Rafael Cardona

Rafael Cardona

EL CRISTALAZO

Dos visiones sobre el PRI

Más allá de los videos en circulación por el tribunal de las redes sociales en los cuales famosos y no tanto; intelectuales y artistas, escritores, notables y bien portados  despliegan una furibudnda campaña contra el Poarytudo Revolucionario Insticuional para el cual piden absolita sequìa de votos, hay varioas formas de ver el efecto de las pròpximas elecciones, especialmente la del estado de México.

Comencemos por la visión oficial, por las palabras de Arturo Zamora, quien desde quien desde su presidencia ejecutiva en la CNOP, asegura como si no hubiera tempestad por la cual hincarse:

“Ante la jornada electoral a realizarse el próximo domingo 4 de junio, Arturo Zamora, secretario general de la Confederación Nacional de Organizaciones Populares (CNOP) advirtió que el populismo autoritario de López Obrador será derrotado, de una vez por todas, y ese fracaso será la prueba de que México no quiere liderazgos «mesiánicos» ni cree en sus cuentos que promueven la división interna y polarizan a la sociedad.

“Zamora Jiménez señaló que los constantes ataques de la oposición en contra del Partido Revolucionario Institucional (PRI) solamente demuestran una cosa: ganaremos los cuatro estados en contienda electoral, porque somos el mejor partido de México”.

Ganar los cuatro estados, resurgir con un “carro completo” después del desastre de las elecciones intermedias es un sueño más allá de lo guajiro. Ya se acabaron los tiempos, para cualquiera partido, de una victoria absoluta en todos los campos de la competencia.
Pero dijeron más los priistas:

“En el caso particular del estado de México, el líder de los cenopistas comentó que el presidente del PRI, Enrique Ochoa, tiene razón al decir que Delfina Gómez es la maestra de la corrupción y que el 4 de junio será reprobada por los mexiquenses.

Y agregó, “en la CNOP rechazamos las amenazas y provocaciones que la oposición ha hecho con el único fin de iniciar un conflicto post electoral, pues ya reconocen la inminente victoria de Alfredo del Mazo, en el estado de México”.

“Las encuestas falsas difundidas en medios digitales por periodistas y académicos a fines a su causa, los  ultimátum del populismo, así como las desafortunadas declaraciones de la derecha que buscan desacreditar el trabajo del gobierno, tienen como objetivo imponer un percepción negativa en el electorado”, dijo el líder del sector popular del PRI, y añadió, “se saben perdidos, pero antes de asumir su derrota prefieren la descalificación y la guerra sucia, le apuestan al conflicto en lugar de respetar las reglas democráticas de la competencia electoral”.

“El secretario general de la CNOP dijo que es lamentable que la oposición, cuando sabe la que victoria no le favorecerá, culpe a las instituciones para justificarse; “en el PRI apostamos por la democracia y la competencia plural, por ello apoyamos el trabajo del Instituto Electoral del Estado de México (IEEM), estamos convencidos que garantizará un proceso electoral transparente y en igualdad de condiciones, que fortalezca la vida institucional en la entidad”.

Sin embargo hay otras voces. Una de ellas, cercana al PRI tradicional le advierte a esta columna: ganando o perdiendo, vamos a salir perdiendo. Las acusaciones de fraude, las quejas, el sostenimiento de una pelea post electoral, no hará nada sino alimentar la hoguera en cuyas llamas Andrés Manuel se quiere santificar, para credulidad de millones de sus seguidores.

Mantener indefinidamente el conflicto es el mejor escenario.

Y en cuanto a la arenga de los “bien portados”, resulta una verdadera convocatoria al linchamiento.

Es si ganamos, pero si perdemos, no habrá quien contenga el entusiasmo de  Morena.

Dentro del partido se va a reventar la disciplina, ya quebrantada de por sí.

“Iríamos a un carnicería dañina para las aspiraciones de quien resultara candidato para el 2018”.

LIZALDE

Ignoro si exista en realidad esa clasificación de poeta para poetas, cuando se refiere a la enorme calidad de un escritor de difícil asimilación para un público poco educado o poco comprensivo en cuanto a la “alta poesía”.

Pero Eduardo Lizalde, galardonado en estos días con el Premio Carlos Fuentes de
literatura, es  poeta para poetas y para no poetas.

Si sólo hubiera escrito estos versos tendríamos para otorgarle el actual altísimo sitio en la historia literaria nacional:

Que tanto y tanto amor se pudra, oh dioses; que se pierda tanto increíble amor. Que nada quede, amigos, de esos mares de amor, de estas verduras pobres de las eras que las vacas devoranlamiendo el otro lado del césped, lanzando a nuestros pastos las manadas de hidras y langostas de sus lenguas calientes.

Como si el verde pasto celestial, el mismo océano, salado como arenque, hirvieran. Que tanto y tanto amor y tanto vuelo entre unos cuerpos al abordaje apenas de su lecho se desplome.

Que una sola munición de estaño luminoso, una bala pequeña, un perdigón inocuo para un pato, derrumbe al mismo tiempo todas las bandadas y desgarre el cielo con sus plumas.

Que el oro mismo estalle sin motivo. Que un amor capaz de convertir al sapo en rosa se destroce.

Que tanto y tanto amor, una vez más, y tanto, tanto imposible amor inexpresable, nos vuelva tontos, monos sin sentido.

Que tanto amor queme sus naves antes de llegar a tierra.

Es esto, dioses, poderosos amigos, perros, niños, animales domésticos, señores, w lo que duele.

Comentarios

Comentarios