SABINO MEDINA / ¡LOS OCÉANOS LEGISLATIVOS Y JUDICIALES JUNTARÁN SUS AGUAS, CON ASOMBRO, OTRA VEZ!

DESDE LOS BALCONES

¿Quién es este personaje? Es miembro de una familia medianamente poderosa, ligada a la Banca Nacional en extinción y en vías de internacionalizarse, por medio de los créditos revueltos y oscuros del Fobaproa; cuestión clave en el nuevo orden económico internacional de fuerte subordinación imperialista.

Eduardo Medina Mora, accede a los espacios públicos, ocupando los primeros escalones ínfimos y claves en los órganos represivos investigativos del Estado Mexicano, al servicio de una fracción de un nuevo gobierno emergente de los grupos conservadores que, en ese momento acaudilla un extraño y contradictorio personaje Vicente Fox.

Como titular de la seguridad nacional, sirve a los intereses de la capitalización de la tierra y a los proyectos crediticios de esas obras urbanas, que se antojan colosales, por lo que se muestra proclive al uso de la fuerza contra las comunidades rurales que no caben como tales dentro de esa capitalización originaria que se antoja tan vasta, a lo largo del Valle de México y sus colindancias con la capital de la república.

El ahora todavía ministro de la SCJN, concluida la gestión de Vicente Fox, pasa a la siguiente administración en manos de los mismos grupos, la de Felipe Calderón.

Dos grandes arribos de poder animados de capitalizaciones intermedias y sin nada que ver con los regímenes de la economía mixta de los gobiernos postrevolucionarios. Estamos en los momentos en que la economía mundial barre y modifica las grandes economías planificadas de la URSS y el Este de Europa. Una ilusión tardía, un espejismo a la manera de un nuevo Plan Marshall en México, erigido sobre los despojos de más de 1220 empresas públicas, que ceden sus activos al crédito y al endeudamiento exterior ilimitado.

Sus ligas con los publicistas de Televisa, que se vierten hacia la política nacional cobra actualidad. Ellos son los agentes de avanzada dentro del Estado Mexicano, toda una forma de domarlo y ponerlo a tono con los nuevos esquemas de ampliación de los capitales comerciales y publicitarios, fuertemente vinculados a la creación de nuevos espacios del comercio y del crédito del país más estratégicamente importante, como lo es México.

Debieron surgir y producirse, algunas “desviaciones” en el trato inevitable con los representantes de la economía negra que también se apropian riqueza y comparten intereses a un lado y a otro de la nueva economía internacional que puja por la supervivencia en medio de los ciclos de crisis de cinco y diez años.

Esta misma hegemonía temporalera de la política nacional de los círculos de derecha, alimentados por el auge del petróleo y los precios, desplazan al Ministro de la SCJN, en esos momentos Procurador General de la República, hacia la representación diplomática de nuestro país en Inglaterra, para luego retornar, traído por los mismos intereses de la capitalización bancaria y especulativa de la tierra, y lo catapultan hacia la representación de México en los EU. Su estadía en ese cargo es breve, inexplicablemente lo remueven y luego, estos mismos intereses lo sitúan en un cargo clave, como Ministro de la Suprema Corte de Justicia, ya en el 2015.

Pero en el 2018 esos grupos pierden el control del Estado y en endeudamiento del país, hace imposible continuar por la misma ruta de la dependencia extrema de los procesos de capitalización internacional que, en México no pueden sostenerse sobre los endeudamientos y las especulaciones de la obra pública privada, caso notorio el Aeropuerto de la Ciudad de México, que implica un nuevo y colosal endeudamiento, además de una capitalización ficticia.

Le siguen las batallas legales, los amparos a granel, las campañas publicitarias negras, después de haberse “legitimado” las reformas estructurales, especialmente los fundos de las reservas del Golfo de México, en tanto estos grupos y personalidades insisten en combatir al nuevo régimen de un Presidente Mexicano popular y rectificador de los abusos públicos.

En este ambiente convulso se da la renuncia de don Eduardo Medina Mora, una de las cabezas visibles en el ámbito de la Judicatura nacional, al servicio de los intereses de la capitalización fiduciaria de las obras públicas, los créditos, débitos y tarifas de aeropuertos y carretas, a contracorriente de las fuerzas mundiales que empujan a la economía por los desiertos del Medio Oriente, Asia y la Europa entera, que también lucha por la sobrevivencia ultra imperialista sin el Brexit o con el Brexit, sorteando el comercio y el poderío Chino, Ruso y lo que de ahí se derive.

Cuentas más, cuentas menos, depósitos bancarios que constituyen porciones de acumulación menor especulativa, tales procesos riñen con las enormes valorizaciones accionarias industriales monopólicas y por ello, los ministros y los ex presidentes de algunos países visitan los reclusorios de vez en cuando.

Pareciera que MM no podrá huir siquiera al extranjero, en donde a duras penas vagan algunos políticos mexicanos en disfrazado retiro momentáneo.

Comentarios

Comentarios