Sabino Medina

DESDE LOS BALCONES

Los huevos de la política pasados por agua

Pareciera que los contrastes de la política y sus intereses, corren y discurren por las distintas cuencas y  las planicies agrícolas del país; Sinaloa (once ríos) Sonora, con el Río Mayo, El Yaqui, entre cientos de cauces que bajan pos las estribaciones de la Sierra Madre Occidental.

Sinaloa, con su agricultura empresarial capitalista, al perecer, es la más golpeada, no menos que los grandes centros urbanos de la tierra de Calles y Obregón, ente ellos la propia capital y el antiguo Cajeme.

Un millón 600 mil hectáreas de diversos cultivos siniestradas siniestrada, de los casi seis millones de superficie que tiene la tierra del General Rafael Buelna, “Granito de Oro”, muerto en Morelia. Hasta hoy, sólo la presencia de López Obrador en Sonora, se deja sentir y algunos secretarios de estado enviados a cumplir con el protocolo de rigor en estos casos.

Recién acaba de dar su primer Informe de Gobierno del Estado de México, don Alfredo del Mazo, el tercero de la familia que ocupa el cargo.

A este acto concurrió toda la clase política del Estado de México, casi la misma desde hace por lo menos 40 años y, simultáneamente discurre el anuncio, como amago político de los dueños políticos de estas cuencas hidrológicas, de que el Cutzamala, el caudal principal que surte a los más grandes centros poblacionales del país, entre ellos la capital de la república, a partir de mediados de noviembre del año que corre, dejará de surtir el líquido vital por cuestiones de las consabidas reparaciones y de mantenimiento que año con año se dan en esta Cuenca del Cutzamala.

Pareciera un deliberado desafío calculado de la estirpe política mexiquense, en contra del acto de Toma de Posesión del Presidente Electo de México, Andrés Manuel López Obrador; no lo es, pero lo que parece y por eso la debida antelación del aviso del racionamiento del agua que surte al Distrito Federal, como para que se sepa que las cuencas hídricas también constituyen un factor de poder y no sólo los contratistas del Aeropuerto Internacional a erigirse en Texcoco.

El valor de la producción agropecuaria de Sinaloa se estima en 50 mil millones de pesos, el maíz de primavera verano no estaba sembrado, cultivo que da cosechas hasta por más de 6 millones de toneladas, le siguen las oleaginosas como el frijol, el ajonjolí, y la soya con cerca de 14 mil hectáreas, aun cuando el maíz ocupa una superficie de poco más de 837 mil hectáreas.

Entre paréntesis, el valor de la producción agrícola en Querétaro se estima en alrededor de 4 mil 066 millones de pesos y los acaparadores del grano a veces no les pagan sus cosechas a los ejidatarios, pero si las revenden y las industrializan en otras entidades.

En el país se siembran aproximadamente 7 millones 869 mil 705 hectáreas de maíz, 1 millón 425 mil 157 de riego y casi 6 millones 455, 548 de temporal, le siguen en superficie el frijol, el trigo, el arroz, la cebada y el sorgo, con utilización del riego por mitad de las respectivas superficies.

En orden de importancia en materia agrícola ocupa el primer lugar Michoacán, le siguen Jalisco, Sinaloa y Chihuahua, Sonora, Veracruz, con valores respectivos de su producción de 81 mil millones de pesos, 57 mil millones, 48 mil millones, 42 mil millones y 41 mil millones aproximadamente.  Con la devaluación de nuestra moneda y el alza de los intereses del crédito y los insumos, el alza de los precios de las subsistencias elevará la carestía, digan lo que digan los agoreros de la macroeconomía. ¿Y cómo se cobra el agua para el campo y la ciudad, para producir cerveza y exportarla, entre otros usos? CONAGUA SE PLAGO DE BURÓCRATAS A LO LARGO Y A LO ANCHO DEL PAÍS, QUE SE RINDEN AL MEJOR POSTOR, PREGÚNTELE A LAS MINAS SI ESTO NO ES ASÍ.

Por eso y por otras causas, intitulamos esta colaboración: como los huevos de la política nacional pasados por agua.

Comentarios

Comentarios