Rafael Cardona

Rafael Cardona

EL CRISTALAZO

Cochineros, “cochinitos”; Cadena y Morena

Se trata de un viejo axioma del boxeo. No se necesita ser marqués de Queensberry para comprenderlo: la mejor defensa, es el ataque. Y eso lo ha intentado ahora Eva Cadena con sus explosivas declaraciones:

“La diputada del Congreso de Veracruz, Eva Cadena, acusó al partido Movimiento Regeneración Nacional (Morena) del que era abanderada a la candidatura de la alcaldía de Las Choapas, hasta abril pasado, de asumir el financiamiento ilegal de campañas “como lo hacen todos los partidos”.

“En rueda de prensa, la legisladora aseguró este miércoles que Morena la usó como coartada para ocultar “muchas cosas irregulares que ellos hacen”. Relató que “el problema de fondo es que todos los partidos buscar recursos adicionales a los que reciben y Morena no es la excepción”.

“…Aunque Cadena no acusó directamente al dirigente nacional del partido, Andrés Manuel López Obrador, mencionó que Morena la dejó sola cuando más lo necesitaba y que su expulsión del partido y peticiones de desafuero violaron su presunción de inocencia, sus derechos políticos y humanos.

“Además, dijo, el Movimiento Regeneración Nacional armó un esquema para que los bonos salariales que “supuestamente no reciben” los legisladores de ese partido en Veracruz, se utilicen para financiar las actividades de campañas y giras de López Obrador”.

Esas declaraciones complementan las de Oscar González Yáñez, dirigente del PT, cuyo repulsivo “chaquetazo” ni siquiera merece una palabra, pero cuyo diagnóstico sobre Morena y su líder (casi son sinónimos) resulta significativo. La pregunta sigue siendo la misma: ¿de dónde salen los ríos de dinero para la actividad política, tan costosa como sin duda rentable?

Esto dijo Yáñez:

“…el partido (PT) viene de un momento delicado. Tuvimos la bronca que tuvimos gracias a que él también nos desfondó, le servimos de instrumento para hacer el ridículo ese de Iztapalapa, el juanitazo, donde el partido salió hasta ridículo poniendo a un candidato de risa, instrumento de Andrés.

“…me preguntan que de dónde están sacando dinero, no sé, pero de que traen un chingo de dinero, lo traen. ¡Traen un chingo!

“Mi opinión es que ya llevamos 16 años equivocándonos en nuestra relación con nuestro querido compañero Andrés Manuel ¡16 años de equivocarnos! Nosotros claros, compañeros, de frente, a buscar una gran alianza con nuestro pueblo. Sé que es una chinga, que hay que talachearle, pero es una coyuntura. Van a ver qué va a pasar después del 18. Sí, quiero ver a todos los pinches morenistas enfrentar a los petistas ya sin su gran santo…”

El asunto de fondo es ideológico: la verdadera ideología es el dinero y no hay, al parecer forma de poner orden en el asunto del financiamiento de los partidos; la dualidad entre los donativos, aportaciones particulares, dádivas y traslado de capitales desde los congresos (a través de las dietas y bonos de los legisladores) y demás formas de allegarse recursos y la imaginaria salvaguarda de otorgarles a estas organizaciones políticas un altísimo financiamiento público, pagado con los impuestos de todos los mexicanos.

La fiscalización de los recursos de los partidos es un fracaso brutal. Nunca se ha logrado el verdadero control porque todo se hace (como los casos de Amigos de Fox o el Pemexgate), a cuando ya ha pasado el toro. De nada sirven las multas. Todo se paga con dinero sucio.

Para hacer el cochinito se necesita el cochinero.

Pero lo más sorprendente es la pasmosa quietud de la autoridad electoral. Se han visto hasta el cansancio las pruebas de financiamiento ilegal y por tanto de rebase de los topes de campaña, tan imaginarios como la bondad entre los políticos. Y ni así se ha cancelado un solo registro con lo cual se podría sentar un precedente legalista. A nadie le interesa, ni al INE ni a los partidos bajo cuyo dominio trabaja.

En materia electoral,  como en  otros casos de la vida pública, la impunidad sigue siendo método y garantía. Para cualquier cosa,  al fin de cuentas no, pasa nada.

Hoy los papeles ya están repartidos. La elección de este domingo próximo en el estado de México no será el laboratorio electoral, será el laboratorio post electoral. Morena en el papel de víctima; las otras fracciones de la izquierda en busca de un acomodo amplio en cualquier frente; el PAN habilidoso en la simulación de una legalidad inexistente y el PRI como el payaso de las bofetadas,  siempre dispuesto ( e impedido de otra cosa), para poner la otra mejilla.
Gane quien gane, México ha perdido desde ahora.

FELIPE

Oportunista en el tuiteo, dice Felipe Calderón: “Por lo que dijo hoy @Eva_Cadena, MORENA sí roba, sí miente y sí traiciona. O sea AMLO le pone cuatros a ella y a todos sus seguidores”.

Mentir y traicionar…. Me suena, Felipe, me suena…

Comentarios

Comentarios