Martha Anaya

Martha Anaya

ALHAJERO

Tras los despojos del PRI 

Si alguien está molesto con los cambios que a últimas fechas y de último momento se están dando en el PRI es Manlio Fabio Beltrones.

–¡Yo no ando detrás de esos movimientos –afirma–. Que le busquen, sin cobardía, en el lugar correcto!

El enojo del sonorense –quien por cierto se encuentra desde hace días fuera de México– proviene de las versiones que se han soltado desde las oficinas nacionales del tricolor, en el sentido de hacer creer que es Manlio Fabio Beltrones quien está detrás de los cambios y las urgencias que se viven en estas horas y días en el Revolucionario Institucional.

¿Quién está entonces detrás de tal agitación que ya provocó la renuncia de Rubén Moreira a la secretaría general del partido y de la convocatoria al Consejo Político Nacional para elegir una nueva dirigencia? ¿Qué se busca?

Lo conversamos con distintos priistas.

El comentario general es que las decisiones provienen directamente del presidente Enrique Peña Nieto bajo consejo de sus habituales del sexenio: sus compañeros de golf, encabezados por Emilio Gamboa. Y con quienes está cerrando Peña Nieto los acuerdos es con los gobernadores priistas.

Desde su perspectiva, el objetivo de Los Pinos es elegir a Claudia Ruiz Massieu como presidenta del PRI para mantener el control del instituto (en lo que concluye el periodo de Beltrones) y evitar que grupos como los de Ulises Ruiz y José Murat se quieran adelantar.

“Ganan tiempo (los cercanos a Peña) para organizarse rumbo a la elección del próximo año”, apuntan. El portazo del Presidente en el PRI no es gratuito. Lo cierto es que militantes priistas de prestigio, con curules y escaños próximos a ocupar, promovían desde hace días la idea de adelantar la fecha de la elección de la dirigencia nacional.

Sólo que su propuesta difería en algo importantísimo: la fecha a realizarse.

Estos priistas buscaban que la elección del nuevo Presidente del PRI se realizara una semana o dos después del 1 de diciembre.

Esto es, ya que Peña Nieto hubiera entregado la banda presidencial.

Su idea era retomar las riendas del PRI y, sobre todo, quitárselas al grupo que ha controlado al partido –y al Presidente– estos últimos años.

Pero evidentemente se les adelantaron. No sólo eludieron llegar a la fecha del término de la Presidencia de la República, sino a la culminación de los cargos en el Congreso (digamos que a Miguel Ángel Osorio Chong, al menos, no le tuvieron mucha confianza).

Así que la lectura desde algunos grupos de militantes del priismo es esta: retienen el poder –y las decisiones– en el PRI: Peña Nieto, Gamboa y Carlos Salinas (vía Claudia Ruiz Massieu).

Dichos factótums evitarán por todos los medios que se profundice en las razones de la derrota del PRI en estas elecciones. Y, sobre todo, que se apunte con nombre y apellido hacia los responsables de la debacle.

GEMAS: Advertencia de Luis Miranda a sus compañeros legisladores del PRI: “Todos los que estamos aquí se la debemos a Peña ¿eh?, por él estamos aquí.”

Comentarios

Comentarios