Wilbert Torre

SERENDIPIA

La carpeta de Odebrecht

Entre todos los asuntos de corrupción que han tronado como petardos o se han reavivado en las últimas semanas, sobresale uno en particular como símbolo del saqueo en el gobierno de EnriquePeña: el supuesto pago de sobornos a altos funcionarios mexicanos por parte de la compañía brasileña Odebrecht.

Si el presidente Andrés Manuel López Obrador pensaba romper su promesa de punto final respecto a no investigar el pasado, un amparo emitido recientemente por un juez administrativo debe empezarle a preocupar.

Martín Adolfo Santos Pérez, juez tercero de distrito en materia administrativa, emitió en días pasados una resolución en la novena sala regional del tribunal federal de Justicia que concede una suspensión definitiva para que los comisionados del Instituto Nacional de Transparencia, Acceso a la Información y Protección de Datos Personales (INAI), se abstengan de exigir el cumplimiento de una resolución del 2 de octubre de 2018, dictada en el recurso de revisión RRA 4436/2018.

El sentido del fallo del juez es a favor de la Procuraduría General de la República para no entregar información sobre el supuesto pago de sobornos al ex director de Petróleos Mexicanos, Emilio Lozoya y otros altos funcionarios cómplices en distintos actos de corrupción y saqueo de la principal empresa del Estado mexicano.

La resolución del pleno del INAI había instruido a la PGR a abrir la carpeta de investigación del caso Odebrecht.

En octubre del año pasado, en las últimas semanas del gobierno de Peña, la PGR argumentó ante el INAI que podría violarse el principio de presunción de inocencia y la secrecía de la investigación que aún está abierta.

La PGR respondió que antes de dar cumplimiento al resolutivo acordado por el pleno del INAI,esperaría un pronunciamiento del órgano interno de control.

Ahora se sabe que el órgano interno de control de la PGR consideró que atender la petición del INAI le hubiera representado violar el principio de presunción de inocencia, por lo que eligió la vía del amparo como último recurso para no entregar la carpeta de información del caso Odebrecht.

El amparo concedido contra el INAI es un galimatías político y legal.

¿Qué hará la PGR de AMLO sobre un recurso legal empleado por la PGR de Peña para blindar información de Odebrecht? ¿Acaso las resoluciones del INAI no son, como señala claramente la ley, “definitivas, vinculatorias e inatacables”? ¿Pese a las críticas el presidente se mantendrá en la idea de no investigar el pasado, o confrontará el fallo judicial como ha sucedido en otras ocasiones?

Cabe preguntarse si de la misma manera en la que, silenciosa y eficaz, la Secretaría de la Defensa ordenó al general León Trauwitz, uno de los involucrados en el robo de combustibles desde Pemex, regresar al país desde la embajada de Panamá, la PGR le habrá entregado ya al presidente la famosa carpeta de investigación de Odebrecht. O lo que haya quedado de ella, al final del gobierno de Peña.

Comentarios

Comentarios