Sabino Medina

DESDE LOS BALCONES

AMLO, un presidente firme y cauteloso

Algunos quisieran que el nuevo mandatario mexicano se comportara como un Cid Campeador contra sus adversarios de ayer y de ahora.

Nos ha sorprendido a muchos; a otros, que fingen ignorar la realidad, pretenden desconocer el entramado complejo de los procesos económicos y políticos que traspasan fronteras, como todo lo que acontece en el terreno del comercio mundial y, especialmente, en el complejo de las finanzas.

Sorprenden que los legisladores priistas se hayan apostado en la víspera del próximo 5 de febrero, en la cabecera municipal de San Juan del Río, gran región económica del Estado de Querétaro, pero también el lugar donde se produce el mayor número de saqueos y daños a los ductos de Pemex, sin que autoridad alguna ponga el grito en el cielo por ello.

Paralelamente a ello, surgen calificaciones internacionales pesimista sobre la solvencia crediticia de Pemex, como si ello fuera novedad o asunto de estacional a la manera de las cosechas agrícolas a consecuencia del mal tiempo.

No es totalmente cierto, ni falso tampoco, que la sola inyección de capital incremente de por si la producción de valor del petróleo de Pemex; al contrario, más capital con mayor deuda, acrecienta los réditos externos y disminuye el valor ganancia y el valor renta de las reservas petroleras y potenciales del país.

Se subastaron más de 100 contratos concesión, en las últimas tres rondas de la mal llamada reforma estructural energética. ¿Qué le han generado al país y a Pemex hasta ahora? ¿Quién conoce los términos al detalle financiero de tales concesiones? De eso no hablan las calificadoras internacionales que se permiten calificar descalificando a este o a aquel funcionario recién nombrado, todo por no responder a la confianza incondicional de los especuladores y coyotes de quienes han medrado con el petróleo mexicano.

Y para mayor sorpresa, el PRD Y EL PAN, al unísono, se unen al coro de quienes señalan como técnicamente desventajosa la ubicación, en dos bocas, de la nueva refinería que se va a construir a boca de pozos en la región de Coatzacoalcos, Veracruz, colindante con Tabasco.

¿De dónde salieron tan expertos en materia de refinación petrolera, entre otros especialidades, los tales “dirigentes” de los mismos partidos que poco o nada objetaron a la subasta internacional de las reservas petroleras del país? Pero todas estas expresiones se conjuntan para cuestionar al Presidente Mexicano AMLO, TODA VEZ QUE ÉSTE SUPO DESLINDARSE A TIEMPO DE ESTOS AGRUPAMIENTOS DEL OPORTUNISMO ELECTORAL, AUN A COSTA DE LLEVAR AL CADALSO ECONÓMICO EL FUTURO DEL PAÍS.

Estamos a uso cuantos días, de que la nación entra celebre un año más, 102 años en total, de aquella fecha memorable cuando nuestro país, pudo por fin sentar las bases legislativas sobre la propiedad y uso de tierras y aguas e hidrocarburos del suelo y subsuelo de México; y aún seguimos cuestionándonos sobre si la propiedad social de esos recursos, es la base del desarrollo económico del país y no la subordinación a ciegas del crédito, más el anatocismo de ese capital ficticio que nunca termina y acaba de pagarse.

Pero no le ahorran adjetivos condenatorios que por doquier le llueven al actual Presidente, casen o no casen desde ningún punto de vista económico y político. ¿Cuánto costaron y cuantas fueron las víctimas caídas en los campos de batalla de Celaya y León en 1916 y cuantas víctimas de huachicol y el narcotráfico han cayeron sólo en el año que acaba de pasar? Más de 27 mil crímenes se contabilizaron en 2018 en todo el país. ¿Con qué resultados? Con la continuación del saqueo y los daños a las instalaciones petroleras por miles de millones de pesos y, aun así, se sigue personalizando y cuestionando el actuar Presidencial de AMLO, POR VENTILAR DÍA CON DÍA LO QUE SE HACE, CÓMO SE HACE Y LO QUE SE TIENDE PENDIENTE DE CORREGIR Y ENMENDAR. ¡El odio de clase, el egoísmo privado de los privilegiados y abusadores no tiene límite ni medida, según observamos! Pero con todo y ello este próximo 5 de febrero de 2019 será un día de fiesta y optimismo para el pueblo de Querétaro y para el país entero. Así lo veremos y lo viviremos. ¿A poco no?

Comentarios

Comentarios