Rusia niega contacto con asesores de Trump

Rusia desmintió este miércoles que agentes de la inteligencia rusa hayan mantenido contactos con asesores del presidente estadounidense, Donald Trump, durante el año previo a las elecciones presidenciales en Estados Unidos, como denunció el diario The New York Times.

“Se trata de informaciones gaceteras que no se basan en ningún tipo de hechos. No creamos en informaciones despersonalizadas que citan cinco fuentes distintas pero no nombran a ninguno de ellas”, dijo el portavoz del Kremlin, Dmitri Peskov.

Tachó de “absolutamente infundada” la información divulgada la víspera por The New York Times sobre los supuestos contactos entre miembros del equipo de Trump y la inteligencia rusa. Asimismo, denunció que en las informaciones de la prensa es “imposible distinguir la verdad de las falsedades”.

“No hay que dar crédito a los reportes de prensa porque es muy difícil distinguir la realidad de la falsificación y de las noticias falsas”, enfatizó Peskov.

“Quizás alguien tiene alguna información. Esperemos que llegue el tiempo de saber quiénes son y cuándo tuvieron lugar los hechos que denuncian”, indicó.

The New York Times, que cita bajo condición de anonimato a varios funcionarios y ex funcionarios estadounidenses, publicó en la víspera un artículo en el que apunta a reiterados contactos de asesores y otros colaboradores de Trump con agentes de la inteligencia rusa durante los meses previos a los comicios en Estados Unidos.

La vocera de la cancillería rusa, María Zajarova, consideró que las publicaciones sobre los contactos del equipo electoral de Trump con la inteligencia rusa ponen de relieve que se lleva a cabo un gran juego político en Estados Unidos en el que se utiliza toda información posible, según la agencia de noticias Sputnik.

El Servicio de Inteligencia Exterior apuntó a la “falta de pruebas” en las acusaciones del rotativo neoyorkino, mientras el ex jefe del Servicio Federal de Seguridad (FSB, ex KGB), Nikolai Kovaliov, dijo que ese tipo de contactos a nivel informal “serían imposibles”.

Kovaliov indicó que se trata de “una guerra de información” iniciada por los medios estadounidenses contra el presidente del país, “en la que parece que todos los medios son buenos para lograr su fin”.

Homepage

Comentarios

Comentarios