Retiro de adoquín, error de constructor

Habrá de recuperarse el tiempo perdido en la obra por parte del constructor. FOTO: FERNANDO VENEGAS
Habrá de recuperarse el tiempo perdido en la obra por parte del constructor. FOTO: FERNANDO VENEGAS

Alrededor de 200 metros lineales de bloques de cantera fueron retirados de la obra de recuperación en la avenida Ezequiel Montes por un error del contratista  en la calidad del  mortero que une los adoquines (Mezcla de arena y cemento que une los bloques de adoquín). Así lo declaró el secretario de obras públicas municipales, Hiram Villeda Rodríguez. Lo anterior como reacción a la polémica que se ha generado en redes sociales luego de que se filtraran videos donde se aprecian máquinas quitando el preciado material. Explicó que no se puede tener la certeza de la resistencia que muestra el mortero sino hasta 28 días después de que fue colocado. Añadió que durante una semana, el constructor siguió avanzando en la obra y cuando finalmente se hizo la prueba, se determinó que no tenía la resistencia necesaria.

Según lo declarado por el titular de obras, las pruebas de laboratorio concluyeron que la arena aplicada en la mezcla era de mala calidad. Aseveró que la arena disponible en Querétaro es de mala calidad porque proviene de las minas “Lo ideal es la arena de río. Las de mina tienen mucho polvo y finos y esto no permite alcanzar la resistencia adecuada con los morteros”. Argumentó que el constructor ya ha cambiado de proveedor y se ha verificado la calidad de la arena para que el problema no vuelva a presentarse. También aclaró que el municipio no tendrá daño en su presupuesto y que será el propio empresario quien corra con los gastos por su error.

Cuestionado sobre el impacto económico del incidente, Villeda Rodríguez calculó que serán aproximadamente 160 mil pesos en material lo que se desperdició y una semana de tiempo perdido “Que tendrá que recuperar en los próximos días para que la obra tome su paso”.

Sobre la orientación de las piezas, reconoció que fue su dependencia la que decidió que en un principio se colocaran de forma transversal. Añadió que una vez que se detectó la falla, se optó por posicionarlos como estaban originalmente para que no contrastara con el resto de las calles en el corazón capitalino. En lo que ve a la calidad de la cantera, el titular de obras explicó que son de muy buena calidad y que se encuentran en el rango de resistencia de entre 300 y 400 kilogramos sobre centímetro cuadrado.

Dijo que están al mismo nivel que el concreto utilizado en otras arterias cuyo rango promedia los 350 kilogramos “Si el mortero da una resistencia baja de nada sirve que le pongamos adoquines de buena calidad por que al final fallará en la unión: Una preocupación grande para nosotros es verificar la calidad de la mezcla”.

POR: FERNANDO VENEGAS RAMÍREZ

Comentarios

Comentarios