MUERE NAVARRO-VALLS

FOTO: TWITTER
FOTO: TWITTER

Este miércoles falleció Joaquín Navarro-Valls, nacido en Cartagena, Murcia, España, 16 de noviembre de 1936) era un médico y periodista español, conocido por haber sido portavoz de la Santa Sede durante 22 años (de 1984 a 2006), en el pontificado de Juan Pablo II. Fue el primer laico y el primer no italiano que ocupó ese puesto. También trabajó durante 15 meses con Benedicto XVI. Actualmente era presidente del Consejo asesor de la Universidad Campus Bio-Médico de Roma y Presidente de la Fundación Telekom Italia. El portavoz de la Santa Sede Greg Burke ha anticipado en Twitter la noticia.

El periódico español El País, publicó en su sitio web que “un día recibí una llamada y me dijeron que tenía que ir a almorzar con el Papa”, recordaba en una entrevista con Rome Reports hace algún tiempo. Corría 1984 y el Vaticano necesitaba un relato comunicativo acorde con la expansiva personalidad del nuevo Pontífice. A Navarro-Valls le tocó vivir una etapa de apertura y renovación de los métodos. Había que contar más y viajar mucho. De hecho, acompañó al Juan Pablo II en todos sus periplos internacionales.

Navarro-Valls aportó un grado de profesionalización superior a un cargo que, hasta entonces, no había ocupado ningún laico. “Era un tipo brillante. Polifacético, muy periodista. Lograba mantener mucha serenidad de espíritu en todas las circunstancias. Tenía una capacidad de análisis increíble de todas las situaciones. Se hizo enseguida cargo de lo que tenía alrededor”, señalan fuentes de su entorno.

Durante esos 22 años tuvo que lidiar con encargos importantes ante políticos tan singulares como Mijail Gorbachov o Fidel Castro. La relación con Juan Pablo II era tan estrecha, recordaba hoy la agencia Efe, que pasó con él y otras personas algunos periodos veraniegos de reposo en la montaña. “Soy consciente de que tendré que rendir cuentas a Dios -decía en 1993, todavía en vida del pontífice polaco- por la inmensa suerte de haber podido trabajar cerca de un hombre, en cuyo entorno se palpa la existencia de la gracia”.

POR: REDACCIÓN

Comentarios

Comentarios