José Fonseca

CAFÉ POLÍTICO

Morena, riesgo de tribalización

Aunque los diversos coordinadores, vicecoordinadores y directivas de las bancadas de Morena en el Congreso de la Unión nos dicen que son como los 3 mosqueteros, uno para todos, todos para uno, o como muégano ideológico, hay indicios de algunos, digamos, desacuerdos.

Ya veremos si los desencuentro entre Martí Batres y Ricardo Monreal en el Senado son simples errores de comunicación o de plano irremediable disputa, o si Mario Delgado logrará que los más de dos centenares de diputados morenistas actúen sólo a su voz de mando.

El problema es que el origen de la gran mayoría de los personajes de las Cámaras son grupos de izquierda, cuya tribalización se pospuso con el candidato López Obrador. Veremos si, ya Presidente, el tabasqueño impide que, oootra vez, las tribus hagan trizas el proyecto.

La realidad aplasta a la percepción

Hace una semana, en este espacio de El Economista, se advirtió sobre el choque de la percepción con la realidad, pues bien, conforme avanzan los equipos de transición en el conocimiento de las diversas áreas de gobierno, revientan como pompas de jabón los prejuiciosos juicios sobre la realidad administrativa.

Han descubierto la veracidad de aquel viejo refrán que decía: “las campañas son poesía, pero se gobierna en prosa”. Por eso reconsideraciones como la de la designada Secretaria de Energía Rocío Nahle que advierte que por ahora no se quita el IEPS, impuesto a las gasolinas.

Descubren que están interconectadas muchas partidas, que no se puede decidir la supresión de una sin considerar las repercusiones en otras áreas y que ni siquiera el más razonable recorte de gasto deja de tener efectos en muchos ámbitos. Poco a poco.

  Diplomáticos, menos sueldo, más trabajo

De acuerdo con los proyectos que trascienden desde el equipo que estará en la Secretaría de Economía, el objetivo del próximo gobierno es la desaparición de Pro-México, instancia que con cierta eficacia ha logrado atraer inversión extranjera a México.

La idea, afirman, es que la tarea promotora de negocios en México la realicen los diplomáticos mexicanos desde sus embajadas, algo que hace más de 30 años se vieron forzados a hacer los diplomáticos de Corea del Sur y les costó mucho trabajo.

Quizá los diplomáticos mexicanos también se adapten a esta nueva tarea. La diferencia es que a los diplomáticos coreanos nunca se les dijo que también debían aceptar rebajas en sus salarios. Nunca se les dijo que harían más por menos.

NOTAS EN REMOLINO

Dirán misa Martí Batres y Ricardo Monreal, pero ni en los momentos más duros de la hegemonía priísta se intentó coartar a la oposición para que dijera sus versiones en la tribuna del Senado. La decisión tomada por los morenistas la semana pasada los lleva a superar la criticada “intolerancia priísta” … El affaire de los tráileres con cadáveres del forense de Guadalajara ha demostrado que cualquier política de seguridad tiene que incluir una inversión cuantiosa en los servicios forenses de toda la República. Cosa difícil, en medio de tanta austeridad… El próximo miércoles celebra el triunfo del Ejército Popular Chino y el restablecimiento de un gobierno para toda China. La embajada, como siempre, invista al ex presidente Luis Echeverría que en febrero de 1972 reconoció al gobierno de Beijing… El muro en Ciudad Juárez no conmueve a quienes lo vemos como un esfuerzo norteamericano más para reforzar su frontera. No es el primero, ni el último. Y, como todos, tampoco detendrá la migración… Vale más que se prevengan los legisladores, pues ya salieron vivales que piden desaparecer el Canal del Congreso, “por no ser rentable” …

Comentarios

Comentarios