Sabino Medina

DESDE LOS BALCONES

Tatiana Clouthier, un Testimonio de la Campaña Presidencial de AMLO

A la memoria de Luis Donaldo Colosio

 

Empieza a circular y ya se agotó el libro-testimonio, escrito por la hija de don Manuel Clouthier, ex candidato presidencial del PAN, cuyo fin trágico precedió y fue premonitorio de lo que luego le iba a acontecer a otro joven norteño, Luis Donaldo Colosio, candidato presidencial del PRI, quién nunca pudo ver el final de esa campaña que terminaría con el improvisado Ernesto Zedillo Ponce de León, uno de tantos parecidos políticos que José Antonio Meade tiene como antecedente de su gris desempeño.

Libro que se va a leer profusamente, como magnífica reseña de lo que se hizo y se dejó de hacer en la pasada campaña presidencial.

Tatiana Clouthier nos cuenta una y mil anécdotas tal y como las vivió: con lugares y fechas, maniobras de campaña de uno y otro lado, contenidos y expresiones y la forma en que ocurrieron unos y otros, tanto como la forma de contrarrestar las campañas sucias de que quisieron hacer víctima a Andrés Manuel López Obrador, hoy Presidente de México.

No sé por qué advierto que, en Querétaro y en casi todos los Estados del País, se va a leer y a tomarse nota de la manera de manejar las redes en un proceso electoral inédito.

El libro de Tatiana Clouthier cae y caerá en terreno fértil todavía, dado que los medios y las redes siguen frecuentando el lugar común, la percepción fácil y simplona de todas las derechas, aderezada la vida política por los intereses económicos que se sintieron afectados con el triunfo electoral de AMLO.

Estimo exagerado el título: “Juntos Hicimos la Historia.” Como metáfora es de pegadora publicidad; pero la historia no queda nunca hecha y menos concluida, la prueba es que le siguen inventando infundios y tonterías políticas mil a ANDRES MANUEL LOPEZ OBRADOR, que hasta ya le anuncian una eternidad política, en el poder presidencial, cuanto meses antes le adosaban enfermedades y  vejez acentuada, como motivos suficientes para que los millones de votantes (más de 32) no sufragaran por el Peje.

Este libro de la Coordinadora de Campaña de AMLO, ex panista por cierto, debiera leerse por todas las camarillas legislativas de ambas cámaras del Congreso de la Unión y ya no se diga de las legislaturas locales, para que no sigan incurriendo en las mismas necedades y absurdos políticos que no conducen a ninguna parte.

Además, el testimonio de Tatiana Clouthier es ameno y de fácil lectura, potable para todos los paladares de la grilla y la polaca nacional. Hasta en el exterior, es posible que vaya a ser muy bien analizado y que pocos  mandatarios actuales y actuantes, en la política internacional, han tenido la praxis y la síntesis testimonial del enfrentamiento enmascarado y abierto a que recurren los grupos de las oligarquías políticas a la defensiva y en retroceso de sí mismas.

Podría calificarse  este libro como ligero y superficial, pero no lo es y, quienes lo lean y lo estudien con ánimo abierto, van a enriquecer el catálogo de su experiencia práctica, que no teórica, pues Tatiana Clouthier es un ser humano sensible y cálido a la que no le ruboriza confundir y fundir su emoción personal y familiar con los avatares de una política que discurre a torrentes, a lo largo y a lo ancho de un país y de un pueblo terriblemente agraviado.

Hay crónicas expresas, abiertas, como este libro de Tatiana; hay otras ocultas, insospechadas en las que nadie ha reparado, como aquella “Red Privada” en Excélsior,  escrita por Manuel Buendía, el 28 de mayo de 1984, texto del para mí, se derivó la causa de su asesinato.

El crimen de Colosio parece más complicado, aunque si se relacionan los acontecimientos que precedieron y mediaron a su asesinato, es fácil deducir qué intereses y qué motivos hubo para cortarle el camino a una de las últimas esperanzas del PRI, hoy en agonía, cuando no como cadáver insepulto. Un método parecido con ingredientes sociales distintos, nos lleva a contextualizar el “accidente” carretero en que pereciera don Manuel Clouthier allá en Sinaloa.   

Comentarios

Comentarios