de que esté, hizo mofa en sus redes sociales a la terrible situación vivida en Sinaloa la semana pasada. Un equipo en la división de ascenso, pero con una directiva y decisiones de primera. Bravo Dorados.

Ahí está el balón botando para la FMF. Tienen la oportunidad de meter un golazo… tienen la oportunidad de poner el ejemplo…no la desaprovechen.

Comentarios

Comentarios