El PRD ya está muerto, dice Carlos Lázaro

A gritos pidió Adolfo Camacho que el partido del Sol Azteca lo expulsará acusó el diputado Carlos Lázaro Sánchez Tapia. FOTO: FERNANDO VENEGAS RAMÍREZ
A gritos pidió Adolfo Camacho que el partido del Sol Azteca lo expulsará acusó el diputado Carlos Lázaro Sánchez Tapia. FOTO: FERNANDO VENEGAS RAMÍREZ

POR: FERNANDO VENEGAS RAMÍREZ

Advirtiendo que no será tapadera de la corrupción que se ha fomentado al interior del Partido de la Revolución Democrática en Querétaro, el diputado local Carlos Lázaro Sánchez Tapia desmintió al presidente de su partido Adolfo Camacho al señalar que no ha perdido d de sus derechos partidistas ni la representación ante el Poder Legislativo. Aseveró que de las últimas reuniones con la presidenta nacional del partido, Alejandra Barrales, se ha determinado no expulsar a nadie “Aunque aquí lo hayan pedido a gritos algunos compañeros. Nosotros hemos sido críticos. No tapamos nada y dentro del partido aquí en Querétaro ha habido mucha corrupción. Los señalé abiertamente y pedí que se les investigara por las instancias correspondientes y hasta el momento no se ha hecho. Disentimos de lo que está pasando en el partido y eso es parte de lo que está ocurriendo en todo el país”. Acusó que el PRD de Adolfo Camacho es un partido muerto que no tiene estructura ni se involucra con la dinámica del estado “No cuestiona nada, no sale”.

Carlos Lázaro Sánchez Tapia, afirmó que en ningún párrafo de los estatutos del partido se especifica que se sancionará con la expulsión a quien se exprese de manera contraria a la dirigencia en turno o que denuncie actos de corrupción y dijo que por el contrario, existe el derecho de agruparse políticamente y demandar anomalías por los canales institucionales. Acotó que la figura de expulsión ni siquiera se contempla “Si nos pueden quitar derechos, nos pueden vetar para buscar cargos de elección popular e incluso quitarnos la representación en el Congreso. Sin embargo como soy el único diputado por el PRD pues no se puede hacer”.

De acuerdo al diputado, los únicos argumentos que ha presentado Adolfo Camacho para su expulsión, son quejas de haberle ofendido y acusó que el actual presidente del partido solo rinde cuentas a “sus cuates”. Advirtió que ante la falta de transparencia en la dirigencia del partido‘, los poco más de 33 mil militantes que se tienen registrados en Querétaro, se han alejado del instituto y afirmó que la pobre participación de las bases en los pasados comicios que encabezó el propio Adolfo Camacho, son pruebas de su dicho “Hemos señalado como se ha ido desgranando  el partido y para él eso es una ofensa”.

Carlos Lázaro, apuntó que el llamado que se ha hecho desde el Comité Nacional es a la calma y apuntó que en el mismo caso se encuentra la polémica que se ha generado por las declaraciones del Senador Miguel Barbosa quien públicamente ha mostrado su apoyo hacia Andrés Manuel López Obrador. Informó que por su parte él ha iniciado un proceso de defensa desde hace más de seis meses sin que se hayan dado los resultados. Al reconocer que buscará contender por la dirigencia estatal, aclaró que no está obligado a pedir licencia a su cargo y dijo que los sectores más representativos del partido ya no se sienten bien representados con Adolfo Camacho.

Comentarios

Comentarios