Oran para terminar con los abortos aquí

Víctor Polenciano

Con una misa en la Catedral Queretana concluyeron ayer en Querétaro los 40 Días por la Vida México, periodo que inició el 1 de marzo a nivel nacional con el objetivo de abordar el tema del aborto, que divide opiniones en la sociedad y que en esta jornada calificó la Iglesia como impensable.

En rueda de prensa, representantes de la iglesia católica en Querétaro, Martín Lara Becerril, vocero de la Diócesis y Gustavo Licón Suárez, presidente de la Comisión Diocesana para la Pastoral de la Comunicación, señalaron que esta movimiento tuvo como objetivo terminar con el aborto, que está despenalizado en la Ciudad de México hasta las 12 semanas de embarazo y que en algunas partes del país es legal en caso de violación o porque se ponga en riesgo la vida de la madre.

“Es un movimiento que busca terminar con el aborto, pero no de una manera legal, sino haciéndolo impensable. Y la única manera que nosotros encontramos es a través de la misericordia de Dios”.

Para llevar a cabo este movimiento, fieles se colocaron frente a las instalaciones de la organización “Marie Stopes”, en la Ciudad de México, que promueve el lema “Hijos por elección y no por azar”, y que ofertan sus servicios de interrupción legal del embarazo a través de su página por Internet, con costos desde mil 900 hasta 6 mil 900 pesos.

“¿Por qué Marie Stopes? Porque es una cadena internacional que llega a México para matar a los bebés mexicanos, con el permiso de las madres, pero a través de una propaganda extensiva en escuelas, en preparatorias, en universidades. Llevan incluso a niñas de otras ciudades donde el aborto no está despenalizado”.

En Querétaro, la vigilia se realizó en el atrio del Santuario por la Vida, y se llevaron a cabo la entrega, en todas las parroquias pertenecientes a la Diócesis, un kit que contenía una lona, una caja para un ramillete y la adopción espiritual, al tiempo que invitaban a las personas que no pudieran asistir al Santuario, a realizar la vigilia desde sus lugares de origen.

Finalmente, fue con una serie de Misas Solemnes, bendición de vientres maternos y recolección de cajas de adopción como finalizó está jornada impulsada por la iglesia en pro de la vida.

Comentarios

Comentarios