Sabino Medina

DESDE LOS BALCONES

Carlos Peñafiel, un lúcido conductor de Morena

Todo indica que se va ausentar de Querétaro, por un tiempo, el Lic. Carlos Peñafiel Soto, actual dirigente local de MORENA y que tan extraordinario desempeño tuvo en la fundación y desarrollo de ese partido en un Estado reputado de conservador y con fuerte predominio alternativo de siglas partidarias.

Peñafiel Soto no se corresponde con los esquemas burocráticos de la política local, donde unos suben y otros bajan, pero donde siempre son los mismos que van en un sentido u otro.

La viciada política imperante, hasta antes del 1º. de Julio de 2019 y ya cuestionada desde por lo menos tres o cuatro sexenios atrás, tocó a su fin, en parte, por la irrupción en el escenario democrático del país de las masas populares, específicamente por los estratos medios de toda índole y por profesionales jóvenes como Carlos Peñafiel Soto que, con una gran percepción y perspicacia política encontraron al gran elemento articulador de la reciente batalla electoral en la personalidad destacada y sobresaliente del doctor Gilberto Herrera Ruiz, recién concluido su Rectorado en la UAQ, donde se le quiere y se le tiene como un gran directivo honesto, cercano a las generaciones que ahí confluyen desde los diversos puntos urbanos y rurales del Estado de Querétaro, fue el señalado para contender en un proceso inconcluso todavía.

Carlos Peñafiel y demás dirigentes de MORENA, atisbaron esta nueva realidad social y política, que corría y corre a flor de tierra; dirigentes como él no se dejaron encandilar por factores, personajes y reseñas locales de pequeños intereses; se encontraron con una realidad y sus cambios y circunstancias desafiantes; que si bien no pudieron trastumbar las trastiendas documentales de los procesos viciados electorales, ocultos, que permearon de arriba abajo cada enclave de los intereses municipales, ESTATALES Y FEDERALES en cuestión; su irrupción en el ámbito nacional y local se impuso sin más intereses y participación que  el trabajo y el contacto directo con toda la población y todos los estratos sociales de Querétaro.

MORENA ganó en Querétaro, en medio de una contienda electoral PRESIDENCIAL como pocas se han visto en la historia de México; algo que no convence y no les conviene reconocer a los beneficiarios perpetuos del Statu quo del convencionalismo electoral oligárquico.

Frente a esto, puede opinarse lo que se quiera, pero Carlos Peñafiel, con un buen número de sus compañeros y con una visión de las cosas distante de  aldeanismos, entre unas camarillas y otras, le dieron Y CONFIRMARON a Querétaro el lugar de importancia política que siempre ha jugado en los momentos decisivos del país.

Que se va como embajador de México, a la República Dominicana; se le va extrañar y va hacer mucha falta su bonhomía y espíritu de conciliación que se advirtiera en las filas de la MORENA local.

Carlos Peñafiel tiene y  deja escuela de lealtad y de principios a toda prueba, con firmeza de convicciones, sin histrionismos, tanto como alejado de excentricidades y protagonismos cualesquiera.

Quien redacta estas líneas no le conoce ni ha hablado personalmente con él, pero conociendo el contexto de las fuerzas y tendencias que se mueven en Querétaro, particularmente con mayor acento, la orientación de avanzada en que se mueve y lucha el país entero; en ese contexto se le va extrañar a don Carlos Peñafiel Soto, a quien se le desea la mejor de las suertes y que este tránsito por el exterior le sirva para tejer a distancia el nuevo cobijo social y político en que pronto se desenvolverá el Querétaro apacible, tan amado y querido por todos quienes, cobijados a su tradición cultural y política, se disponen a continuar en la brega,  a vivir y soñar en la lucha constante de transformación, al lado de ANDRES MANUEL LOPEZ OBRADOR.      

Comentarios

Comentarios