SABINO MEDINA / EL PRESIDENTE TRUMP, ACTOR DE LA POLITICA MUNDIAL EN EU. 

DESDE LOS BALCONES

Apenas ayer, por la tarde, tuvo lugar en Orlando, Florida, el acto inaugural de la precampaña como aspirante a la reelección del Presidente Donald Trump.

El mundo entero observó esa concentración de entre 20 y 25 mil asistentes y los detalles escénicos y declarativos que ahí tuvieron lugar. Max Spence, el vicepresidente norteamericano fue el encargado de animar previamente el acto de entrada a esa concentración electoral política. Lo hizo “bien”, pudo hacerla, utilizando términos y expresiones que luego iba a corroborar el personaje histórico central de la política norteamericana  hoy por hoy.

¿Qué se dijo y cómo se actuó? Se dijo que se “estaba drenando el pantano”. ¿A qué se refiere esto? A la clase que vive de la política en Norteamérica, más o menos eso entiende, aunque podría agregarse que la mayoría de los tiros fueron contra el Partido Demócrata, si entendimos bien.

Fue un discurso colorido y lleno de retazos; difícilmente puede decirse que eso constituya un discurso, un hombre acostumbrado a los esquemáticos tuits y expresiones rotundas sin preámbulo alguno, ni continuidad de ideas.

“Somos un país maravilloso”, dijo, “la economía más fuerte jamás vista en la historia”….haremos grande, todavía más grande a Norteamérica….sólo Washington ha nombrado más jueces que yo…..Norteamérica nunca será socialista….tenemos una tasa de empleo la más alta….y ustedes estarán felices de recibir cada mes un cheque…. Etc.

Estas son algunas de las expresiones, entre otras  mucha, repetidas, que se oyeron ante esa masa de asistentes que le coreaban.

¿Cómo actúa el Presidente Trump? Apunta con los dedos de una mano y de la otra hacia donde se encuentra algún asistente real o imaginario; deja los micrófonos y camina por el estrado, mientras aplaude y de esa manera intenta confundirse con los asistentes.

El gobernador de Florida, puede decirse, fue el asistente político más destacado, a grado que tal que su esposa uso el micrófono cedido por Trump, para expresar su respaldo al Presidente norteamericano.

La primera dama de EU, también habló y Trump exalto la labor y el  trabajo prodigioso realizado por la misma; lo propio hizo para su hija Melania.

Preocupante el discurso y los desplantes histriónicos del Presidente Trump, así como la exaltación de su ejército y la alusión a favor de Israel, en contra de Irán y demás adversarios en el mundo. Rusia fue aludida, lo mismo que China, un tanto tangencialmente, pero con un claro sentido de la competencia comercial que entraña esta última potencia.

A México le fue bien a secas, no sin tener que digerir las expresiones Xenófobas en contra de los migrantes latinoamericanos, todo en el marco de la frontera sur segura.

Un discurso nacionalista y ultranacionalista, sin reparar en el sustento capitalista que tiene hasta que pudiera calificársele de ultra imperialista.

¿Podrá ganar o no un segundo periodo de cuatro años el Presidente Trump? Sería prematuro pronunciarse en un sentido u otro; faltan las fichas políticas de las precandidaturas del partido demócrata y quién de todos se imponga en ese ámbito; por lo pronto, el Presidente Trump le cargó las tintas al Senador Demócrata Sanders, lo quiere decir que lo consideran un adversario sólido en muchos sentidos.

De aquí a noviembre las cosas en mundo pueden chocar y moverse en un sentido u otro y, eso, puede favorecer o no al Presidente Trump, lo mismo que a las precampañas y campañas que tengan que afrontar los demócratas.

Las condiciones internacionales que tuvieron otros Presidentes norteamericanos, no son las mismas aunque se muevan las mismas fuerzas; por ejemplo, la agresión de Clinton en Yugoslavia, o lo acontecido en Egipto y en Libia, con la caída de Kadafi y la defenestración misma de Irak y Hussein, esos rescoldos aunque sigan latentes, hoy tienen el correlato de fuerzas estratégicas militares de similar o mayor poder, centradas en Rusia y China, Corea del Norte que ante esos acontecimientos no pintó y que hoy está en el tablero de ajedrez mundial.

No hay palabra final ni inicial, para determinar lo que pueda pasar a corto y mediano plazo dentro y fuera de EU. Eso lo sabemos los mexicanos y si no, es tiempo de que nos apliquemos con toda la cautela del caso y CON el mayor sigilo político y diplomático posible, sin recurrencias mañaneras que no vengan al caso. El horno de la política mundial no está para bollos y hasta el río Suchiate lo sabe y experimenta. Otra vez, tiempo al tiempo y, cautela y más cautela, todo lo que se pueda.

Comentarios

Comentarios