Quiebra de Casas Geo no afectará a Querétaro

FOTO: ESPECIAL
FOTO: ESPECIAL

La disolución y liquidación de Corporación Casas Geo no afecta a Querétaro, pues es un tema que tiene más de ocho años y hasta hoy se formaliza, aseguró Ricardo Torres Juárez, presidente de la Cámara Nacional de Desarrollo y Promoción de Vivienda (Canadevi).

Aseguró que la quiebra se debe a los cambios de políticas federales de desarrollo urbano, relacionados con los polígonos de contención en donde Casas Geo compró tierra suficiente y luego con los cambios esas reservas no se pudieron construir.

“Esto no nos afecta a nosotros pues Querétaro está trabajando de manera normal y ahora estamos haciendo grupo para poder impulsar polígonos de desarrollo en donde podamos edificar vivienda de interés social, que es una demanda que se tiene que atender”.

Recordó que en el municipio de El Marqués, en la zona de circuito de Universidades, Casas Geo tiene un desarrollo que, incluso, no ha sido entregado a las autoridades municipales, lo cual, por varios años, ha provocado dificultades a la administración municipal para otorgar servicios básicos.

“La quiebra de Casas Geo obedece a un tema de hace 8 años atrás y hasta ahora se dio de manera formal y obedeció a cambios de políticas de desarrollo urbano; sobre todo en polígonos de contención en los que ellos compraron tierra suficiente y luego con los cambios de políticas esas reservas no se pudieron construir”.

Afirmó que la situación de Casas Geo no impacta al estado, debido a que la dinámica inmobiliaria continua y porque los desarrolladores están trabajando con municipios de la Zona Metropolitana para impulsar la construcción de vivienda de interés social.

Enfatizó que en este momento se dialoga con los presidentes municipales para poder generar un polo de desarrollo donde se puedan construir alrededor de 10 mil viviendas, con un valor de venta menor a los 460 mil pesos.

“Esos polígonos ya existen, se trabajaron durante los tiempos del gobernador Burgos y se logró el desarrollo de Pie de la Cuesta y Cerrito Colorado y entonces creo que podemos hacer algo”.

El empresario reiteró que las políticas municipales y estatales, están enfocadas a incrementar la densificación de la población, sin olvidar el sentido humano y social.

La intención, acotó, es que el proyecto del polígono se pueda detonar en el siguiente año, lo cual implicará realizar cambios de uso de suelo, lo cual se deberá definir a nivel local.

“Para que sea redituable para los constructores detonar el polígono, el metro cuadrado debe tener un costo de 100 a 150 pesos en breña, pese a que en la Zona Metropolitana los promedios están entre 400 a mil pesos”.

POR: KATIA LEMUS / ROTATIVO

Comentarios

Comentarios