Martha Anaya

0
6
Martha Anaya

ALHAJERO

Hace agua El Frente

Entre los militantes de Acción Nacional el ánimo es muy distinto al que quieren hacer ver desde la cúpula del partido, desde el Centro de Comando de la coalición Por México al Frente e incluso por el propio Ricardo Anaya.

Ni siquiera la “inyección” de ánimo que les significó la presencia del queretano en la Ibero fue suficiente para darle alas a la campaña blanquiazul, del sol azteca y del partido naranja.

Y es que esa coalición está haciendo agua.

En tierra, durante las giras, son evidentes los eventos desangelados, con auditorios selectos y controlados, no mayores a uno o dos centenares de asistentes. Con gran producción detrás, eso sí, pero claramente artificiales.

Los pocos eventos masivos a los que ha acudido Anaya han sido organizados por el PRD (como el de Chalco) o por Movimiento Ciudadano (el Forum o la placita en Zacatecas).

Pero aún en ellos –sobre todo fuera de la Ciudad de México-, es curioso encontrarse con que los organizadores del evento del panista son los mismos que estuvieron con Andrés Manuel en algún acto anterior (mucho más numeroso). Pero además, al ver a Anaya dejan ver abiertamente su repudio. No lo toleran.

Entre los perredistas es sabido –y lo platican tranquilamente- que muchísimos de entre ellos están operando para López Obrador y que muy probablemente, si el tabasqueño gana la elección presidencial, se sumarán oficialmente a las filas de Morena.

Lo que ocurre con la militancia panista es aún peor. Ya no son sólo los calderonistas los que están furiosos con Anaya, ahora también quienes dieron el beneficio de la duda a su ex Presidente Nacional, están que no se la acaban porque huelen la derrota.

El hecho de que Anaya no haya logrado convertirse claramente en la opción para ganarle a AMLO y sobre todo que los empresarios no hayan logrado derrumbar al Peje, sino que hubieran terminado acercándose a él, fue la puntilla para sus aspiraciones.

Vaya, ya ni siquiera se emocionan con la posibilidad de que Anaya gane el tercer debate. Saben que no será suficiente para ganar la elección. Así que ya afilan los cuchillos.

Solamente los Chuchos Jesús Ortega y Jesús Zambrano creen todavía que pueden ganar. Hacen sus cuentas. Según sus cifras, están a siete puntos de Andrés Manuel. Después del debate, dicen, estarán sólo a tres o cuatro. Y como López Obrador la riega en los últimos diez de la campaña (así le pasó en 2006), entonces Anaya lo rebasará día de la elección y ganará por décimas de punto. ¡Igualito que Felipe Calderón!, dicen.

Más parecen sueños guajiros que análisis dignos del Centro de Comando. Pero bueno, así los presentan.

De lo que no cabe duda es que si Ricardo Anaya pierde la elección presidencial será uno de los primeros sacrificados en esta elección. Y se la van a cobrar con rabia los propios panistas.

-0-

GEMAS: Obsequio de Benito Nacif, presidente de la Comisión de Debates del INE: “Se ha firmado hoy que el tema del contacto físico durante el debate (presidencial), queda resuelto con un compromiso (de los representantes de los aspirantes) de permanecer sentados.”

Comentarios

Comentarios