Martha Anaya

Martha Anaya
Martha Anaya

ALHAJERO

El PAN en zona de caos

La dirigencia panista se encuentra donde más temía: En la “zona de caos” hacia el 2018.

El propio equipo de Ricardo Anaya la denominó así cuando dibujaron los posibles escenarios a sucederse en las elecciones del 4 de junio pasado, última parada frente a la elección presidencial.

A esa “zona de caos” que preveían podía llegarse de varias maneras. Dos en particular:

1.- Perder las tres gubernaturas en disputa (Nayarit, Coahuila y Estado de México).

2.- Perder dos gubernaturas: Coahuila y Estado de México. Y en esta última entidad, caer hasta el tercer lugar

Bueno, pues hoy, en los hechos –aunque aún no ha concluido el proceso de la calificación y falta agua por correr en tribunales- el PAN se encuentra en el segundo caso: perdiendo Coahuila y, peor aún de lo esperado, refundido en el cuarto lugar en el Edomex.

¿Qué implicaba este escenario de “caos” para la dirigencia actual del blanquiazul?

-De entrada, que Anaya perdería su “pase automático” a la candidatura presidencial.

-Que Acción Nacional se encontraría frente a una “división irreconciliable” que probablemente derivara en una fractura total.

-Que los más firmes aspirantes a la candidatura presidencial del PAN –el propio Anaya, Rafael Moreno Valle y Margarita Zavala– probablemente tuvieran que “irse todos a sus casas” y abrir paso a un cuarto o un quinto (candidato) en discordia.

¿A quiénes se mencionaba entonces –un par de semanas antes de las elecciones- como posibles suspirantes a encartarse?

Tres senadores: Juan Carlos Romero Hicks, Ernesto Ruffo Appel y Roberto Gil Zuarth.

-0-

EL EDOMEX A CAMBIO DE COAHUILA.– Algo que permitiría a Ricardo Anaya sobrevivir en la carrera por la candidatura de su partido a la Presidencia de la República, sería que lograse arrancarle al PRI la gubernatura de Coahuila para su abanderado, Guillermo Anaya.

De hecho, desde principios de la semana pasada –unas horas antes de la marcha opositora-, el PAN le envió un mensaje al dirigente del PRI, Enrique Ochoa, ofreciéndole apoyarlo en el Edomex y levantarle la mano a Alfredo del Mazo, a cambio de que Coahuila se le entregase al PAN.

El priista rechazó la propuesta.

En el PAN analizaron la situación. Desde su perspectiva, hubo “un cochinero” tanto en Coahuila como en el Edomex. Pero lo que más les importa en estos momentos –y es donde pueden luchar- es quedarse con Coahuila o, al menos, anular la elección en esa entidad.

El Estado de México decidieron utilizarlo para ese propósito. Presionar desde ahí –exigiendo también la anulación de la elección- para obtener Coahuila.

-0-

GEMAS: Obsequio de Andrés Manuel López Obrador: “Por congruencia, no podemos marchar juntos con esos partidos (corruptos y que simulan de ser izquierda); me refiero, para ser claros, al PRI, PAN, PRD, Verde, Movimiento Ciudadano, Encuentro Social y Nueva Alianza”.

Comentarios

Comentarios