Sabino Medina

DESDE LOS BALCONES

QUERETARO Y LOS VIENTOS DE LA HISTORIA

Por cuestiones geográficas o por lo que sea en Querétaro se han iniciado y quedado agolpados en la Constitución de 1917 los vientos sociales y políticos de nuestra historia.

En Querétaro prosiguió la evangelización que se había iniciado a la caída de La Gran Tenochtitlán, Fray de Zumárraga y Motolinía fueron los precursores de una gran recuperación étnico, cultural antropológica después de aquel desastre humanitario que fue La Conquista-

De la capital del Virreinato que se instalara en el antiguo reino Mexica, se ahí que Querétaro pasó a ser el punto de arranque paa la extensión hacia el Norte del dominio español. No sólo fue una proeza del espíritu evangelizador, sino de las fuerzas productiva indígenas en relación con la tierra, los bosques y los acuíferos, de ahí que las minas, productoras de oro y plata, se constituyeron en la necesidad primordial del poderó comercial de España, cuando dichos metales eran la base de valor monetario de aquel incipiente intercambio de la naciente Industria, cuya fuente fueron las fobras naturales: el algodón y el lino; pero sin moneda patrón de valor plata ese desenvolvimiento no se explica.

Ese proceso arrancó desde mediados del siglo XIV cuando se funda Querétaro y luego Zacatecas, puntos equidistantes de Guanajuato, cuya relación arranca desde el lejano mundo mesoamericano, concretamente desde la expansión de la “Nación Chichimeca” desde donde se ramifica el Tarasco, el Otomí y los Pames que fue la estirpe que domina la Sierra Gorda y parte de San Luis, lo que luego serviría de sustento materia e ideológico a esos dos grandes centros mineros.

Saltándonos fases enteras de historia, en Querétaro se dan condiciones estratégicas, para que los principales conspiradores Hidalgo, Allende  y La Corregidora, Doña Josefa Ortiz armen las condiciones para la creación del núcleo insurgente fundamental que se iba a dar en 1810.

En Querétaro se incubó y terminó la aventura imperialista de Habsburgo, baste recordar que Tomás Mejía fue quien diera el discurso de bienvenida a Maximiliano y eso no sucede de la noche a la mañana; luego se le fusila en Querétaro junto con Mejía y Miramón, por un general, Mariano Escobedo, que bien conocía la Sierra Gorda y a sus gentes.

Querétaro es punto de entronque ferroviario y también carretero y esto le crea ciertas condiciones ventajosas de todo tipo que a veces de bien utilizan y en otras no tanto.

Entre El Bajío, los campos de Celaya y León con Querétaro y a Ciudad de México existe un flujo comercial y político, aparte de militar por los trenes, que convierten a Querétaro en el Baluarte ideal para la concurrencia de los delegados al Congreso Constituyente de 1917, muchos de los cuales acabos de salir de la cruenta lucha fraticida entre el Villismo y el Carrancismo Obregonismo.

No podía repetirse el fenómeno de La Convención de Aguascalientes, Querétaro es lo más cercano al poder del Primer Jefe y lo que pudiera estar realizándose en aquellos memorables debates-

¿Qué se dice ahora fundada e infundadamente? Lo más reciente: que el ex gobernador de Querétaro. Lic. José Calzada Rovirosa, secretario de agricultura actual, se le señala y especula como un nuevo dirigente del PRI.

México atraviesa una de sus más grandes y complejas etapas. Los hechos están a la vista.

Frente a ellos se requieren políticos probados, con vasta experiencia y con el estilo y manejo adecuado de gentes y organizaciones. Esos requerimientos los tiene de sobra el ex gobernador José Calzada Rovirosa y de resultar reales lo que adelantan algunos analistas, ni duda cabe que Calzada Rovirosa recibiría una de las más delicadas y difíciles responsabilidades de las varias que ha tenido a lo largo de experimentada militancia.

Cualidades y atributos políticos los tiene el ex gobernador de Querétaro, aunque la política no dependa de factores exclusivamente  subjetivos, sino de condiciones y coyunturas muy especiales que pueden variar de la noche a la mañana-

Si echamos una mirada retrospectiva a la vida de ese partido, el primero y el más grande de la burguesía revolucionaria; el General Lázaro Cárdenas pintaba poco frente a los generales Joaquín Amaro, Almazán y el propio general Manuel Pérez Treviño, Jefe por entonces del PNR; lo mismo podría opinarse del Ing. Ortiz Rubio, frente a Arón Saénz, quien en Querétaro viera eclipsadas sus esperanzas presidenciales.

El tiempo y las circunstancia diran una cosa u otra, aquí nos limitamos a destacar las cualidades políticas de uno de los últimos y quizá el mejor de los gobernadores que han dirigido a Querétaro y su pueblo lo valora, aprecia y entiende.

Comentarios

Comentarios