Sabino Medina

DESDE LOS BALCONES

Los Pasos Perdidos Contra La Uaq

Hoy se comentan las maniobras sucias, supuestos penales inexistentes, donde, rompiendo con el sigilo constitucional que debiera observarse en toda indagatoria, se da vuelo a una serie de calumnias y difamaciones contra la UAQ, contra el Rector de la Institución y otros funcionarios de la Máxima Casa de Estudios de Querétaro. ¿Quién hace la denuncia? Quien se pretende, sin que lo sea, dirigente del Supauaq, esto es representante del personal docente de esa Institución.

Saúl García Guerrero, quiso dar un madruguete a su propia organización. ¿De qué manera? Sin que concluyera y se calificara en definitiva el proceso de elección en esa agrupación y aprovechando un resultado parcial aritmética debidamente calificado, en connivencia con las autoridades de la Junta de Conciliación Local, obtuvo de ese organismo una sospechosa y cuestionable toma de nota, misma que le ha servido para agredir físicamente a sus propios compañeros agremiados, intimidar y asaltar por su cuenta las oficinas sindicales sin que ninguna autoridad quiera y deba tomar nota de estos infracciones penales, esta sí flagrantes.

¿Cuál es el cálculo de quienes extraoficialmente auspician y financian este tipo de esquirolaje docente universitario? Existen funcionarios estatales responsables de ello. ¿Con qué finalidad? Torpedear la gestión del Dr. Gilberto Herrera Ruíz, Rector de la UAQ, intimidarlo y debilitarlo internamente para que desista de sus exigencias presupuestales, entre otras demandas; pero sobre todo arrebatar a la UAQ su propia Autonomía, al socaire de conflictos gremiales internos auspiciados externamente, como arriba se apunta.

Miles de provocaciones ha generado este aventurero maestro que por sí y ante sí se otorga personalidad y privilegios ilegales, hasta el dejar de impartir clases y pretender cobrar por ello, hasta injuriar en pleno Consejo Universitario al Rector y al resto de los órganos universitarios que por ley se han pronunciado en contra de sus ambiciones bastadas.

Por lo que se ve, hoy se ha aventurado a formalizar sus calumnias contra la UAQ y las autoridades de la mismas, ante la Fiscalía del Estado, sin que se sepa cómo acredita su personalidad, siendo que la dirigente reconocida en Asamblea y por la autoridades universitarias es la Doctora Nury Cuspinera, quien además obtuvo una sentencia a su favor de un Tribunal Federal Constitucional, en respuesta a la demanda de Amparo formulada por el mismo Saúl García Guerrero.

¿Por qué se le da entrada a esta manida denuncia penal sin pies ni cabeza en la Fiscalía de Querétaro? Esto se hace ante la inminencia de un proceso electoral interno, para elegir nuevo Rector y , quienes pretenden apoderarse con malas mañas del cargo, utilizan y le dan cuerda a Saúl Guerrera, para que realizase en trabajo sucio anticipado de enlodar y calumniar a una de las gestiones administrativas y políticas mejores de los últimos lustros en la UAQ.

No habremos de entrar en más detalles de un expediente penal sucio y prejuiciado abierto en contra de la Institucionalidad y la Autonomía de la UAQ, simplemente consignemos su trascendido en los medios y la ya calificación adversa con que se publica los avances de un supuesto contenido investigativo que estaría en veremos en la propia Fiscalía y en los Tribunales competentes llegado el caso.

¿Hay usurpación de funciones de quien se pretende representante del SUPAUAQ, SIENDO QUE LA TITULAR DEL MISMO ES LA DOCTORA NURY CUSPINERA? Hay falsedad en declaraciones judiciales y manejo indebido de información Institucional que por ley corresponde en exclusiva a los titulares de la autonomía de la UAQ, algunos de cuyos cuestionamientos son y están en materia de aclaración y sobre los cuales es discutible la competencia estatal siendo recursos federales-

Ante el recambio de la Rectoría en la UAQ, se pretende reducirla a rehén local para que sus autoridades se mediaticen políticamente y no intenten resolver este proceso en contra de los dictámenes e inclinaciones supuestas, o ciertas de las más altas autoridades Constitucionales del Estado, advertidos como todo el mundo sabe que esto mismo se pretende por otros gobernadores en otras entidades y ante el asomo de una elección presidencial en donde no todos llevan las mismas siglas y ostentan el mismo color partidario. Se ve y se observa, que en diferendos como este, los acusadores del momento resultan responsables mañana: ahí tenemos como ejemplo el caso de Veracruz, donde el entonces gobernador se apropió varios miles de millones de la UAV y la entonces rectora hoy despacha por un periodo más en la Universidad de Jalapa.

Comentarios

Comentarios