¡Nuevos días, Querétaro!

FOTO: ZICKY / EL PRIMER CARTÓN
FOTO: ZICKY / EL PRIMER CARTÓN

Hace ocho años nació PLAZA DE ARMAS, El Periódico de Querétaro, como la nueva opción informativa para nuestro estado, a partir del sueño de un grupo de periodistas, familiares y amigos por hacer este medio de comunicación libre, crítico, oportuno y veraz al servicio de los lectores.

Tal compromiso hemos mantenido a través de 2880 publicaciones con aciertos y grandes exclusivas, como la información de la recaptura de El Chapo Guzmán, replicada en los principales impresos y electrónicos del mundo, entre ellos The New York Times, The Washington Post y The Wall Street Journal, O Globo de Brasil, Times, CNN y en México Televisa, TV Azteca y otros, con crédito a nuestro sitio web, ¡un hito para el periodismo local!

Igualmente destacables las coberturas especiales en El Vaticano, como el cónclave para la elección del Papa Francisco y la canonización de Juan Pablo II, la serie de láminas con los más de 100 personajes de Querétaro, el seguimiento del secuestro de Diego Fernández de Cevallos, primicia de El Portal de Querétaro y la revelación sobre el jugoso contrato de un helicóptero por parte de la actual administración capitalina.

Conscientes de que la verdad no es rosa ni el periodismo neutro, asumimos que en el reparto del trabajo –diría el inolvidable maestro Julio Scherer García- nos tocaría ejercer la crítica y la denuncia, al costo que fuera, a pesar de la persecución y el boicot del actual gobierno estatal que cerró fuentes de distribución comercial y ordenó retirarnos de la información oficial y las pautas publicitarias de los tres poderes, supuestamente independientes, y de los ayuntamientos, en clara negación de la libertad de expresión, consagrada por la Constitución Querétaro.

A pesar de ello y con grandes limitaciones, frente al acoso del poder público que quiere callarnos y cerrar este periódico, nos mantenemos y mantendremos sin claudicaciones, gracias al apoyo de nuestros lectores, fuentes, anunciantes, voceadores y agencias de presentación, con el invaluable esfuerzo del personal de las direcciones editorial y comercial, información, redacción, diseño, sitio web, imprenta y reparto, así como una plantilla de colaboradores de lujo y, de manera muy especial la familia que nos alienta y apoya para seguir al pie del cañón.

Por eso, hoy, como hace ocho años, decimos: ¡Nuevos días, Querétaro!

POR: SERGIO ARTURO VENEGAS ALARCÓN

Comentarios

Comentarios