Sabino Medina

DESDE LOS BALCONES

Los derrotó la realidad y su actuar contra el país

Unas y otras fuerzas “políticas”, sigámoslas llamando así, fueron víctimas de sí mismas, de su propio actuar frente a las fuerzas y a las relaciones productivas del país; al PRI, PAN Y PRD, les pasó lo mismo.

Si la mal llamada reforma energética, que nunca lo fue, como no sea para el capital petrolero mundial, hubiera servido para extender y profundizar esas fuerzas productivas, no cabe duda que la campaña presidencial que acaba de pasar les hubiera favorecido.

En contra de sus previsiones y malos cálculos, se alzaron fenómenos devaluatorios del peso; alza de precios, especialmente los carburantes y la inseguridad rampante por todo el país, como si ésta hubiera sido planificada a propósito.

En lo internacional, el imperialismo se abstuvo de ratificar en sus términos el TLCAN y no como mero voluntarismo bonapartista o cesarista de allá, sino acuciados por la tasa media de la ganancia mundial media, que se distribuye desde luego a favor del enorme capital especulativo que supera varias veces el PIB de EU.

Si una economía y otras, presentan fisuras y contradicciones, por ejemplo, toda Europa con EU, y ésta con China, no es a causa de meros equívocos de rumbo y orientación económica de un mandato político de turno en el cúpula imperial; sino a causa de exigencias en la reproducción y producción del capital; porque si estos procesos se frenan o entorpecen, se buscarán otras salidas, incluso las guerras limitas o no y los gastos militares.

En México, ni unos, ni otros, han querido entender esta realidad  capitalista mundial, sea de asimilación o subordinación a la misma, intentando creer y hacernos creer que con formulitas de amistades diplomáticas menores, toda esa enorme contradicción se puede sortear con libre comercio, al que el propio capital se ve precisado a reglamentar y reducir en favor suyo.

Una de estas fuerzas, por ejemplo, creyó posible que con privatizar la tierra ejidal, podría avanzar con la sola renta minera, luego con la de la vivienda, llámese Parques Industriales, agua y contratismo a granel en todo y por todo, las relaciones de producción iba a caminar a favor del país, de nuestra burguesía emergente, tardía, acaudillada por tecnócratas improvisados de todo color y sabor.

Se equivocaron de pe a pa, hundieron a la población en la peor de las situaciones y hoy, todavía, juegan al cálculo de que AMLO fracase en sus medidas correctivas internas de la economía nacional, como esa de ponerle freno a la burocracia dorada de las residencias y los paseos, de los gastos suntuarios y de sus inversiones en dólares  valores especulativos sin fin.

Saben que se equivocaron, lo expresan y los dicen ellos mismos; pero sueñan en volver y seguir jugando a la lotería electoral nativa de corto y largo plazo.

Mientras tanto dicen no entender a AMLO, tampoco entienden a la realidad que pisan y que los apalea, por ahora sólo electoralmente. ¡Pero cómo extrañan ya desde ahora, los altos cargos y las prebendas, los bonos, los altos salarios y los bonos millonarios!

Dicen no entender a AMLO, que suprime la multiplicidad de delegados federales, como si con esto se fuera a acabar el mundo. Fingen alarma, expresan tímidos desafíos a muchas de las medidas apenas correctivas; pretendiendo que el capital industrial y comercial les haga seguidilla; eso no acontecerá por el desarrollo mismo capitalista de México y, porque nuestro inmediato vecindaje con la gran economía, polo mundial, hace imposible limitar las aguas del Golfo de México con un gran y profundo muro, como lo que se propone hacer en tierra y que está todavía en veremos. 

ANDRES MANUEL LOPEZ OBRADOR ES EL NUEVO PRESIDENTE DE MEXICO, lo quieran o no lo quieran reconocer así y es mejor que lo empiecen a entender. ¿Verdad Senador Kuri, de Querétaro?

Comentarios

Comentarios