Sabino Medina

DESDE LOS BALCONES

Teología política y política teologíca

Con el mayor afecto al joven ex Rector de la UAQ y candidato al SENADO.

Sabino Medina

Posiblemente esta es la raíz histórico política de lo que se esconde en la fraseología confusa, vaga e imprecisa de todos los partidos que contienden en la democracia, sea ésta social o combinándose  ambos términos.

También se sabe que el pueblo vive sus problemas políticos en la teología y aquéllos en ésta. Por ello casi todos los actores de  la política son banales, fútiles y vacíos, necios en que el pueblo entienda o descifre las intenciones de cada quien.

Si un aspirante político dice tal cosa, el resto de sus oponentes se le echan encima, sin adicionar nada propio. si es que lo hubiera como reflejo de la realidad.

Analicemos por ejemplo algo que dicen y repiten como, cantinela gran parte de los políticos y los gobernantes, dicen por ejemplo que, van a venir más capitales, como si la capitalización ya existente pudiera crecer y multiplicarse al infinito como los panes y los peces de Cristo.

Africa, otro ejemplo histórico, comenzó a recibir inversión extranjera, cada vez, más creciente, como el Congo y Sudáfrica a lo largo de por lo menos de finales de 1600- Lo propio aconteció en China, la India y Australia; ¿Y se desarrollaron dichos pueblos? No lo hicieron sino hasta mucho tiempo después de conquistar su independencia de las metrópolis.

México dio al mundo una inmensidad de riqueza, rentas, materias primas, no capital; luego empezaron a fluir a su territorio inmensas inversiones en tecnología ferroviaria y explotación minera. ¿Logró nuestro país desarrollarse y abatir el mundo feudal de la tierra?

Las condiciones capitalistas no se trasplantan como los invernaderos. Existe cierto límite para que un país recepcione capital.

La gran crisis de la economía mundial parte de los propios centros financieros accionarios que no pueden crecer al infinito de manera progresiva, sino recesiva con la caída de la tasa promedio de ganancia internacional; la devaluación de las monedas y el alza de precios es consecuencia de la enorme saturación de capital y de crédito que hace tanto daño como la grasa y el colesterol al cuerpo.

Este sábado de gloria se van a quemar en las plazas públicas los chamucos. ´ ¿Qué significa esto? La exorcisación de los abusos y los atropellos de unos cuantos que se refugian en la política sin aportar nada a la conducción y al manejo del trabajo social de un país entero.

Nuestro pueblo es profundamente religioso porque ha sido necesario que lo sea, porque sus condiciones materiales lo llevan a sobreponerse a ellas aunque sea idealmente, de manera imaginaria, teológica como lo vimos al principio de  estas notas.

¿Qué haría nuestro pueblo sin esa fuerza espiritual, como una forma de soportar y sobreponerse a sus adversidades sociales y políticas? La política como actividad circunscrita a las élites dominantes, a las familias acaudaladas y a las gens desde los tiempos de Roma, era el anuncio de la decadencia feudal económica centrada en la tierra y en una sociedad de ociosos plebeyos, pero libres y sueltos a los que se les daba pan y circo.

¿Han cambiado las cosas ahora, donde los hijos y los adoptivos, las esposas y demás familia se turnan en los cargos públicos? Por eso el pueblo y yo somos religiosos a morir y así seguiremos, hasta que se pueda cambiar de orientación respecto de nuestra dependencia y subordinación con el coloso capitalista, el Moloch que se quema solo, a medida que transcuren sus dias de gloria de todos estos años. Y  Tan Tan.

Comentarios

Comentarios