Sabino Medina

Sabino Medina
Sabino Medina

El síndrome Trump, contra la uaq

Desde los Balcones

  

El día 26 de enero de 2017, sesionó el Consejo Universitario de manera regular. En el mismo hizo acto de presencia uno de los disputantes al liderazgo del SUPAUAQ el maestro Saúl Guerrero García, quien en forma airada leyó un documento que, en síntesis pretendió responsabilizar al Rector de su falta de liderazgo en las bases magisteriales que dice representar por la toma de nota que le proporcionó de manera irregular la Junta Local de Conciliación y Arbitraje, sin que hubiera finalizado el proceso interno llevado a cabo.

Bien, el Consejo Universitario se abstuvo de reconocer al presunto líder sindical, indicándole que este asunto ya se había acordado en el sentido de dicho organismo máximo de la UAQ, no debe, ni puede inmiscuirse en cuestiones de orden sindical y menos para dirimir Una controversia que solo atañe a la Asamblea de esa organización que es la legítima titular de los derechos laborales.

La sesión del Consejo Universitario de la UAQ, continuó sus trabajos y entre otros, acordó la propuesta del representante de Ciencias Químicas, quien planteó la conveniencia de que el próximo informe del Rector Gilberto Herrera Ruiz, se llevara a cabo en la Plaza de Armas, previo permiso que se solicitara a las autoridades municipales a fin de disponer del espacio, lo que fue aprobado después de breve deliberación, en que igualmente se acordó que el Informe se realizara de manera tradicional por la mañana, en los recintos del caso y que paralelamente y hasta por la tarde se estuviera trabajando e informando en dicha Plaza Armas, de los trabajos y modo de operar de la Máxima Institución de Enseñanza Superior de la entidad.

Nada de anormal en todo ello, en el afán de exteriorizar ante la población de Querétaro las tareas y los modos del trabajo institucional de la UAQ.

Al día siguiente, se publica en prensa local un comunicado en que se refieren a supuestas o reales señalamientos de la Entidad Fiscal Superior de Auditoría del Estado, donde su señalan varios conceptos de pago préstamos y otros operaciones normales en los gastos de la UAQ, que, sin más, descontextualizados, dejan traslucir un supuestos inexistentes y arbitrario actuar en distintos rubros que afectan a prestaciones cobradas del personal docente y servidores administrativos, todo correspondiente al ejercicio del año 2015.

Uno de los rubros señalados se refiere a la “falta de pago del impuesto predial de todos los inmuebles pertenecientes a la UAQ.

Ya es antiguo el diferendo de la UAQ con la autoridad hacendaria, en el sentido de la Institución, por disposición de su Ley Orgánica, no es tributaria de contribución alguna, entre otros servicio de agua y predial, lo mismo que las percepciones de los trabajadores, esto último derogado de facto y bajo el particularismo fiscal de cada trabajador universitario se les somete al régimen general vigente impositivo, siendo que son la parte vida y activa de esa Autonomía que el Estado ha otorgado y que en la práctica vuelve insubsistente.

¿Para qué se publica así esta información suelta y no suficiente validada en términos legales? Se hace con el deliberado propósito de contrarrestar el sentido social institucional con que la UAQ quiere hacerse sentir y oír de la ciudadanía del Estado de Querétaro, sensibilizando acerca de las bondades de la enseñanza pública gratuita que se centra en las Universidades Públicas y Autónomas como la UAQ.

Al día siguiente, 28 de enero 2017, en todos los diarios estatales,  el propio Gobernador Constitucional del Estado, Francisco Domíinguez Servién, signa tremendas declaraciones personalizando las cosas en el señor Rector Dr. Gilberto Herrera Ruíz, a quien le hace el cargo de “estarse haciendo bolas” y para lo cual le mandará dos funcionarios, los secretarios de Educación y de Finanzas, para que se deje de estarse haciendo bolas, pues él ha cumplido cabalmente sus ofrecimientos de apoyo a la UAQ, siendo que más respeta su palabra.

Pasa por alto el señor Gobernador Francisco Domínguez, que todo lo analizado y acordado por el Consejo Universitario de la UAQ, se hizo de manera colegiada y que parte del mimo lo integra el señor Secretario de Educación, Lic. Alfredo Botello, quien nada expuso en contrario de los acuerdos y determinaciones a que se arribara en esa Sesión del H Consejo Universitario de la UAQ.

¿Qué pasa con ese síndrome burocrático político de Trump que parece infectar a todo el planeta, sobre todo a los partidos y a los parlamentos, como a los titulares de los Poderes Ejecutivos? ¿Véase si no los pretextos ciertos o falsos esgrimidos en Brasil, en Argentina y hasta entre Estados Soberanos como México y EU, en donde el poderoso ofende y atropella la soberanía mexicana?

Esto mismo se apunta en las expresiones Ad Hominen referidas por el Gobernador Francisco Domínguez  contra la personalidad del señor Rector de la UAQ, Dr. Gilberto Herrera Ruíz y lo propio hace el enviado sindical espurio, enviado del gobierno local,  habilitado como torpedo en contra del propio Rector de la Institución, como si éste dispensara y quitara calidades sindicales así se erigen un claro adelanto al proceso sucesorio rectoril que tendrá lugar en el 2018, bajo el señuelo ominoso de minar, ya desde ahora, la AUTONOMIA UNIVERSITARIA a golpes de intimidación fiscal inconstitucionales y de porrismo gremial ya larvado, oneroso y desestabilizador de las propias finanzas que no dan rendimientos ni plusvalía alguna, pero cuyas prestaciones se multiplican al capricho de sus dirigencias de ocasión case o no case en la crisis en que se desenvuelven las Universidades del país y en particular la UAQ.

El Rector de la UAQ ha mantenido comedido silencio y discreción ante tales descalificaciones del señor Gobernador Constitucional del Estado, pero la comunidad reciente los agravios que ello entraña y sería deseable una rectificación inteligente directa y de los subalternos, subsidiarios gubernamentales que una y otra vez creen entrar el quite sin decir agua va en contra de la UAQ y sus representantes INSTITUCIONALES

La UAQ NO ES UNA GUARIDA DE INFRACTORES FISCALES.                                                                                                                                                                                           Es una comunidad de maestros y alumnos y una institución que merece desarrollarse cuantitativa y cualitativamente; pero año con año decenas de miles de jóvenes queretanos, que tocan a sus puertas son rechazados: no encuentran inscripción por lo reducido del presupuesto y la nula ampliación de su espacio y laboratorios. Con esa estrujante y trágica realidad si se hace bolas el Estado y la UAQ, lucha y carencias que se empeña en vencer el Rector Gilberto Herrera Ruiz.

Comentarios

Comentarios