MARTHA ANYA / ENTRE ROSARIO Y ELBA ESTHER

ALHAJERO

Curioso cómo se entreverán las biografías: hace apenas unos días (el 8 de agosto), Elba Esther Gordillo celebraba un año de haber sido absuelta de los delitos de lavado de dinero y delincuencia organizada y disfrutaba el fin de semana con un barquillo en mano y un smoothie de fresa.

La espléndida fotografía de Víctor Gahbler en la primera plana de El Heraldo de antier, de una mujer despreocupada gozando su libertad, contrastaría enormemente con la sobria y admonitoria imagen del traslado de Rosario Robles al penal de Santa Martha Acatitla.

Ambas —la ex lideresa del Sindicato de Maestros hace seis años y medio (26 de febrero del 2013); y la ex secretaria de Desarrollo Social y de Sedatu ayer— habrían de pasar su primera noche tras las mismas rejas.

Pero no es lo único que las vincula. Elba Esther y Rosario compartieron un operador cercanísimo de lujo: Emilio Zebadúa, ex consejero del Instituto Federal Electoral.

De hecho, la Maestra fue madrina del chiapaneco. En 2006 lo hizo candidato de Nueva Alianza a la gubernatura por Chiapas y presidente de la Fundación SNTE.

En 2012, ya con Enrique Peña Nieto en el poder, Zebadúa cambió de protectora: la ex jefa de Gobierno del Distrito Federal, Rosario Robles lo designó oficial mayor de Sedesol.

De ahí, juntos, Rosario y Emilio, emigrarían a Desarrollo Urbano, a donde se llevarían también —sin pudicia alguna— el esquema de la Estafa Maestra.

Robles ha sido vinculada a proceso (por ahora) por ejercicio indebido del servicio público. Zebadúano tarda en seguir sus pasos. Su nombre brinca en las investigaciones de la Auditoría Superior de la Federación (ASF).

Y aquí entramos a otro tema delicado: el de la ASF. Porque como lo ha denunciado el exauditorJuan Manuel Portal en distintos momentos (bajo cuyo mando se realizó la investigación de la Estafa Maestra), su sucesor David Colmenares desmanteló la Auditoría a su llegada y despidió a los principales investigadores del caso.

Tanto Portal como Muna Dora Buchahin, responsable en su momento de las investigaciones sobre la Estafa Maestra, hacen ver que faltan cosas por investigar: seguir la ruta del dinero y ver dónde acabó.

¿Lo va a hacer Colmenares? Más bien se hizo… El camino seguirá seguramente por la Fiscalía General de la República y la Unidad de Inteligencia Financiera.

Mientras tanto, Rosario le avienta su cochinero a José Antonio Meade, su sucesor en Sedesol y de paso sostiene que ella le avisó a Peña Nieto de las irregularidades que halló la ASF.

Ambas cosas son ciertas (incluso, Juan Manuel Portal le informó al Presidente de la serie de irregularidades que le hallaron a Robles). Tocará a cada uno —incluida la propia Rosario— responder por ellas.

***

GEMAS: Obsequio del titular de Hacienda, Arturo Herrera, luego de que salieron de Palacio Nacional José Antonio Meade y su tocayo González Anaya: “Seguramente, han de haber venido a hablar entre ellos”.

Comentarios

Comentarios