Sabino Medina

DESDE LOS BALCONES

¿Quimioterapia legislativa para contrarreformas económicas?

Antes de entrar en tema, quiero hacer dos reconocimientos: uno a PLAZA DE ARMAS, con nombre y apellido, por su distinción en Puebla; y al Obispo FAUSTINO ARMENDARIZ de Querétaro, por su ELEVADA postura humana Y PASTORAL, frente a los emigrados centroamericanos que pasan por México.

Paso a la cuestión de lo enunciado arriba. Se puede observar y analizar en un diario de esta ciudad, como destacan las intervenciones legislativas en el Senado de la República de don Mauricio Kuri, una de ellas, la energética, en que se reducción propone la reducción del IEPS que grava a las gasolinas entre otros energéticos.

Dicha propuesta se hizo en alianza PAN PRI. ¿Cuánto tiene de verdadera intención legislativa y cuánto de probabilidad de poder ser aprobada de inmediato? Ninguna y analicemos porqué:

Tanto panistas como priistas, aliados y en oposición a MORENA, soslayan o evaden la realidad económica que ellos mismos crearon, especialmente en materia energética: primero, privatizaron transnacionalizada la fuente de los energéticos, dando entrada a costosas tecnologías, como la de cogeneración eléctrica, suprimiendo la generación hidroeléctrica de los varios grandes embalses en todo el país, particularmente Chiapas y Tabasco.

Segundo, la cogeneración eléctrica por medio de gas, se hizo a costa del país y el gas hubo de comprarse y se compra en Perú, sin que tuviéramos antes plantas de almacenamiento del mismo en Manzanillo y otros puertos del país donde se desembarca dicho producto.

Esto por lo que hace a los costos elevados de la electricidad y su precio elevado en todo el país. Se aceptaron  las medidas económicas antinacionales, ruinosas, costosas en favor del capital, y ahora se proponen curarse de las mismas, o fingir remedios legislativos de pesos y centavos más o menos, cuando el capital deuda contraído por esos fabulosos avances tecnológicos que nos trajo la cogeneración española, cobra intereses centuplicados que borran de la competencia a pequeños, medianos y grandes consumidores, especialmente a la población rural y urbana marginada del país, parte de la cual vive en Querétaro y en otras localidades de la entidad.

Escribe un economista canonizado por el capitalismo de Europa y Norteamérica, que los empresarios vienen en bandadas y que el ajuste de los costos y los precios, por ese nuevo poder adquisitivo, lleva tiempo y mientras tanto algunos salen de la economía circular y también de la economía desenvolvimiento.

¿Querrán decirnos PRIISTAS Y PANISTAS, por voz del Senador Mauricio Kuri, que los nuevos parques industriales traídos a Querétaro, deben contar con tarifas más bajas que las resultantes de sus altos costos de producción? Al haber mayor consumo se elevará el costo, la compra que la CFE le hace a las empresas españolas cogeneradoras y vendedoras, intermediarias de la electricidad con que se surte el mercado nacional.

Otro tanto ocurre con el falaz planteamiento de reducir el precio de la gasolina. Primero, privatizaron las fuentes refinadoras donde se separan los elementos del hidrocarburo, dejando aquellos productos más rentables, de mayor valor, en manos de capitalistas privados que no pagaron tierra, ni trabajo, ni tecnología en equipo que recibieron y sin embargo recargaron deuda antes y después de continuar con la producción del caso: Pajaritos, Morelos y el resto de las casi seis refinerías que operan en Pemex a un 50 % o menos de su rendimiento; en tanto se multiplicaron y de centuplicaron las importaciones de gasolina, volúmenes que se roban, en los ductos también privatizados, principalmente en Guanajuato, Querétaro y Puebla, entre otros, y estos lo saben bien los panistas y los otros lo disimulan.

¿Proponen la reducción de las tarifas eléctricas y el precio de las gasolinas y otros carburantes, sin analizar las condiciones como se producen y se comercializan según pretende el Senador Kuri a nombre de la bancada panista en el Senado? Fácil, muy fácil legislar así, tan fácil como llegar al Senador de la República, con una costosísima campaña de millones y millones de pesos, cuestión que hasta otro presupuestivoro local y federal, como Marcos Aguilar, recusa y se duele en su oportunismo político nunca colmado y satisfecho. El problema de aspirar y querer del ego.

Hay mucho más que analizar, a manera de deshebrar las propuestas legislativas de la derecha que quieren descarrilar a Andres Manuel López Obrador, aun antes de que se enriele con el poder presidencial de México. ¡No hay que comer ansias y menos ingenuidades preelectorales de impaciencias adelantadas! Todo a su tiempo, destrabándose a tiempo, diría don Renato Leduc.   

Comentarios

Comentarios