Por sus dichos conoceréis a chachalacas y gansos de hoy dichozconoceréis

En Palacio Nacional. Andrés Manuel López Obrador compartió ayer esta imagen en las benditas redes sociales y escribió: Comiendo en la oficina un suculento puchero tabasqueño con calabaza criolla, yuca y macal, acompañado de totoposte y chile amashito. Hay que ser universal pero no dejar lo nuestro, ni perder la querencia. FOTO: PRESIDENCIA

COLUMNA TABLERO

De las chachalacas a los gansos de hoy

  • Ignacio Loyola Vera, el clásico queretano
  • Militar de élite a Querétaro: Prado López
  • Que lo difaman, se queja el senador Kuri
  • Celebra el edil Nava avance en seguridad

POR: SERGIO ARTURO VENEGAS ALARCÓN 

En Palacio Nacional. Andrés Manuel López Obrador compartió ayer esta imagen en las benditas redes sociales y escribió: Comiendo en la oficina un suculento puchero tabasqueño con calabaza criolla, yuca y macal, acompañado de totoposte y chile amashito. Hay que ser universal pero no dejar lo nuestro, ni perder la querencia. FOTO: PRESIDENCIA

El Historietario.

Por sus dichos los conoceréis podría aplicarse a los políticos mexicanos, sobre todo ahora que el presidente Andrés Manuel López Obrador utiliza el acervo popular para  dar y repartir a sus críticos y adversarios. “Me canso, ganso” es hoy por hoy la del premio mayor, aunque hay otras para la colección, como esa de que lo están cucando, la de los cajamanes, la de la prensa fifí, la minoría rapaz o Canallín.

Ni Fox tuvo tanta creatividad.

López Obrador, con sus conferencias mañaneras, es un torrente de verbalidad sin fin.

El presidente de la agencia de noticias EFE Fernando Garea reflexionaba a media semana con el periodista Joaquín López Dóriga sobre la dinámica de comunicación personal del mandatario mexicano, no vista en el mundo.

En España se critica que los presidentes casi no aparecen y ni siquiera es válida una comparación con el extinto Chávez de Venezuela porque él hacía monólogos y Andrés Manuel informa y contesta de todo, diariamente y a veces hasta los fines de semana.

Sí, ya lo hacía como jefe de gobierno del De Efe, pero era otra cosa. Había un presidente –“cállate chachalaca”- con quien discutir y una mafia del poder a la que culpar de todo. Ahora es distinto, porque el señor es la última instancia y no tiene límites, como tampoco su español antiguo aderezado con vocablos regionales.

Recordaba López Dóriga que antes decíamos no hay nada más viejo que el periódico de ayer. Los periódicos nacionales pueden perder actualidad y ser viejos a las ocho de la mañana de hoy, con la más reciente declaración presidencial, pero este es un tema para el análisis de las empresas y escuelas de comunicación.

Hablábamos de los dichos de los políticos y recordaba en nuestro ámbito local la creatividad insuperable del gobernador Ignacio Loyola Vera que tuvo un duro intercambio lingüístico con el mismísimo subcomandante Marcos, al que deseaba fusilar en el Cerro de las Campanas.

Pero al primer gobernante queretano del PAN también le gustaba recuperar expresiones de la cultura popular, como aquella de “del rayo te salvas, de la raya no” o su diferenciación entre tortura y madriza para explicar el maltrato a Nacho Guerra cuando se metió a bañar en la fuente de El Marqués de la Villa del Villar del Águila, frente a Palacio.

Tiene muchísimas.

Este columnista conoció a Ignacio Loyola en Los Pinos el día en que fue recibido como gobernador electo por el presidente Ernesto Zedillo, en 1997. Nos presentó el entonces vocero Carlos Almada.

De entonces les comparto la siguiente anécdota.

-Usted y yo coincidimos, señor gobernador, le dijo el primer mandatario del país.

¿En qué, señor presidente?

-En que las minifaldas deben ser obligatorias.

Y es que en una entrevista con Lili Téllez, al preguntársele si prohibiría las minifaldas como lo estaba haciendo el PAN en Guadalajara, el candidato Ignacio Loyola contestó que no, que aquí serían obligatorias.

-Coincidimos en eso, le comentó Zedillo y soltó la risotada.

En realidad tuvieron más coincidencias, incluida la del principal rival, Fernando Ortiz Arana, presunto candidato presidencial sustituto en el 94 y aspirante a la gubernatura tres años después, pero esa es otra historia en la que algún día profundizaremos.

Lo de hoy son las frases del presidente López Obrador que han hecho las delicias de los caricaturistas y de la prensa fifí, como esa de “me canso, ganso”, tomada de una película de Tin Tán (“El niño perdido”, de 1947).

Al final del día esto será recordado, supongo que mejor que aquello de López Portillo que defendería el peso como un perro o la de Zedillo que no tenía “cash” pero dejó al país creciendo al siete por ciento anual.

Hoy López Obrador mantiene un alto nivel de aceptación porque las culpas de todos los problemas son del pasado y está dispuesto a acabar con la corrupción.

En este punto, por cierto ha discrepado con su antiguo y querido maestro Edmundo González Llaca, como lo dijo aquí en un mitin, rechazando que no tenga solución.

Si lo logra, que siga hablando de gansos, chachalacas, cajamanes y fifís, porque a los políticos los conocemos por sus dichos, pero los vamos a recordar –bien o mal- por sus obras y resultados.

La historia es así.

-BLANCAS Y NEGRAS-

Relevo.

Un militar de élite, el general Inocente Prado López, ex comandante del Cuerpo de Guardias Presidenciales, asumió el miércoles como jefe de la XVII Zona Militar de Querétaro, uno de los estados con mayor robo y desabasto de combustibles, pero también con creciente inseguridad.

El nuevo comandante de esta plaza, protestó ante el comandante regional Ángel Prior Valencia, en presencia de otros generales de división, así como funcionarios estatales, alcaldes, representantes de la sociedad civil y de medios de comunicación.or.

De 60.3 a 50.8, efectivamente, bajó la percepción de inseguridad de los queretanos según la tabla publicada ayer en PLAZA DE ARMAS con base en la Encuesta Nacional de Seguridad Publica Urbana del INEGI, que puede verse con el criterio del vaso medio vacío o medio lleno.

Y agréguele que la investigación ENSU (por sus iniciales) también reveló que solamente el 34.9 por ciento de los habitantes de la Ciudad de Querétaro considera muy o algo efectivo a su gobierno. Dicho de otro modo, el 70 de los ciudadanos de la capital no lo aprueba. Y todavía celebran.

-LA FRASE DE LA SEMANA-

Calumniado.

Me difaman, no tengo nada que esconder: Mauricio Kuri, senador de la República, en mensaje divulgado a través de redes.

No dice en qué consiste la difamación.

-CINE PLAZA-

El Príncipe Encantador.

Todas las candidaturas quieren al Príncipe Mauricio, que está sometido a un terrible hechizo difamatorio y está destinado a ser el culpable de que el amor desaparezca para siempre del reino azul si antes del 21 no crece lo suficiente. Su jefe, preocupado, amenaza con heredar a otro de los hijitos. Producciones Casa de la Corregidora.

Próximo estreno.

-JUGADA FINAL-

Satisfecho.

Al alcalde capitalino Luis Bernardo Nava que está contento porque pasamos del lugar 16 al 11 en seguridad, cuando en 2015 éramos el tercero nacional, un conformista ¡JAQUE MATE!

Correo: [email protected]

EN LOS PINOS. Ignacio Loyola Vera, gobernador electo, recibido en 1997 por el entonces presidente Ernesto Zedillo Ponce de León. FOTO: ARCHIVO

Comentarios

Comentarios