SABINO MEDINA / DE LO MÁXIMO A LO MÍNIMO POLÍTICO

DESDE LOS BALCONES

Sin comentarios.

Esta fue la más breve y contundente respuesta a quien preguntara al Presidente de México, Andrés Manuel López Obrador, sobre lo dicho por el ex presidente Vicente Fox, pronunciado durante la conmemoración de los 80 años del PAN.

Breve y concisa fue la respuesta y nadie ha intentado insistir en el Primer Mandatario del país, se refiera a las expresiones del habitante de San Cristobal.

Me vuelve a la memoria y la he vuelto a releer, la famosa entrevista que don José C. Valadez, le hiciera el rancho Santa Bárbara, al general Plutarco Elías Calles, en el mes de junio de 1935.

¿Qué se dijo en esa entrevista? Hay que repasar uno a uno las cosas que ahí se plantearon, sobre todo la narrativa sobre la narrativa del propio entrevistador quien comentara el color de las sábanas, el cigarrillo y la forma como prendiera “a la norteña” el expresidente y todavía, por horas, Jefe Máximo que, para esos momentos se quejara de la inconstancia de los amigos y la forma como valoraba la política.

Este documento histórico no se publicó en su momento,  sino hasta 1943, que de manera inopinada le fuera sustraído de sus papeles y sus libros, al extraordinario periodista e historiador de mazatleco, después de que éste había cesado de ser secretario particular del mismísimo secretario de relaciones exteriores, en régimen de don Manuel Avila Camacho.

Quien guste de la historia y de sus lecciones, puede acceder fácilmente a tal documento, vale la pena leerlo y dimensionar los equívocos de un hombre tan excepcionalmente inteligente y astuto, como lo fuera el expresidente mexicano.

Hoy que vemos a los ex presidentes mexicanos, dos de ellos, los dos panistas, cometer error tras error en su comportamiento tan superficial e irresponsable, conviene contrastar hechos y circunstancias.

¿Quién se atrevería a hacerle una entrevista a cualquiera de estos dos ex presidentes de la república, PANISTAS AMBOS?  Y PREGUNTARLES: ¿por qué ninguno de los dos permitió que se conociera el resultado de la auditoría que se hizo al Fobaproa y de la que unos y otros se han olvidado?

Entre otros muchos cuestionamientos, como los que don José C. Valadez, realizara directa y mentalmente al gran caudillo del famoso Maximato en México.

Calles comete el error de hablar del general Lázaro Cárdenas del Río, también comente el error de pronunciarse sobre el atentado del tren México  Veracruz, y exonerar de responsabilidad a Luis N. Morones, dirigente de la CROM, de tal hecho.

¿Cómo un político tan experimentado, pudo cometer tamañas afirmaciones sobre acontecimientos tan delicados y que no le correspondían?

En lo internacional realizó afirmaciones sobre Adolfo Hitler y sobre Alemania que el tiempo desmintiera, al igual que la interrogante sobre una Segunda Guerra Mundial, a la consideró imposible por cuestiones del colonialismo territorial pasado de moda.

Magnífica tarea haría cualquier periodista que se atreviera a realizar cualquier entrevista a estos dos actores de la política post neoliberal de derecha, en las circunstancias actuales de la política nacional e internacional.

“SIN COMENTARIOS”, DEJA TRAS DE SÍ, EN EL AIRE, SI LO EXPRESADO POR VICENTE FOX, PODRÁ JUDICIALIZARSE, O SI ESTO QUEDARÁ EN EL AMBITO DE LA CONFIDENCIALIDAD DE LA INTELIGENCIA Y CONTRAINTELEGENCIA DEL ESTADO MEXICANO.

¿Quién se halla a prueba de la “razón de Estado” en estos affaires, para iniciar o no una investigación de la madeja de intereses ocultos que mueven tamaño revanchismo sin precedentes, por sus características, en la historia de México?

Don Porfirio, que se sepa, no le movió las aguas al Presidente Madero; si a Juárez y a Lerdo de Tejada, pero en la misma forma como lo hicieran después los hombre de “Agua Prieta”, a Carranza, no después en cada uno de ellos ocupara altos cargos en la administración pública y de la política.

De la historia sabemos, pero poco aprendemos y menos hacemos caso de la misma, sino fuera así estos ex presidentes de México, terriblemente enriquecidos, no andarían cada uno de ellos en su propia aventura de repetir y revertir el poder que con tanto afán procuran.

De la discreción y reserva política de don Andrés Manuel López Obrador, frente a ellos, no aprenden, y por lo que se ve, no aprenderán.  AL TIEMPO Y EN LAS MAÑANERAS. 

Comentarios

Comentarios