SABINO MEDINA / NINGUNA REFORMA DE ESTADO ES RADICAL, OTRO EL PROBLEMA Y LOS INTERESES EN PUGNA

DESDE LOS BALCONES

El Transformismo que postula la 4ª. Transformación en México, tiene un antecedente remoto, más o menos clásico, de la forma como las clases dominantes de Italia, se propusieron arribar al liberalismo del siglo XVIII, rezagado como estaba ese país, en medio de las contradicciones de los absolutismo monárquico eclesial, y el declinante colonialismo feudal esclavista puesto en práctica por Holanda, Bélgica, Inglaterra, entre otros países.

Se ahogaba la burguesía de la nación que le diera al mundo El Renacimiento, luego el Resurgimiento, sin colonias propias, a la manera como ya las tenían y explotaban, además de Francia, otras naciones de Europa. Antes, después de dejar de ser la nación comercial dueña del Mediterráneo, con el descubrimiento de América, la crisis que se abatieron sobre esa Península, la retrasó por siglos divida en reinos: el de Sicilia y el resto, el norte de esa nación que oscilaba entre dos fuerzas: Francia y el Imperio Austro Húngaro del que luego iba surgir el imperio Austro Germánico Románico, que dura hasta la unificación de los principados alemanes alrededor de Prusia, con la absorción posterior de Austria por Hitler.

A groso modo, ese es el itinerario político ideológico que se sobrepone al orden medieval del que formaron parte los Estados Pontificios y los posteriores ensayos de república, como la intentada por Cavour, en cierta medida por Garibaldi y el ir y venir de fuerzas en permanente contradicción hasta la aventura del Fiume y  Etiopía, ya en pleno siglo XIX.

Parte de estas crisis de capitalización nacional e internacional, en que se apoyara la naciente industrialización de Italia, con la Fiat entre otros enclaves empresariales, es desde donde corre el experimento del Transformismo Italiano, por demás ilustrador de lo que ahora hacemos en México, sin el mismo ingrediente ideológico político de la llamada “Oposición Laica” que acaso se dio por los mismos años de 1861, teniendo su reflejo en nuestro país con Benito Juárez y la Reforma, mediando los cambios anticoloniales de EU CONTRA INGLATERRA Y LO QUE IBA A ACONTECER EN MEXICO PRINCIPALMENTE, Y EN EL RESTO DE AMERICA LATINA.

El tratadista Giovanni Spadolini sintetiza de la siguiente manera: “la raíz del transformismo está toda aquí: en la disolución de los sistemas ideales que habían dado su sentido a las batallas de la derecha y de la izquierda histórica y en la necesidad de constituir una mayoría constitucional articulada y ecléctica que permitirá llevar a cabo el programa de reformas administrativas y de saneamiento financiero del gobierno.” Tales son las palabras de Agostino Depretis, proununciadas el 8 de octubre 1882.

Mientras tanto y casi al unísono, el empresario Quitino Salla expresa: “dejemos de lado las cuestiones de partidos.” El mercader de paños, más audaz que los generales reyes que habían osado mirar Roma, agrega: ¡Qué partidos! “ocupémonos de los intereses del país,”

Todo un rico y complicado entramado social, económico y político vivió Italia con el Transformismo que abarca de 1861 a 1922, en vísperas de ascenso del fascismo. Ya para entonces el mundo había cambiado, la Primera y la Segunda Internacional obreras surgieron y se hundieron, con sus peculiaridades de cada país, y al surgir la Revolución de Octubre en 1917, todo el mundo político europeo da vueltas y se pone pies para arriba con la Primera Guerra Mundial de 1914.

¿Y en que horario de la historia nos hallamos los mexicanos, Norteamérica misma, el imperialismo mundial y lo que dentro de ese entramado internacional significan economías como China, La India, Japón, y el resto del mercado mundial de unos y otros?

México endeudado hasta por el monto total de un PIB anual, 11.5 billones de pesos, con su petróleo concesionado, con las empresas gaseras dueñas de los ductos y del patrimonio nacional eléctrico embargado, entre otros muchos ramos.

El LOPEZ OBRADORISMO SE ANTOJA UN RESPIRO PARA TODO EL PAÍS, FUNDAMENTALMENTE PARA LA BURGUESÍA MEXICANA, PERO EL GRAN PARTE DE LA MISMA, PRINCIPALMENTE LA QUE INTERCAMBIA BIENES DE PRODUCCION Y MATERIAS PRIMAS “NATURALES”, POR MATERIAS PRIMAS ELABORADAS, SE CARCOME EL ALMA APROPIATIVA AVIDA DE RIQUEZA LIQUIDA, PRONTA Y ABUNDANTE, CENTRA ESA CONFLICTIVA CONTRA TODO ASOMO DE REFORMISMO Y TRANSFORMISMO EN MARCHA, QUE PARECE NO SATISFACERLES.

Este es un preámbulo introductorio para situar y reubicar nuestra realidad nacional al lado del imperialismo más poderoso de la historia. Mirando así las cosas, ¿En qué extravíos anda la derecha con Vicente Fox y sin él; con Felipe Calderón, asesorando a Iberdrola y a todo lo que se pueda; en tanto los embates párvulos de una pequeña burguesía política emergente y derechizada, que a ratos vocifera contra Trump, luego contra Nicolás Maduro, sin anclarse en ninguna realidad nacional, como no quieran hacernos creer que eso significan las estancias infantiles, estimándolas como más decisivas que las refinerías y el petróleo, por ejemplo?

A Italia y a Europa, también las asoló el narcotráfico y las guerras encubiertas, ¿otro tanto nos pasa a nosotros? Eso habría que analizar sin que reparemos en los dineros que de ahí surgen y fluyen por todo el territorio nacional. En la hora de la “Guardia Nacional.” ¿A poco no?

Comentarios

Comentarios