Martha Anaya

Martha Anaya

ALHAJERO

Más que indignados con el Tribunal

Furiosos, frustrados, abatidos… Así estaban desde antenoche los Consejeros del Instituto Nacional Electoral por la resolución del Tribunal Electoral de reincorporar al “Bronco” a la boleta presidencial y pegarles de paso, y de nueva cuenta, una buena vapuleada a los Consejeros del INE.

A Benito Nacif, presidente de la Comisión de Prerrogativas –Comisión que a decir de los magistrados violó la presunción de inocencia de Jaime Rodríguez Calderón-, tuvieron que apergollarlo ayer prácticamente para evitar que saliera de declarar contra el fallo y del Tribunal Electoral.

Lorenzo Córdova operaba aquí y allá desde temprana hora para evitar que desde el INE alguno de los consejeros se confrontara con los magistrados. Hablaba con ellos, tiraba línea, ordenaba a las áreas técnicas tarjetear a los miembros del Consejo para que no se salieran del huacal y atizaran aún más el fuego desatado ya en las redes sociales.

(Desde las seis de la mañana, el jurista Diego Valadés manifestó su indignación en su cuenta de tweeter: “El Tribunal Electoral otorgó un salvoconducto para violar el voto”, “86 millones de ciudadanos podremos votar el 1 de julio; pero luego dependeremos de lo que siete personas decidan”, “Es una irresponsabilidad poner en riesgo la credibilidad de las elecciones casi tres meses antes de que se celebren. El Tribunal Electoral está mermando la capacidad operativa del INE, y lo hace contra el derecho y el sentido común”, escribió a lo largo del día).

Margarita Favela no daba crédito al fallo del Tribunal y a los decires de los cuatro magistrados que hicieron posible tal aberración: Felipe Alfredo Fuentes, Indalfer Infante González, Mónica Soto y José Luis Vargas. Un dolorazo de cabeza la aquejó.

Ciro Murayama sería quien saldría a dar la cara por la institución electoral: “Reivindico el trabajo del INE”, dijo. “Mi convicción profesional y como Consejero, es que las áreas hicieron un trabajo pulcro”, alegó.

De la resolución del Tribunal hubo de admitir: “No podemos ni debemos hacer otra cosa más que obedecer”. A los magistrados que votaron a favor de tan vergonzoso fallo, apenas apuntó: “Creo que hubo algunos excesos retóricos”.

Héctor Aguilar Camín, en el noticiero de Denise Maerker, manifestaba como nunca su indignación: “¡Fue un voto de consigna (del PRI-Gobierno)! Esos cuatro señores están capturados por el PRI”, “¡Es un abuso de poder!”, “Quieren instituciones a su servicio”.

No paró ahí: “Han destruido la poca credibilidad que les quedaba de la última instancia de quienes calificarán la elección presidencial”, “¡Es una tragedia!”, sostenía el escritor y pedía reconocer a los tres magistrados que votaron en contra de la aberración consumada la madrugada pasada: La Presidenta Janine Otálora, Felipe de la Mata y Reyes Rodríguez.

Remataría así: “(El Bronco) es un cínico, es un tramposo. Salvo Marichuy, todos hicieron trampa, también Margarita Zavala”.

Ahí quedaron sus palabras. Pero ese último señalamiento reverberaba entre algunos juristas. Lo decían así: El INE abrió la puerta al cochinero del Tribunal al dejar pasar impunemente las trampas de Margarita…

-0-

GEMAS: Obsequio del Bronco: “Dios es grande, gracias”

Comentarios

Comentarios