Martha Anaya

Martha Anaya

ALHAJERO

Rumbo al segundo debate

Tanto Andrés Manuel López Obrador como Claudia Sheinbaum llegan al segundo debate encabezando las encuestas. Pero sus circunstancias son muy distintas.

Mientras el líder de Morena arrasa por su carisma, la candidata al Gobierno de la CDMX a duras penas logra entrar en el ánimo de la ciudadanía.

Sheinbaum padece el mismo problema que el candidato presidencial del PRI, José Antonio Meade: a ambos les cuesta trabajo mostrarse y emocionar. Resultan poco empáticos y creen que por su inteligencia y su preparación merecen ganar.

La ventaja que lleva Claudia –y es lo que le permite ir por encima de la perredista  Alejandra Barrales y del priista Mikel Arriola- es que ella no carga con el desgaste sufrido por Miguel Ángel Mancera en la jefatura de Gobierno, ni con la loza del PRI y de la baja popularidad del Presidente Enrique Peña Nieto.

Ella sí tiene quién la remolque: el Peje.

Es por ello que Sheinbaum aún puede respirar con cierta holgura.

Pero sus adversarios irán tras ella nuevamente mañana por la noche. Particularmente Alejandra Barrales (PRD-PAN-MC) y Mikel Arriola (PRI) llevarán parque para detonarlo en el debate.

Los temas se prestan para la discusión y para sorprender a los adversarios en cualquier momento (o para lucirse, como lo hizo la candidata del Partido Verde, Mariana Boy, en el primer debate. Ella fue la que sorprendió en ese debut).

Según una encuesta lanzada por el Instituto Electoral de la Ciudad de México para definir las preguntas de los dos subtemas que serán discutidos durante el encuentro de los siete candidatos, el que más ha interesado es el de Empleo y Falta de Oportunidad.

Y lo más votado hasta ahora ha sido el de personas Afectadas por el Sismo del 19 de septiembre de 2017, con 41 por ciento de los votos; mientras que Educación lleva 36%; Servicios de Salud 18% y Deporte y Rehabilitación de Espacios, 5 por ciento.

Tocará a Irma Pérez Lince y a Ricardo Raphael, moderadores de este segundo debate que tendrá lugar el miércoles por la noche en las instalaciones de Canal 11, construir las “preguntas detonadoras” a partir de más de 400 mil comentarios.

-0-

Meade y AMLO siguen tercos

Del lado de Pepe Meade quienes más están padeciendo son sus publicistas. Por más que le piden al candidato que se deslinde de Peña Nieto para poder remontar en las encuestas, el ex secretario de Hacienda se niega rotundamente.

Incluso en los ensayos que está realizando para el segundo debate, Meade rechaza cuantas variantes de respuesta le ofrecen sobre el tema.

Por lo que toca a López Obrador, los que sufren son algunos de sus más cercanos. Primero, porque insiste en no prepararse para el debate; y segundo, porque insiste en no tomarse al menos un día descanso antes del debate.

A Marcelo Ebrard –responsable del área en donde se llevará a cabo el segundo debate: Tijuana, Baja California- toca hacer malabares para lograr que el tabasqueño esté lo más descansado y preparado posible.

-0-

Gemas

Obsequio de la Comisión Nacional de Derechos Humanos: “Nada afecta más los procesos democráticos que la violencia, polarización e intolerancia.”

Comentarios

Comentarios