Martha Anaya

Martha Anaya

ALHAJERO

El fracaso del Cuarto Polo

Ya todo esto –más allá de la euforia cupular perredista por la construcción del Frente Amplio Opositor- qué fue del famoso Cuarto Polo.

¿Qué pasó con ese proyecto –cuya base de estructura partidista contemplaba la integración del PRD, Movimiento Ciudadano y Partido del Trabajo- por el que tanto trabajó Miguel Ángel Mancerapara que éste fuera el vehículo en el que montara su candidatura hacia el 2018 con el apoyo de los independientes?

¿Se derrumbó en el momento en que el Partido del Trabajo anunció su alianza con Morena? ¿Cayó mucho antes? ¿Sigue vivo?

A decir de Jesús Ortega, “fracasó”.

Y eso ya se venía venir, por más que el jefe de Gobierno de la Ciudad de México intentara mantenerlo vivo y lo defendiera. Porque todavía hace un mes, en Tepic, Mancera pedía no menospreciar el Cuarto Polo:

“El Cuarto Polo no quiere decir que termines en cuarto lugar… Ya se ha demostrado en otros ejercicios a nivel mundial”, insistía.

Pero eso era lo que realmente pensaban los jerarcas del PRD: Que el dichoso Cuarto Polo les significaba un lejano cuarto lugar en las elecciones (debajo del PRI, del PAN y de Morena). Que apenas les daba “para sobrevivir”.

La idea se fue diluyendo y haciendo inviable porque en sectores de Movimiento Ciudadano tampoco le veían potencia al proyecto. Así que desde Nueva Izquierda retomaron otras opciones –la posibilidad de otro tipo de alianzas y otros candidatos- y se pusieron a chambear en ellas.

Lo incómodo en esa parte de la historia era cómo tirar abiertamente el proyecto del Cuarto Polo y, a la vez, no dar por cancelada totalmente la posible candidatura de Mancera.

El regalo les cayó del cielo. En plena elección del Estado de México, el PT anunció su alianza con Morena, dejando ver claramente que mantendría ésta para la elección presidencial.

Con esto –aunque el PT es prácticamente inexistente como fuerza política-, los principales dirigentes del PRD encontraron el pretexto perfecto para administrar públicamente los santos óleos al Cuarto Polo  y presentar en sociedad su nuevo proyecto rumbo al 2018: Impulsar un Frente Amplio Opositor (FAO).

-0-

MOVIMIENTO CIUDADANO, POR ENCIMA DE PARTIDOS.- La algarabía de los dirigentes perredistas no tardó en ensombrecerse, pues más tardaron en enviar sus cartas de invitación para crear el FAO hacia el 2018, que en percibir un posible rechazo de Movimiento Ciudadano.

Y es que la Comisión Operativa Nacional de MC indicó ayer que ellos no están por la construcción de alianzas partidistas, sino en trabajar por encima de los partidos

Pero las definiciones políticas sobre su participación en el proceso electoral del 2018, precisan, las tomará el Consejo Ciudadano Nacional a realizarse el 3 y 4 de agosto próximo.

-0-

GEMAS: Obsequio de Porfirio Muñoz Ledo sobre el Frente Amplio Opositor: “Es simplemente un movimiento a favor, no del cambio en el país, sino de una distribución de huesos”.

Comentarios

Comentarios