PIDE OBISPO VOTO ANTI CORRUPCIÓN

Su ejemplo: Orgulloso muestra el Obispo Faustino Armendáriz a PLAZA DE ARMAS su foto con el Papa Francisco, con quien muchos antes compartió las mesas de trabajo en Aparecida. FOTO: SERGIO ARTURO VENEGAS ALARCÓN

QUERETANIDAD

Votar en 2018 contra la corrupción: Obispo

POR: SERGIO ARTURO VENEGAS ALARCÓN

ROMA: Nuestro Obispo con el Papa Francisco, con quien trabajó en Aparecida, pero le recordó a Fasustino conocerlo desde encuentros sostenidos en la Unión Americana. FOTO: ARCHIVO

Dócil a queretanizarse, el noveno obispo de Querétaro, Faustino Armendáriz Jiménez -el pastor que vino del norte y quiere cada vez más oler a oveja- ve como valores esenciales de nuestro estado su religiosidad y las tradiciones, pero advierte el crecimiento de la inseguridad y la necesidad de apostarle a la familia y a la prevención, especialmente hoy que se avecinan los procesos electorales y la gente debe votar para que México camine por el camino de la equidad, de la justicia y poner un alto a la corrupción.

A seis años de haber sido enviado a esta diócesis, el hombre de Magdalena de Kino, Sonora y con el antecedente de haber sido guía de los católicos tamaulipecos, se reconoce parte de la queretanidad y peregrino de la fe, por la que lucha todos los días. Así recibe una vez más a PLAZA DE ARMAS, El Periódico de Querétaro, en su casa de las calles de Reforma, en el Centro Histórico, en donde este reportero entrevistó a dos de sus antecesores: Alfonso Toríz Cobián y Mario de Gasperín Gasperín.

Sencillo, como la primera vez, habla sin condiciones. Y atiende todas las preguntas, incluso aquellas referidas al proceso electoral 2018, en el que ve la necesidad de combatir la corrupción y apostar por la esperanza.

Viste se obispo, De negro absoluto. Y muestra con especial entusiasmo sus fotos con los últimos tres Papas. Jovencísimo diácono con Juan Pablo II, haciendo vestir una chamarra tamaulipeca a Benedicto XVI y saludando a Francisco, con quien trabajó en Aparecida.

Esta es la conversación.

RELIGIOSIDAD DE QUERETANOS

PDA: Señor Obispo nos da mucho gusto que nos reciba una vez más preguntarle cuales son para usted los principales valores que ha descubierto, encontrado, conocido en la queretanidad?

OBISPO: bueno desde mi perspectiva lógicamente, uno de ellos que resalta es la religiosidad de pueblo queretano que se ve manifestado de muchas maneras, no solo en la construcción de iglesias a lo largo de la historia, sino también en las manifestaciones actuales que reflejan ese sentido de fe que le dan a su vida, sabemos que el secularismo ha hecho estragos sin embargo hay manifestaciones que no las podemos ocultar que son una expresión de piedad popular y que no tienen 10 años, si no que tienen más de cien años y una de ellas es la peregrinación o las peregrinaciones, que no solamente existen algunas del pasado sino que se multiplican en el presente como la última que ya tiene dos años, que es de Querétaro a Jalpan de Serra, en honor de fray Junípero Serra recientemente canonizado, sin duda pues la religiosidad la resalto, pero también me parece que un elemento importante es que el queretano es gente sencilla y accesible, con una capacidad de abrazar a quienes llegamos a Querétaro y muchos somos testigos de ello. Por eso creo que la hospitalidad no solamente es un valor que podemos detectar, sino que es algo que nosotros subrayamos porque también lo pide Dios es algo que está en el Evangelio a manera de virtud. Una tercera característica que Querétaro por estar en el cruce de caminos es una ciudad donde sus habitantes gustan mucho de la cultura y esto me parece un valor importante que se va heredando a las generaciones que van pasando y creo que se ve reflejado en la multiplicidad de eventos culturales, los museos que se existen en Querétaro, porque no en todas las ciudades se encuentran museos tan importantes y en diferentes eventos con este tinte cultural en el que nosotros alguna vez participamos y de los cuales somos testigos, por lo pronto esos tres valores se me vienen a la mente, seguramente hay muchísimos más.

PDA: Sin embargo señor Obispo se dice que Querétaro ha cambiado, que era mucho más religioso mucho más conservador y que ha tenido que irse abriendo a las nuevas corrientes, ideologías, religiones, ideas…

OBISPO: Bueno, quizá en un sector y en un cierto nivel de nuestra sociedad, pero en general nuestro pueblo yo considero que sigue siendo sencillo, es también entendible que la proliferación de personas que venimos de fuera de alguna manera incida incluso en la secularización, pero también traen sus valores de otros lados, pero además es un proceso lógico el cambio, sobre todo en una sociedad que cada vez se maneja más por intereses que por valores, en una sociedad donde miramos la problemática social o los factores que generan una problemática social como el debilitamiento del tejido social, también la crisis de moralidad, la crisis de legalidad, tres factores que alguna vez los obispos señalamos como factores fundamentales que generan un clima difícil especialmente un clima de inseguridad y violencia.

Vestido para huapanguear:Faustino le regaló una cuera tamaulipeca al sobrio Benedicto XVI. Y se la puso. FOTO: ARCHIVO

NO SOLAMENTE PONER SOLDADOS

PDA: Respecto al tema de la inseguridad, señor Obispo, ¿Cuál cree usted que pueda ser la solución, para enfrentar que el Querétaro que era muy tranquilo está dejando de serlo?

OBISPO: Yo creo que la prevención, estamos rodeado por estados que no son tan pacíficos y lógicamente de alguna manera tiene que golpear a nuestra entidad, pero no solo la prevención me parece no solo se trata de poner soldados en las entradas al Estado, si no la prevención y creo que nace de un trabajo de campo base como las familias. Tenemos que apostarle a las familias, yo creo que los gobiernos en sus procesos de elección, en sus campañas, visualizaron institutos de la familia creo que si esto es una realidad eso mucho puede abonar, sin embargo la Iglesia tiene su parte, la Iglesia seguirá haciendo lo suyo en cuanto compartir un lenguaje de paz, pensamientos de paz, el evangelio que es un elemento fundamental de paz en el corazón de los creyentes y creo la solución somos todos.

PDA: Ud. tiene aquí en su casa las imágenes de los tres papas que ha tenido la oportunidad de estar cerca, qué impresión le da este papa Francisco con quien tengo entendido usted trabajó en Brasil.

OBISPO: Bueno el Papa Francisco es un Papa que responde a los desafíos de nuestro tiempo. Creemos, estamos ciertos que el Espíritu Santo actúa en la elección. Que en el Cónclave se hace y eso, es lo que quiso Dios que viniera un Papa reformador,, un Papa que necesitaba la iglesia en un contexto de un gris pragmatico donde las cosas parecen estar bien pero no lo están tanto decía el Papa Benedicto. El  Papa Francisco Benedicto XVI asumió todos los golpes habidos y por haber que seguramente también es desgastante eso, ahora viene el Papa francisco a tratar de dar vertientes, líneas de acción que ayuden a afrontar los desafíos que el papa Benedicto tuvo que afrontar, desde las actitudes adversas a la iglesia hasta situaciones de abusos a menores que de ninguna manera la iglesia ha evadido o cualquier otro tipo de abuso del cual habría sido sujeto algún feligrés que se tendría que dar algun camino de solución. El Papa Francisco es un papa 100% que asume la tarea que Cristo nos dejó al final de su vida antes de ascender a los cielos, la orden fue: vayan por todo el mundo y prediquen el Evangelio, y el Papa Francisco ha asumido este desafío que en Aparecida en 2007 nosotros asumimos proponiendo una misión continental que va caminando pero que este Papa ha asumido con especial precisión, porque si él fue el responsable de la redacción del documento final de Aparecida, que más que un documento doctrinal se quiso que fuera un documento 100% pastoral donde él estuvo pendiente señalándonos que no pensáramos en nuestras teologías para opinar, sino que pensáramos en nuestro pueblo que tenemos detrás de nosotros para ofrecer caminos que ayudaran al continente, que ayudaran nuestras iglesias de América Latina y el Caribe, pero el Papa Francisco viene a ser, creo. una oxigenación de la iglesias.

PDA: Señor Obispo ¿le ha costado le costó trabajo adaptarse a la vida de Querétaro viniendo del Norte?

OBISPO: No, no porque el trabajo es el mismo, la tarea es la misma, la tarea es una tarea misionera que realizábamos en Hermosillo, que realizábamos en Matamoros, en toda la Diócesis de Matamoros, que comprende Reynosa, Villahermosa, Río Bravo, Camargo,  o sea lugares de verdadero conflicto, de inseguridad y violencia. La tarea misionera es una tarea que venimos realizando y que vamos a seguir. Estamos reemprendiendo incluso esta tare. En octubre iniciamos una serie de visitas pastorales muy puntualmente ubicadas en cada una de las parroquias y donde espero que en cientos de misioneros en el contexto de 2 o 3 días salgamos a misionar casa por casa y esta será en Pinal de amoles, creo que el queretano como decía al inicio tiene una virtud que es la hospitalidad y afortunadamente en el contexto eclesial ha habido una hospitalidad increíble y un deseo de colaboración, la tarea evangelizadora de Querétaro requiere muchos desafíos, especialmente el desafío del crecimiento, el crecimiento acelerado de Querétaro porque cada vez tenemos que afrontarlo también ubicando párrocos en diversos lugare.

PDA: Qué es lo que más le ha gustado de Querétaro señor Obispo?

Obispo: La gente, la gente. Sin duda que un servidor se orienta a aprender del pueblo, aprender de su historia, aprender de sus costumbres, hasta a comer, porque son guisos y comidas que en el norte no estamos acostumbrados o que no conocemos pero también las tradiciones me parecen que una de las cosas hermosas que a mí me encanta estar presente, por eso estoy siempre en La Cruz, por eso estoy con los peregrinos por eso estoy donde los pueblos me invitan, a vivir sus tradiciones, el domingo pasado estuve ahí en Boyé en las famosas tradiciones se celebran pero creo que el corazón del pueblo es lo que más me gusta de la queretanidad.

QUERÉTARO, PUEBLO DE FE

PDA. ¿Qué cree que debamos hacer en Querétaro para mejorar la convivencia y mejorar la conservación de estas tradiciones?

OBISPO: Acérquense a Dios. Querétaro ha sido un pueblo unido, era un pueblo de fe, era un pueblo… yo creo que la fe es lo que le ha unido, me parece que Querétaro, los queretanos todos los que tienen alguna ideología lógicamente que dejen entrar a Dios en algún lugar de su corazón, esto fortalecerá la comunión y la comunidad, uno de los desafíos como ciudadanos es ser constructores de comunidad y siendo constructores de comunidad seremos constructores de paz, la paz no se da por varita mágicas o polvos mágicos sino que la paz es fruto de lo que hay en el corazón del hombre y la mejor manera de ayudar a los que vienen de fuera es compartiéndoles lo que creemos, porque Querétaro es lo que es por su fe, se destaca por ello.

PDA: Ahora con las tormentas que hubo hay daños en templos, ¿le ha reportado algún daño mayor en alguna iglesia?

OBISPO: No, yo fui ayer muy tempranos antes de las 8 de la mañana estuve en la zona de Santa María Magdalena visitando a las familias, visitando las  calles, los albergues, el Ciprés, la Casa Cural donde hospedamos algunos damnificados también, los templos al menos esta semana tuve reunión con todos los sacerdotes y ninguno me reportó ningún daño importante de alguno de los templos. ¿Por qué? Porque nos hemos también orientado a prever, a la conservación de los templos coadyuvado con el INAH y con las instituciones responsables de esto A.

PDA: Señor Obispo viene ya el 2018 y eso es motivo de confrontaciones en la sociedad por partidos políticos por candidatos, ¿qué le recomienda a los queretanos, de cara al proceso electoral que está iniciando?

OBISPO:  Bueno, el proceso es a nivel nacional, de presidente y de otros protagonistas políticos de tinte nacional, pero mi mejor recomendación es ser coherentes con lo que creemos y con lo que somos, pero también tener una actitud profética de no caer en la indiferencia de tantas injusticias, como los sobrados gastos de campaña, los excesos de campaña que se gastan en estas contiendas, y que lastiman a la sociedad especialmente en el contexto de estos desastres, yo pediría eso que no seamos indiferentes como ciudadanos en que de alguna u otra manera hay instancias para levantar la voz y decir queremos que México camine por este rumbo, por el camino de la equidad, de la justicia y poner un alto a la corrupción, yo creo que esa es una de las denuncias que tendría que tener más fuerza porque es lo que nos tiene como nos tiene a México.

PDA: Podría esperarse alguna carta pastoral en los próximos meses a propósito del proceso, como ha habido en otras épocas en Querétaro ¿o no lo ha considerado?

OBISPO: Siempre mandamos alguna orientación pastoral sobre todo primero nos ponemos de acuerdo en la Conferencia del Episcopado Mexicano y posteriormente cada obispo atendiendo a la realidad de su Diócesis hacemos nuestra oraciones, si la tenemos que hacer en el 2018.

PDA: Y la iglesia dialoga con todos los partidos y con todos los políticos.

OBISPO: Ordinariamente sí. Incluso nos visitan en el seno de la Conferencia cuando nos reunimos tanto en abril como en noviembre los candidatos para hablarnos de sus propuestas , sin embargo han proliferado tanto los candidatos que creo que va a ser imposible hablar con todos y además…

PDA: Y ahora hay independientes

MÉXICO TIENE ESPERANZA

OBISPO: Ahora independientes, pero si lo que tenemos que tener es un canal sobre todo para el trato con los partidos de izquierda principalmente.

PDA: Este país tiene futuro? tiene esperanza?

OBISPO: El corazón del hombre nunca pierde la esperanza, hay quienes se encargan de destruirla, o de querer destruirla, pero el corazón humano siempre tendrá esperanza y la esperanza se tiene que convertir en lucha, se tiene que convertir en voz, se tiene que convertir en deseos de  cambio. La corrupción por ejemplo no se puede cambiar. Si yo no me decido a no incurrir en el mínimo acto de corrupción, la única manera, y sigo insistiendo, la solución está en las familias. Ahí es donde se crea la esperanza y donde los papás tiene una gran tarea pero México tiene esperanza y uno de los gestos heróicos e los mexicanos podríamos decir es toda esa ayuda que de alguna manera hemos enviado y seguiremos enviando, la ayuda de extender las manos de manera literal especialmente de los jóvenes en estos sismos y en estos huracanes, el hecho de que esta sociedad es una sociedad dinámica que no quiere cerrarse a la necesidad el otro eso también genera esperanza

PDA: Ya con estos años en Querétaro señor Obispo, de alguna manera ya se ha queretanizado, ¿ya se siente de aquí?

OBISPO: Sí, porque visualizo con el favor de Dios muchos años en Querétaro y he sido dócil a queretanizarme, he tratado de ser dócil a entrar a los caminos que surcan los queretanos, en conocer el último rincón de Querétaro, en estar muy cerca de la gente y esa es una de mis máximas ilusión es estar muy cerca del pueblo, en esta visita pastoral que realizaremos de tres días a Pinal de Amoles. Espero no dejar ninguna de las comunidades que son muchísimas que componen el municipio de Pinal de  Amoles sin visitar y así nos iremos yendo, población, parroquia por parroquia. Son 116, de tal manera que esté siempre cerca del pueblo para darles una palabra de esperanza porque somos generadores, constructores  de esperanza y esto lo comprobé el día de ayer cuando visite algunas familias y visite los albergues. Yo no llevaba nada en las manos pero sí en el corazón para darles una exhortación de animo a las personas que sufrían y escuchar también sus lamentos sus quejas y también sus sufrimientos, y eso es también lo que genera esperanza y esa es la manera también en que tenemos que encarnarnos en el seno de la queretanidad.

PDA: ¿Cuál es un día normal del señor Obispo? ¿Cuál es su rutina?

OBISPO: Siempre es de dos cosas, como lo recomendó el Papa Francisco, trascender en la oración y trascender en la cercanía con el pueblo, trascender en la oración es dedicar momentos fuertes a estar delante de Dios para fortalecer el espíritu en la meditación de la palabra de Dios, pero la segunda es trascender en la cercanía en el pueblo, tratando de hacerla misión evangelizadora que me corresponde con total responsabilidad, con sensibilidad y muy cercano a nuestro pueblo, nuestro pueblo Queretano es un pueblo festivo tiene cerca de mil fiestas patronales al año, e intentamos estar cerca. Ahora vamos a Huimilpan después a Carrillo donde celebran a su santo patrón, pero detrás de eso están multitudes, están deseos de estrechar la mano, están deseos de que se les comparta una palabra de Dios, de escuchar y sobre todo de sentir la cercanía del calor del evangelio a través del pastor

PDA: ¿Cómo se define usted don Faustino y cómo quiere ser recordado?

OBISPO: No me toca a mí decir cómo tendré que ser recordado, pero yo me defino como alguien que tiene una identidad, la identidad de pastor que quiere cada vez oler más a oveja.

Muy chavo: Faustino fue uno de los dos diáconos de todo el mundo elegidos para ver al Papa Juan Pablo II en El Vaticano. FOTO: ARCHIVO

 

 

Comentarios

Comentarios