Militares cambiaron armas por guitarras

De lujo: Juntos los integrantes de la Orquesta Sinfónica, Coro y Mariachi de la Secretaría de la Defensa Nacional, en su magnífica actuación del sábado en el Teatro Metropolitano de Querétaro. FOTO: SERGIO ARTURO VENEGAS ALARCÓN
De lujo: Juntos los integrantes de la Orquesta Sinfónica, Coro y Mariachi de la Secretaría de la Defensa Nacional, en su magnífica actuación del sábado en el Teatro Metropolitano de Querétaro. FOTO: SERGIO ARTURO VENEGAS ALARCÓN

De Joaquín Beristáin a Juan Gabriel y Martín Urieta, del Huapango de Moncayo a El Queretano, los 113 músicos de la militares de la Orquesta Sinfónica, Coro y Mariachi de la Secretaría de la Defensa Nacional hicieron el gozo de más de mil 300 invitados al gran concierto de nuestro Teatro Metropolitano, al cambiar las metralletas por las guitarras, violines y trompetas.

Bajo la dirección del mayor Rubén Darío Estrada Corona las tres agrupaciones musicales presentaron lo mejor de la música mexicana durante dos horas y media, en el marco de la gran exposición “Fuerzas Armadas… Pasión por servir a México”, que se tiene aquí por segundo año consecutivo.

Previamente se hizo la presentación del anfitrión, el comandante de la XVII Zona Militar, General de Brigada DEM César Gómez y del secretario de Seguridad, Juan Marcos Granados Torres en representación del gobernador Francisco Domínguez. La  Orquesta Sinfónica, Coro y Mariachi, formada por 39 mujeres y 74 hombres, que se han presentado lo mismo en Rusia que en Colombia y muchos países más, fue aclamada ahora por el público de Querétaro. Las maravillosas voces de Lucero Gerardín Hernández, Vicente Chávez, Noemí Lozano, Alejandra Díaz y todos los integrantes del excelente mariachi complacieron al exigente público queretano que se les entregó sin reservas.

Niños, jóvenes y adultos, por igual, disfrutaron de una velada inolvidable que abrevó, de acuerdo con las explicaciones del mayor Rubén Darío Corona en las tres influencias que marcan la música mexicana: prehispánica, española y afroantillana. Así, la noche de este sábado 19 de mayo quedará registrada con uno de los mejores conciertos que se hayan tenido en ese magnífico escenario, en donde comprobamos que los militares manejan con igual maestría la metralleta que la guitarra o el violín, y que las órdenes de mando pueden convertirse, de pronto, en canciones de amor.

Y es que los asistentes disfrutaron canciones de su memoria canora: Besame mucho, Zandunga, La Bamba, Canción Mixteca, Volver volver, Granada, Mi ciudad, Son de la Negra, Yo soy mexicano, El rogón, Se me olvidó otra vez, Acá entre nos y, claro, la canción dedicada a Querétaro con su cielo –y vaya que sí- ¡llenito de sol!

POR: SERGIO ARTURO VENEGAS ALARCÓN

Comentarios

Comentarios